All posts by chupete

El oscuro sueño de Bill Gates de tapar el sol, a punto de hacerse realidad

Bill Gates, el demente vendedor de aceite de serpiente, ha defendido durante mucho tiempo un extraño plan para luchar contra el calentamiento global mediante el uso de geoingeniería experimental para bloquear parcialmente la llegada de los rayos solares a la Tierra.

Pues bien, parece que está a punto de cumplir su deseo.

Los científicos planean comenzar a bombear sustancias químicas al cielo durante las próximas semanas y meses desde varios países del mundo, incluidos Estados Unidos, Australia e Israel.

La idea, promovida por Gates y el multimillonario de izquierdas George Soros, consiste en  bombear a la atmósfera nubes blancas artificiales que contienen polvo de tiza y otras sustancias químicas para reflejar la luz solar lejos de la superficie de la Tierra.

Bloquear la luz del sol supuestamente reduciría la temperatura del planeta lo suficiente como para revertir el calentamiento global.

No importa que los árboles frutales y los vegetales requieran luz solar para crecer y producir alimentos para las masas. Sin mencionar que la luz solar es la principal fuente de la vitamina D, un nutriente esencial para la inmunidad humana. Gates, un conocido eugenista que va por ahí dando charlas sobre cómo tenemos que reducir la población mundial, probablemente ve estas oscuras posibilidades como excitantes efectos secundarios del nefasto plan de bloqueo solar.

Soros está igualmente entusiasmado con el plan. Dice que la tecnología ayudará a evitar que el hielo se derrita en Groenlandia, lo que, según él, podría condenar a la civilización humana.

Qué irónico que los mismos globalistas que están haciendo todo lo que está a su alcance para destruir la civilización humana afirmen estar preocupados de que el calentamiento global pueda acelerar el proceso.

Globalistas como Bill Gates y George Soros están dañando el medio ambiente a través de su agenda climática genocida en múltiples niveles. Abogan por cubrir nuestras fértiles tierras de cultivo con paneles solares tóxicos y, al mismo tiempo, llenar más acres de tierras de cultivo con turbinas eólicas que matan aves y otros animales salvajes. También impulsan los coches eléctricos que funcionan con baterías de litio tóxicas que van a crear una pesadilla medioambiental en los próximos años porque, al igual que ocurre con los paneles solares, no hay forma de deshacerse de ellos de forma segura.

Chloe Aiello, de  la revista Inc.  , informó el 13 de febrero de 2024 que una  startup respaldada por Bill Gates acaba de recaudar 145 millones de dólares para obtener baterías de iones de litio para vehículos eléctricos.Gran parte del litio que se extrae hoy en el mundo se obtiene gracias al trabajo infantil en los países pobres de África y Asia. Pero no se lo digan a Bill Gates, George Soros, Larry Fink y sus amigos en el Foro Económico Mundial.

A pesar de sus planes destructivos, estos globalistas insisten en que son nuestros salvadores y que debemos acudir a ellos en busca de respuestas sobre cómo vivir un estilo de vida sostenible. Por favor.

Sobre la tortuosa fórmula de bloque solar, Soros dijo: “Nuestra civilización está en peligro de colapsar debido al avance inexorable del cambio climático. El derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia aumentaría el nivel de los océanos en 7 metros. Eso plantea una amenaza a la supervivencia de nuestra civilización”.

Por supuesto, todo esto son tonterías destinadas a avivar el miedo. Una población temerosa rogará por soluciones al problema imaginario, invitando a su propia esclavitud. Hace más de 20 años, Al Gore hizo exactamente las mismas predicciones nefastas sobre el derretimiento del hielo, la muerte de los osos polares, el aumento de los huracanes y ciudades enteras sumergidas en el agua. Ninguna de estas predicciones apocalípticas se ha materializado.

Según un informe de Slay News, las tácticas defendidas por Bill Gates implican rociar concentraciones de aerosoles en la estratosfera para reflejar la radiación solar lejos de la Tierra.

Gates ha estado financiando un importante proyecto en Harvard que utiliza globos para desplegar aerosoles. El proyecto de Harvard fue cerrado tras la reacción pública.

Pero ahora, el  Wall Street Journal  informa  que otro grupo de científicos ha estado impulsando el plan idiota y, francamente, peligroso de Gates.

Marine Cloud Brightening es un proyecto de investigación dirigido por la Universidad Southern Cross como parte del Programa de Restauración y Adaptación de Arrecifes de 64,55 millones de dólares, o 100 millones de dólares australianos.

El programa implica modificar las nubes para que reflejen la luz solar lejos de la Tierra y supuestamente detener el calentamiento global.

Slay News informa::

Esta semana, investigadores a bordo de un barco frente a la costa noreste de Australia, cerca de las Islas Whitsunday, comenzaron a rociar al aire una mezcla salina a través de boquillas de alta presión en un intento de iluminar las nubes a baja altitud que se forman sobre el océano.

“Los científicos esperan que nubes más grandes y brillantes reflejen la luz solar lejos de la Tierra, den sombra a la superficie del océano y enfríen las aguas alrededor de la Gran Barrera de Coral”.

En Israel, otra startup llamada Stardust Solutions ha comenzado a probar un sistema para dispersar una nube de diminutas partículas reflectantes a unos 60.000 pies de altitud.

Estas nubes diseñadas con geoingeniería reflejan la luz solar lejos de la Tierra para enfriar la atmósfera en un concepto conocido como gestión de la radiación solar.

Y, en Massachusetts, investigadores de la Institución Oceanográfica Woods Hole se están preparando para verter 6.000 galones de una solución líquida de hidróxido de sodio, un componente de la lejía, en el océano a 10 millas al sur de Martha’s Vineyard este verano.

Con todos estos productos químicos rociados sobre nosotros, ¿qué podría salir mal?

leohohmann

Las neuroarmas y la batalla mundial por el control del cerebro humano

En diciembre de 2021, la escuela de posgrado naval de Monterey, California, aprobó para su publicación el estudio de sus alumnos Joshua D. Gramm y Brian A. Branagan con el título “Neurowar Is Here!” (La neuroguerra está aquí), que les valió un máster en Ciencias en Análisis de Defensa. (mira esto). En el estudio afirmaron:

“La competencia entre grandes potencias ha regresado al primer plano de las relaciones internacionales, a medida que China y Rusia buscan disputar el liderazgo global de Estados Unidos… esta competencia es en última instancia una batalla… para manipular y controlar tanto a los adversarios como a las poblaciones nacionales por igual. La batalla por la influencia comienza y termina en la mente humana, donde se percibe la realidad” (pág. V).

Identificaron las neuroarmas como las armas de esta batalla, “que apuntan específicamente al cerebro o al sistema nervioso central para afectar el estado mental, la capacidad mental y, en última instancia, el comportamiento de la persona objetivo de una manera específica y predecible” (pág.3). ¿No significa esto que vivimos en un mundo en el que los medios de comunicación (a petición de los gobiernos) ocultan a la gente la batalla en curso por el control de sus mentes y pensamientos?

En el año 2000 el Grupo para el Futuro de la Ciencia y la Tecnología (STOA) del Parlamento Europeo publicó el estudio sobre Tecnologías de Control de Multitudes, donde admitía que “En octubre de 1999 la OTAN anunció una nueva política sobre armas no letales y su lugar en los arsenales aliados.” y explicó que

“La tecnología antimaterial y de control de multitudes no letal más controvertida propuesta por Estados Unidos son las llamadas armas de radiofrecuencia o de energía dirigida, que supuestamente pueden manipular el comportamiento humano en una variedad de formas inusuales” y “la mayor preocupación son los sistemas que puede interactuar directamente con el sistema nervioso humano… La investigación realizada hasta la fecha tanto en Estados Unidos como en Rusia se puede dividir en dos áreas relacionadas: (i) control mental individual y (ii) control de multitudes” (pág. XIV, LIIII).

El hecho de que los medios de comunicación de los países de la OTAN nunca hayan discutido públicamente esas armas demuestran que los estados miembros de la OTAN firmaron un acuerdo por el que clasificarían su existencia. En consecuencia, la única manera de prohibir esas armas es desclasificarlas mediante un apoyo masivo a su prohibición. Si esto sucede, la UE, que actualmente está trabajando en la legislación sobre inteligencia artificial, tendrá que incluir allí, para seguir siendo una estructura de poder democrática ante el público en general, la prohibición del uso de energías que permitan utilizar la inteligencia artificial y las neurotecnologías para el control remoto del sistema nervioso humano.

De hecho, la UE es la única gran aglomeración de estados que no posee tecnología de manipulación masiva de cerebros humanos. China, con la ayuda de Rusia, terminó recientemente la construcción de su sistema en Sanya, en la provincia de Hainan (ver esto y esto), Estados Unidos opera el sistema HAARP y Rusia opera el sistema Sura . Todos estos sistemas son, entre otros, capaces de producir fuertes corrientes eléctricas en la ionosfera transmitiendo allí, mediante sistemas de antenas terrestres, microondas pulsadas en frecuencias cerebrales. Esas corrientes alternas producen en la ionosfera fuertes ondas electromagnéticas en frecuencias cerebrales que alcanzan grandes áreas del planeta y controlarán la actividad cerebral de sus poblaciones (el sistema Starlink de Elon Musk con 20.000 satélites alrededor del planeta podría usarse para el mismo propósito, o sistema de satélites 5G, si pulsaran sus transmisiones en las frecuencias del cerebro humano).

Actualmente no existe ningún acuerdo internacional que prohíba el uso de inteligencia artificial y neurotecnologías para el control remoto del sistema nervioso humano, los pensamientos, las emociones, el subconsciente, etc. No hay otra explicación para ello que la de que las grandes potencias compiten por dominar el mundo de esta manera. En 1997, el Instituto de Estudios Estratégicos de la Escuela de Guerra del Ejército de EE. UU. publicó el libro “Revolución en asuntos militares y conflictos sin guerra”, donde escribía:

”Los posibles o potenciales partidarios de la insurgencia en todo el mundo fueron identificados utilizando la base de datos integrada interinstitucional integral. Estos fueron categorizados como “potenciales” o “activos”, y se utilizaron sofisticadas simulaciones de personalidad para desarrollar, adaptar y enfocar campañas psicológicas para cada uno” (págs. 24-25).

Este es un proyecto estadounidense para el control global del mundo. No hay duda de que también se están desarrollando proyectos similares en China y Rusia (aunque para controlar un cerebro individual es necesario utilizar energía dirigida ).

Mojmir Babacek 

La Ciencia y la salud del pueblo

Josep Cónsola

De hecho, la salud no es un concepto unívoco sino una construcción sociocultural relativa en cada momento histórico. Con independencia de la época en que se generaron, en la actualidad estas concepciones conviven contradictoriamente, orientando toda la gama de prácticas sociales y sanitarias. Hasta donde hoy sabemos, son muchos los factores que actuando a nivel del ambiente humano determinan que una enfermedad se inicie y desarrolle en ciertos sujetos, e incida con mayor o menor peso en determinados grupos poblacionales.

En 1996, Robert G. Evans; MorrisL. Barer y Theorore R. Marmor, con el título de “¿Por qué alguna gente está sana y otra no? Los determinantes de la salud de las poblaciones”, estudian la salud basada en el concepto de grupos sociales. Inician su libro respondiendo la pregunta de su título de la siguiente forma: “La gente que ocupa las posiciones sociales más altas vive más tiempo. Mientras tanto, además, disfruta de mejor salud” (2).

En el siglo XIX, una de las cuestiones de gran preocupación por la humanidad en todos los tiempos, la salud, inició un camino “cientifista” basado principalmente en la patología después que en 1858, Rudolf Virchow anunciara la “teoría de la patología celular”, dando inicio a priorizar la enfermedad sobre la salud, siguiendo el camino emprendido por la cultura romana que desarrollaba el interés hacia la enfermedad, a la inversa de la cultura griega que hacía de la salud un culto.

En la segunda mitad del siglo XIX, el descubrimiento de los gérmenes dio lugar a la teoría microbiana, que alentó la idea causal única, según la cual para dominar las enfermedades solo se requería descubrir para cada enfermedad, su causa. Con el advenimiento de los descubrimientos en física y química, la fisiología humana se asocia al concepto de máquina y por tanto, la enfermedad empieza a ser entendida como el desvío del funcionamiento, y la salud, la reparación de este. De este modo la medicina llega a subordinarse a la biología y los seres humanos a ser mirados a través de sus órganos fragmentados. Esta teoría tuvo una repercusión tan importante que los médicos hicieron enormes intentos para asociar prácticamente todas las enfermedades conocidas a un agente causal contagioso específico y externo.

El filósofo socialista Edward Carpenter, en 1919 publicó The Healing of Nations and the Hidden Sources of Their Strife (La curación de las naciones y las fuentes ocultas de sus conflictos) donde argumentaba que el origen de la guerra de la sociedad occidental era el monopolio de clase y la injusticia social. Afirmando que esta injusticia era una “enfermedad de clase” (3).

Ya anteriormente, en mayo de 1889 había escrito un artículo en el Sheffield Independent calificando a la ciudad de Sheffield de ser la vergüenza del mundo en la que miles de vidas eran sacrificadas. Que cien mil adultos y niños a duras penas recibían luz solar ni aire puro, llevando vidas miserables y muriendo de enfermedades que esto les producía (4).

En 1888 había publicado Civilization: its Cause and its Cure, del cual voy a extraer algunos fragmentos: “Según el Diccionario de Estadística de 1884, el número de médicos y cirujanos acreditados en el Reino Unido se cifra en más de 23.000. Si la magnitud de la enfermedad nacional es tal que necesitamos 23.000 médicos para atendernos, ¡seguramente debe ser bastante grave! Y no nos curan. Dondequiera que miremos hoy, vemos los rasgos y escuchamos las quejas de mala salud; la dificultad es realmente encontrar una persona sana… y parece ser el hecho de que, a pesar de todas nuestras bibliotecas de ciencia médica nuestros conocimientos, artes y aparatos, en realidad somos menos capaces de cuidar de nosotros mismos que los animales”.

“La peculiaridad de nuestra concepción moderna de la Salud es que parece ser puramente negativo. Estamos tan impresionados por la presencia de enfermedades, tan numerosos sus peligros, tan repentinos e impredecibles sus ataques, que hemos llegamos a considerar la salud como la mera ausencia de la misma.

“Todo el pensamiento actual es que el hecho esencial de la vida es la existencia de innumerables fuerzas externas, que nos pueden destruir en cualquier momento.

“La ciencia médica convierte la enfermedad en un fetiche y baila en torno a ella. Escribe enormes tomos sobre enfermedades; induce enfermedades en los animales (e incluso personas) con el propósito de estudiarlos… Sus ojos están perpetuamente fijados en la enfermedad, hasta que la enfermedad se convierte en el hecho principal del mundo. Y luego, todo ello arrasará con una vasta epidemia sobre la faz de la tierra, seguida por ejércitos cada vez mayores de médicos, ellos también con sus séquitos de libros y botellas, vacunas y vivisecciones, y calaveras sonrientes en la retaguardia” (5).

Tal parece una premonición de lo que ha estado ocurriendo desde el último tercio del siglo XX cuya última experiencia científico-médica ha sido la llamada pandemia del Covid y las consiguientes inoculaciones experimentales a cientos de millones de personas, a la espera de conocer los resultados a medio y largo plazo de las mismas, aunque ya existe numerosa bibliografía sobre el exceso de defunciones a raíz de las inoculaciones masivas (6).

Todo y con ello, la llamada izquierda y junto a ella la izquierda de la izquierda (con pequeñas excepciones) no solamente se han sometido voluntariamente a los dictados de la mafia farmacéutica, sino que en materia sanitaria las consignas han sido, y son, de “más”. Más médicos, más enfermeras, más ambulatorios, más camas hospitalarias, más medicamentos, más vacunas, más, más, más… de lo mismo. En una concepción generalizada de que todos estamos enfermos y exigimos paliativos a nuestro lamentable estado.

Silvano Biagiohi respecto a la calificación de estas “reivindicaciones”, señala que: “Podríamos decir que el tema de la salud no es revolucionario si lo observamos solamente bajo el perfil de la racionalización de las estructuras sanitarias y de la gratuidad del servicio sanitario. Pero si la salud es salario, ocupación, horas extras, modo de trabajar y de vivir, ritmos de trabajo, equilibrio ecológico, igualdad social,… debemos decir entonces que la salud es un tema revolucionario” (7).

Nadie habla de salud dentro del movimiento obrero organizado o del proletariado en general, solamente de enfermedad, aunque si alguien se atreve a preguntar a un facultativo la causa de la misma o su origen, la respuesta en la inmensa mayoría de los casos es de “etiología desconocida”, pues indagar el origen de la enfermedad conlleva a poner en tela de juicio la totalidad del sistema capitalista.

Ello debe significar una reapropiación de la autoestima personal del pueblo, que del mismo modo en que se le ha despojado de los saberes técnicos ya desde la llamada “organización científica del trabajo” de Taylor, se le ha despojado de la capacidad de conocimiento del propio cuerpo y mente, dejando estos a manos de “profesionales” desde el nacimiento hasta la muerte, convirtiendo al proletariado en una máquina de crear plusvalor, y convirtiendo la sanidad en el instrumento de reparación de la máquina para que pueda continuar su funcionamiento.

Es necesario elaborar una propuesta que englobe tanto los llamados “accidentes de trabajo” los cuales deberíamos de calificar como “violencia de clase”, como las distintas enfermedades derivadas de los ritmos de trabajo, de las contrataciones precarias, etc., así como la drogadicción derivada del trabajo (ejemplo de la pandemia de fentanilo, tramadol y otros opiáceos ingeridos para no perder una jornada de trabajo).

Ya no se trata de recetar paliativos a personas con graves enfermedades terminales, sino de recetar drogas para no interrumpir el ciclo de recomposición del capital (desde simples analgésicos hasta potentes opioides) sin contar la inmensa ingesta de antidepresivos, antibióticos, etc., efectos nocivos de los cuales fue pionero el médico comunista español Juan Nepomuceno Planelles Ripoll, exiliado a la URSS tras la guerra española desde su puesto en el Instituto Gamaleya.

Desde Pasteur se desató la orden de introducir enfermedades mediante inyecciones venenosas, una práctica que Pasteur inició y que sus seguidores han copiado tan persistentemente que algunos incluso han realizado deliberadamente experimentos poco éticos sobre hombres, mujeres y niños… pero a cualquiera le debe dar la impresión de ser como un método patas arriba el empezar a curar enfermedades naturales produciendo enfermedades artificiales” (8).

En el capítulo 18 del libro ”The Wonderful Century” (”La Centuria Maravillosa”), Alfred Russel Wallace cita el testimonio del profesor Adolf Vogt, que desde 1877 hasta 1894 fue profesor de Higiene y de Estadísticas Sanitarias en la Universidad de Berna. En él se muestra cómo en Inglaterra se ofreció vacunación gratuita en 1840, se hizo obligatoria en 1853, y en 1867 se dio la orden de enjuiciar a los evasores; y tan estricta fue la aplicación de las regulaciones que pocos niños escaparon a la vacunación. Así, la siguiente tabla proporciona una ilustración llamativa de la ineficacia de la vacunación con respecto a la mortalidad de la viruela:

Muertes por viruela (Inglaterra y Gales)

1857–59 ………………………………………… 14.244
1863–65 ………………………………………… 20.059
1870–72 ………………………………………… 44.840

Mientras la población aumentó solo un 7 por cien y un 9 por cien en los años cubiertos, la mortalidad de la viruela aumentó a una tasa de 40.8 por cien y 123 por cien, ¡y esto frente a un número cada vez mayor de vacunas!

Alfred Russel Wallace fue un activista político que criticó el sistema socioeconómico de Reino Unido durante el siglo XIX y uno de los primeros científicos en plantear el problema del impacto ambiental de las actividades humanas. Wallace defendía que la tierra tenía que ser propiedad del estado y debía ser rentada para producir el mayor beneficio para el mayor número de personas. En 1882 publicó el libro Land Nationalisation; Its Necessity and Its Aims sobre el tema de la nacionalización de la tierra. En 1889 se declaró socialista y con ello se opuso al darwinismo social y a la eugenesia, ideas que eran apoyadas por otros pensadores evolucionistas de la época, ya que creía que la sociedad contemporánea era demasiado corrupta e injusta para determinar quién era apto y quién no (9).

[…] Una exigencia debe incluir este concepto dentro del debate democrático, al igual que la economía y la ciencia, tres herramientas fundamentales de las clases dominantes, junto a la educación, para mantener la dominación.

Exceso de mortalidad en Europa tras las inyecciones masivas de ARNm en la franja de edad entre 15 y 44 años

Tal vez resulte ilustrativo contemplar el informe de EuroMomo publicado en la semana 5 de 2024 de los datos sobre el exceso de mortalidad en Europa, en los que podemos constatar un incremento superior de muertes para esta franja de edad en la semana 40 de 2023 que no la ocurrida en la semana 15 de 2020 en lo que denominaron “pandemia”. Podríamos aventurar que han matado más personas las supuestas vacunas que el imaginario virus.

Estos gráficos se generaron con datos de 27 países participantes: Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Alemania (Berlín), Alemania (Hesse), Grecia, Hungría, Irlanda, Israel. Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, España, Suecia, Suiza, Reino Unido (Inglaterra), Reino Unido (Irlanda del Norte), Reino Unido (Escocia) y Reino Unido (Gales). Ucrania no contribuyó a los datos de esta semana.

Ucrania, Alemania (Berlín) y Alemania (Hesse) no se incluyeron en los datos agrupados.

Gráficos que muestran el exceso de muertes semanales (desviación de la mortalidad del nivel esperado) en los países socios de EuroMomo que proporcionan datos durante los últimos años, todas las edades y por grupos de edad (10).

Gráficos comparativos semana 15 de 2020 y semana 40 de 2023 (de 15 a 44 años) después de las inoculaciones masivas con ARNm.

Giulio Maccacaro ya estableció en su día la relación entre capitalismo, sistema médico y repercusión sobre la clase obrera: “La medicalización de la política corresponde a la incrementada necesidad o voluntad de control social por parte del capital, sea éste privado o estatal, puesto que esta diferencia actualmente es de escaso peso, mientras las multinacionales vienen colocando en crisis no sólo la geografía de las naciones sino también el internacionalismo de los pueblos. Esta “medicalización” se ejerce también con la exasperada tecnificación del acto médico y del sistema sanitario, lo que significa inevitablemente hoy, cuando en el mando capitalista todo el poder de la técnica se convierte en técnica de su poder… que todo lo resuelve con un aumento de la capacidad del capital para administrar sanitariamente la sociedad, aparentando administrar socialmente la medicina. En este sistema, curar quiere decir, simétricamente, corregir el síntoma para ocultar la afección, hacer callar el órgano para fingir la derrota de la enfermedad, cubrir la enfermedad para simular la salud” (11).

Felice Piersanti, fallecido en el 2014, fue integrante del Movimiento Medicina Democrática en los años 70 en Italia y uno de los científicos que puso en tela de juicio la neutralidad de la ciencia y de la medicina. He aquí una de sus advertencias: “No se trata de hacer el diagnóstico para curar la enfermedad, sino de prevenirla modificando sustancialmente la causa real, altamente patógena, que es la sociedad dividida en clases basada en la ganancia… No se trata de tranquilizar mediante la reforma sanitaria, sino de realizar, a través de la autogestión de la salud, una serie de propuestas que sean al mismo tiempo comprensibles para millones de personas, que profundicen las contradicciones y que permitan, a través de una discusión colectiva de los trabajadores, el proceso de esclarecimiento revolucionario que genera en los trabajadores la conciencia del carácter patógeno de una sociedad basada en la ganancia… Exigiendo y superando la investigación considerada neutral por una investigación que se ponga claramente de parte de la clase obrera contra la burguesía” (12).

Luchar por la salud […] es también luchar por una cultura […], alejada de la alienación provocada por el consumo superfluo, de los estándares implantados por el capital, cultura que debe englobar el conocimiento del propio cuerpo, de sus síntomas y signos, de saber a qué responden, de hallar el responsable de los mismos y de combatirlo [englobándolo en una lucha por la eliminación de las clases sociales], de lo contrario podemos atisbar la frase de: Lasciate ogni speranza.

Notas

(2) https://pdfcoffee.com/evans-morris-marmor-1990-por-que-alguna-gente-esta-sana-y-otra-no-determinantes-de-la-salud-de-la-poblacion-5-pdf-free.html

(3) https://archive.org/details/healingofnations00carp

(4) https://www.britishnewspaperarchive.co.uk/search/results/1889-05-01?

NewspaperTitle=Sheffield por cien2BIndependent&IssueId=BL por cien2F0000181 por cien2F18890501 por cien2F&County=Yorkshire por cien2C por cien20England

(5) https://mirror.anarhija.net/lib.anarhija.net/mirror/e/ec/edward-carpenter-civilisation-its-cause-and-cure.pdf

(6) https://childrenshealthdefense.org/defender/pfizer-hid-data-covid-vaccine-trial-deaths/

(7) Silvano Biagiohi. En La salud de los trabajadores. Pág. 61. 1974

https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6163934

(8) Ethel Douglas Hume. ¿Béchamp o Pasteur? Un capítulo perdido en la historia de la medicina. 1923. Pág. 334 https://www.studocu.com/pe/document/universidad-nacional-de-jaen/microbiologia-medica/pdf-bechamp-o-pasteur-un-capitulo-perdido-en-la-biologia/78478809

(9) Ross A. Slotten. The Heretic in Darwin’s Court: The Life of Alfred Russel Wallace https://archive.org/details/hereticindarwins00ross
https://www.perlego.com/es/book/775522/the-heretic-in-darwins-court-the-life-of-alfred-russel-wallace-pdf

(10) https://www.euromomo.eu/graphs-and-maps

(11) Giulio Maccacaro. Clase y salud. La salute in fabbrica. Per una línea alternativa di gestione della salute nei posti di lavoro e nei quartieri. Ed. Savelli. 1974 https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6163934


(12) Felice Piersanti. La autogestión de la salud, 1971

Función de las ganancias de función

La ganancia de función tal y como se ha definido, son los experimentos realizados con el virus de la gripe, MERS u otros coronavirus para modificar sus características de modo que se incrementen sus propiedades epidemiológicas hasta alcanzar el grado de P3, Potenciales Patógenos Pandémicos. Virus causantes de patologías comunes para que se conviertan en más transmisibles  o virulentos de modo artificial.

Sobre el papel, en teoría parece muy lógico derivar recursos a estar preparado para el evento de que un supuesto patógeno que ha vivido sobre la faz de la tierra miles, sino millones de años, que de repente por una mutación azarosa se convierte en una amenaza para la humanidad como nos han contado en las películas en infinidad de ocasiones.

¿Desde la gripe española, cuantas mutaciones superagresivas de la gripe hemos contemplado en el siglo XX?

Gracias a la gestión de la pasada “pandemia” nos hemos acostumbrado a cuestionar todos los fundamentos de la epidemiología y en el momento en el  que indagas un poco en  cada tema, comienzas a contemplar capas de inconsistencias sobre coincidencias que te llevan a pensar que esas películas están producidas realmente para transmitir la psicosis en la que viven los que las encargan y así alimentar el inconsciente colectivo sobre lo que la naturaleza nunca ha producido pero que los laboratorios tampoco consiguen llevar a la práctica.

El Covid19 es un buen campo de estudio para comprobar todas las teorías y como han ido ocultando una cosa con otra para producir la verdadera ganancia de función que es el beneficio de las ganancias que se pretenden.

La “Ganancia de Función” es también reflejo de la psicología del que la promociona, luego esconde, luego manipula para ganar de sus resultados. Es el fruto de la intoxicación de la creencia en que el motor de la evolución es la mutación al azar y que ese azar también puede dar lugar a un patógeno letal, que si no ha ocurrido durante nuestros años de observación tendremos que crearlo para adelantarnos a la naturaleza de cualquier manera y así estar preparados ante la inventada contingencia y tener listas las correspondientes contramedidas, que en este caso son inexorablemente “vacunas”.

Solo una pregunta; desde que conocemos la gripe y el virus de la gripe, ¿ha variado su patogenicidad o su transmisibilidad? Parece que es constante desde que se conoce. La misma tasa de mortalidad y la misma transmisibilidad. Todos los años han fallecido miles de personas por la gripe estacional aunque me gustaría más denominarlo, enfermedades respiratorias estacionales pues es una patología relacionada con las bajas temperaturas y la humedad.

¿Parece que la mutación al azar no actúa o es que el concepto está un poco distorsionado?

Puede que ambos conceptos estén desfasados, aunque lo que nos transmiten todos los organismos encargados de la gestión de la salud es que su obsesión con que tiene que haber muerte cero. Hay que reducir la mortalidad al precio que sea.

En principio es un objetivo humanitario, pero en esto de la gestión de la salud subyace un concepto muy ambiguo que dirige todo, la relación “riesgo/beneficio”

¿Cuántas vidas puedo salvar si someto a la población en general a un tratamiento que conlleva un determinado riesgo? Y es en este marco en el que se mueven los estudios de ganancia de función y es también donde se ven los intereses creados y los defectos teóricos sobre los cuales se definen tanto los riesgos como los beneficios.

Quiero en este punto citar algunas frases de una editorial publicada por el American Society for Microbiology Journal bajo la autoría de  Marc Lipsitch y Thomas V. Inglesby, ambos expertos en epidemiología y gestión de salud pública con motivo de la moratoria sobre experimentos de ganancia de función que se impuso en 2014 a consecuencia de algunos experimentos que se publicaron  y algunos accidentes con patógenos en los laboratorios de los CDC:

“Según algunos defensores, el hallazgo científico más valioso de los experimentos para fabricar mutantes transmisibles entre hurones de la gripe A/H5N1 es la prueba definitiva de que tales variantes podrían producirse con un pequeño número de mutaciones. Esto no podría demostrarse definitivamente sin hacer el experimento PPP (Potenciales Patógenos Pandémicos) para fabricar una variante potencialmente pandémica del H5N1. Aunque ahora es innegable que se pueden crear experimentalmente mutantes ferretransmisibles de la gripe A/H5N1, el impacto en la opinión científica sobre el riesgo de una pandemia de H5N1 ha sido difícil de calibrar. […] Nunca hemos observado casos zoonóticos de ningún virus de la gripe antes de que causara una pandemia”

El trabajo al que se refieren junto a otro a continuación de él, fue uno de mutagénesis dirigida para sustituir 4 aminoácidos en la proteína de la  hemoaglutinina, proteína de unión al huésped y otra sustitución en la polimerasa 2. Un trabajo realizado en 2011 fruto del avance en las técnicas de biología molecular y secuenciación de genomas.

Los resultados de este trabajo fueron aparentemente espectaculares pues demostraron que la  ocurrencia simultánea de las 5 mutaciones confería al virus la capacidad de ser transmisible por vía aérea entre ……..“hurones” (habían adaptado un virus aviar a mamíferos, pero nada que ver con humanos, que por muy modelo experimental de enfermedades respiratorias que sean los hurones, siempre será un modelo) y sorprendentemente lo habían conseguido con un reducido número de mutaciones, pero al fin y al cabo, mutaciones nunca observadas en la naturaleza.

Un trabajo posterior realizado también en hurones, buscando seleccionar variantes que escaparan al sistema inmune, convirtiendo en vulnerables a todos los animales experimentales, levantó todas las alarmas y fue lo que provocó la imposición de la moratoria en 2014 que duró hasta 2017 con la publicación del documento “Marco para Orientar las decisiones de financiación sobre la investigación propuesta que implica un mayor potencial Patógenos pandémicos donde se quieren definir las condiciones de qué se podrá financiar y qué no.

¿Fue un reflejo de la naturaleza el experimento con los hurones?

Aparentemente no, ya que para conseguirlo tuvieron que hacer 10 “pases”  en hurones hasta conseguir que el virus que habían creado empezase a adaptarse al huésped. La secuencia artificial tuvo que ser inoculada en alta concentración en hurones en 10 ciclos hasta que vieron que se reproducía en los animales experimentales antes de someterlos al experimento de transmisibilidad aérea.

Algo que en la naturaleza difícilmente va a ocurrir, aparte de que eso de la mutación al azar es un mito pues no se comprende bien cómo es que hay zonas de secuencias génicas que mutan mucho y en cambio en otras, incluso en los virus, la variación es muy rara, (secuencias conservadas),,, tal vez la estructura tridimensional de las secuencias génicas tenga algo que ver en ello, pero sobre todo son las enzimas de replicación y la eficacia en la generación de copias las que juegan un papel más importante.

Qué determina este fenómeno aún  está por ser comprendido pero es algo que hace cuestionarse que sea el azar y desde luego los virus son un modelo en el que estudiar la “evolución”, ya que su tasa de mutación y variación es muy alta y junto a la gran cantidad de copias que teóricamente se generan, deberíamos estar asistiendo a una continua aparición de nuevas enfermedades víricas que en realidad no se observa por ningún lado, es más las variaciones siempre aparecen en beneficio del huésped y en perjuicio del virus.  

Como he mencionado el desarrollo de las técnicas de biología molecular han permitido este tipo de experimentos pues hasta ahora no era posible hacer mutaciones puntuales en una secuencia génica.

Lo cierto es que aún con el desarrollo de estas nuevas técnicas se desconoce el efecto que puede tener la modificación de un simple aminoácido en una proteína para que modifique su función como bien saben los ingenieros de proteínas y los trabajos de diseño de proteínas que aún están en mantillas y que ahora con el desarrollo de la inteligencia artificial comienzan a poder estudiar los conceptos de forma/función en el lenguaje de las secuencias de aminoácidos que conforman las proteínas.

En realidad los trabajos de ganancia de función son una aplicación práctica de la ingeniería genética que se están usando bien para avanzar en el conocimiento de la funcionalidad de las proteínas aunque también es un vehículo a través del  cual se infunde el miedo, que se aprovecha con fines menos científicos, para ello el cine ha jugado un papel fundamental.

La ganancia de función es la herramienta de los estudios de doble uso, civil (científico puro) y militar (biodefensa o bioarmas) y de hecho en el momento en el que se abrió la moratoria los estamentos militares abrieron otra comisión paralela para crear un marco de biodefensa para estar preparados ante cualquier contingencia de enfermedad emergente o ataque con bioarmas.

Una de las conclusiones de este marco, y es algo que se estaba preparando desde muchos años atrás, era tener un stock de “vacunas” y asegurarse la connivencia de las empresas fabricantes para producir un producto que no se iba a consumir y para ello se acuerda la relajación de los procesos burocráticos, aunque ya desde el 2005 se había acordado que en caso de necesitar contramedidas para emergencias los fabricantes y los comercializadores de las mismas estarían exentos de responsabilidad.

Son los estamentos de defensa los encargados de construir la trama administrativa que sostenga la alianza público privada que mantenga un sistema robusto y sostenible de preparación y respuesta ante pandemias y sus recomendaciones sean extensibles a todo el mundo ya que las indicaciones de estos estamentos de defensa son trasladados a las enmiendas del reglamento sanitario internacional de la OMS e incluso se proponen medidas que se tendrán que adoptar internacionalmente.

En 2005, las enmiendas al reglamento sanitario internacional de la OMS se trasladarian a la dinámica estadounidense, posteriormente los mismos asesores de la OMS los que participan en las deliberaciones del desarrollo de los planes de biodefensa como ocurrió en el año 2014.

El hilo común en todo este desarrollo es la “Preparación y Respuesta ante Pandemias” y la medida estrella resultante es el desarrollo de vacunas y la centralización de la toma de decisiones en una única persona. (Suena familiar, pero es 2014).

No obstante el carácter militar de toda esta infraestructura se ve en cómo se gestiona la salud pública, y que esta es un objetivo secundario.

Será casualidad, pero antes de un brote pandémico o pseudo pandémico ha habido un simulacro donde se han reunido todos los actores implicados para estudiar el desarrollo de un supuesto pandémico y las medidas que se habrán de tomar en función. Algo muy parecido a las maniobras militares.

Dark Winter (Jun 2001) simulando un ataque de viruela por Osama Bin Laden, Event 201 (Oct 2019) aparición de un coronavirus. La aparición de la viruela del mono tambien estuvo precedida de un simulacro.

La declaración de una emergencia retroalimenta la necesidad de implementar los planes adoptados por la exageración del riesgo. La gripe aviar de 2003-2007 es responsable de la muerte de 216 personas, la mayoría personas vulnerables, mayores y débiles. Se discutían las enmiendas al reglamento sanitario internacional aprobado en 2005.

El ejército americano ha estado recolectando virus de todos los lugares del mundo desde los años 1960 para prevenir que la infección de un solo soldado, se pueda desarrollar una vacuna para cada uno de los patógenos identificados, adaptando sus necesidades al desarrollo de la tecnología e incluso sugiriendo sus necesidades a la industria farmacéutica. También poniendo las bases de los conceptos de ONE Health que se introducen en 2017 en el plan de biodefensa.

Fruto de estas necesidades en 2009 el USAID (Agencia para Desarrollo Internacional de los Estados Unidos) creó el programa PREDICT para identificar las fuentes animales de coronavirus, virus de la influenza y filovirus tales como el virus del ébola. Este programa fue gestionado por EcoHealth Alliance y fue el que financió uno de los estudios más controvertidos y que más cerca está de explicarnos el origen de la pandemia del covid, aunque en la primera publicación intentaron ocultar la fuente de los fondos, información que tuvieron que aportar un año después de la publicación original en 2015.

El trabajo al que me refiero es “Un clúster de coronavirus de murciélago similar al SRAS muestra potencial para la aparición en humanos” donde su autor Ralph Baric hace uso de todas las técnicas de ADN recombinante que patentó en 2007, siendo todo un compendio de técnicas de ingeniería genética de coronavirus y es lo que practican en el experimento mencionado y que en sus conclusiones finales trata de evitar que se piense que es un experimento de ganancia de función porque el resultado no ha sido buscado y la cepa que han construido es en realidad menos patógena que la cepa salvaje pero más patógena de la cepa experimental de partida.

En este experimento desarrollan una quimera sobre un coronavirus de ratón al que le incorporan la proteína espiga de un coronavirus de murciélago de herradura chino y luego lo prueban en células primarias de las vías respiratorias humanas e “in vivo” en ratones, estudiando la afinidad de la proteína espiga de murciélago RsSHC14-CoV por el receptor ACE2 de las vías respiratorias y así evaluar la posibilidad de una zoonosis proveniente de los murciélagos.

A partir de datos metagenómicos llevan a la práctica la posibilidad de que ocurra una recombinación con virus de ratón humanizados para estudiar la efectividad de vacunas y terapéuticos disponibles, aunque el virus quimera que han fabricado empiezan a probarlo como un prototipo de vacuna para murciélagos, comprobando que no cumple con esa función.

Este trabajo publicado en 2015 fue financiado entre otros por USAID-EPT-PREDICT de EcoHealth Alliance

En relación a este programa PREDICT  y el Covid 19 hay muchas sospechas de que el SARS CoV-2 en realidad fue un virus creado para ser usado como vacuna como expuso el oficial de DARPA, el mayor Joseph Murhphy que revisó los archivos referentes a un proyecto redactado por Ralph Baric denominado DEFUSE en 2018, para fabricar una vacuna contra el coronavirus en aerosol compuesta por un coronavirus. A este proyecto se le negó la financiación oficial, pero a pesar de todo Antony Fauci lo financió desde el NIAID (Instituto nacional de alergias y enfermedades infecciosas)

Las conclusiones del Mayor Murphy fueron “el SARS-CoV-2 es una vacuna recombinante para murciélagos creada en Estados unidos o su virus precursor

Las evidencias de que el SARS CoV-2 no puede ser una secuencia natural se exponen en un trabajo titulado La huella dactilar de la endonucleasa indica un origen sintético del SARS-CoV-2 donde se comprueba que el mapa de restricción del [supuesto] SARS CoV-2 es muy regular y ordenado, correspondiendo las marcas a los tamaños máximos manipulables para ser ensambladas y que también flanquean las secuencias clave del virus. Es un estudio que aún continúa como preprint y que los autores proponen como posible, aunque no se atreven a ir más allá.

Las características de la proteína espiga del SARS CoV-2 también tienen algunas peculiaridades que suponen un auténtico fenómeno de ganancia de función, como es la secuencia del sitio de escisión de furina, patentada por Moderna en 2013

La secuencia de aminoácidos del sitio de escisión de furina es PRRA (Prolina, Arginina, Arginina, Alanina) y es la que confiere la infectividad a la proteína espiga del coronavirus. En experimentos en los que se ha eliminado esta proteína pierde la afinidad por el receptor ACE2.

Es la única secuencia continua de letras genéticas en el SARS CoV-2 con más de 3 nucleótidos, que difiere de las letras respectivas en su pariente natural más cercano, el Bat Coronavirus RaTG13 que es el coronavirus de murciélago del que se habla partió la “zoonosis”

Pero esta secuencia no es que sea una invención de la naturaleza ya que la secuencia de este sitio de escisión de furina es idéntica a la secuencia en la subunidad α del canal de sodio epitelial humano (ENaC-α), donde se sabe que es funcional y se ha estudiado ampliamente. El FCS del ENaC-α humano tiene la secuencia de aminoácidos RRAR’SVAS, una secuencia de ocho aminoácidos que es perfectamente idéntica al FCS del SARS-CoV-2

La alineación de aminoácidos de los sitios de escisión de furina de la proteína espiga del SARS-CoV-2 con las proteínas espiga de otros virus que carecen del sitio de escisión de furina y los sitios de escisión de furina presentes en las subunidades α de ENaC humano y de ratón.

La secuencia FCS de ENaC α humano es idéntica en chimpancé, bonobo, orangután y gorila, pero diverge en todas las demás especies, incluso en primates, excepto en una. (La única especie no humana que no es un gran simio con la misma secuencia es Pipistrellus kuhlii , una especie de murciélago que se encuentra en Europa y Asia occidental.

Asumir que esta secuencia surgió por azar es demasiado arriesgado como para ser posible, pero si no es el azar no puede ser una zoonosis ya que antes de que se transmita a un humano desde un animal tuvo que pasar por un humanoide que porte una proteína con dicha peculiar secuencia, con lo cual esa secuencia solo pudo ser fruto de la selección dirigida o mejor dicho puesta ahí por experimentos de ganancia de función.

Tambien se ha encontrado la secuencia de la proteína gp120 del virus del SIDA y de momento nadie ha contestado a la pregunta de cuál es su procedencia e incluso se ocultó su presencia en publicaciones científicas y bancos de secuencias por el  director de EcoHealth Alliance, Peter Daszak.

Ante la declaración de que esta secuencia estaba circulando se declaró emergencia de interes internacional y se decretó que la única solución era el desarrollo de una vacuna cuando la medicina ya estaba encontrando tratamientos eficaces.

Las exigencias del simulacro pandémico de un virus parainfluenza de 2018 Clade X organizado por la Johns Hopkins fueron que se necesita el desarrollo de una tecnología que ponga en el mercado vacunas en cuestión de meses, no de años. Tambien es un ejercicio donde se refleja una frase de la antigua directora del Johns Hopkins,

“Tendremos que recurrir a métodos de fabricación innovadores que requerirán mucha indulgencia por parte de la FDA y la comprensión del pueblo estadounidense de que estamos haciendo las cosas en forma de emergencia para que todos los aspectos en términos de seguridad y evaluación de riesgos puedan no ser revisados.Pero la vacuna es el único camino a seguir.»

En la información circulante sobre los trabajos de ganancia de función solo se mencionan tres patógenos sobre los que gira toda la normativa. El virus de la gripe, el MERS y el SARS. Posiblemente el único natural sea el virus de la gripe.  

De MERS solo se han reportado 1200 casos determinados por PCR (¿?)

¿Del brote original de SARS cuantas pandemias se han generado? ¿Cuantos fallecidos reales hay sobre esas supuestas pandemias?

Los fallecidos intoxicados por exceso de medicación superan cualquier pandemia de las que se han declarado en el s. XXI

Los estudios publicados por Denis Rancourt analizando los datos de mortalidad por todas las causas durante el periodo “denominado pandémico” muestran focos de mortalidad que no se corresponden con la expansión de un virus respiratorio extremadamente contagioso y letal.

Aún nos queda por saber la naturaleza de esos focos en relación a la quimera.

En definitiva y a modo de enseñanza de la narrativa Covid podemos extraer varias lecciones.

La Naturaleza tiene sus propias reglas y nosotros solo podemos intentar interpretarlas para comprenderlas pero siempre a posteriori, jamás vamos a poder anticiparnos y en relación a la virología mucho menos

Las secuencias víricas fruto de ganancia de función solo son viables en los cultivos celulares o en los modelos experimentales. Cuando se sueltan en la naturaleza tienden a desaparecer rápidamente y solo con grandes campañas de márketing, distorsión de datos y ocultación de hechos (censura) pueden constituir un fenómeno pandémico.

Las soluciones a las crisis dicen más de la crisis que la  misma crisis y en nuestro ejemplo queda más palpable que el implantar un modelo de vacuna de una tecnología nunca antes probada era el modelo que buscaban desde hace muchos años obviando para ello todos los inconvenientes teóricos. Necesitaban demostrarse ser capaces de desarrollar vacunas en meses y no en años y han puesto todos los medios posibles para que así parezca, solo parezca. Los medios de comunicación acompañarán en que la ficción sea la realidad.

Profundizando en el concepto de la virología tenemos que ser conscientes de  lo dependientes que somos del tipo de tecnología que usamos para estudiarla, ya que a medida que se incrementa nuestra capacidad de análisis, más complejidad encontramos en lo que pensábamos era más simple. Con esto me quiero referir a que a medida que desarrollamos las técnicas de secuenciación y análisis nos encontramos que el mundo virus es mucho más amplio y complejo de lo que creíamos hasta ahora y ya se está hablando de un viroma oscuro dando a entender que tenemos que replantearnos el significado de los virus en la naturaleza y especialmente en nuestro organismo más allá de la simple relación a la patología y que precisamente su influencia en el desarrollo del sistema inmune es más importante como para vivir en guerra constante contra ellos antes de comprenderlos mejor, pero como hasta ahora es el pensamiento militar el que ha impulsado el conocimiento, y sobre todo sus proveedores de contramedidas, su mentalidad solo llega a pensar en amenazas y contramedidas para mitigarlas y necesitamos más argumentos de paz.

José Muñoz

Licenciado en Biología

II Congreso de Médicos por la Verdad (Pontevedra, Febrero 2024)

Davos y la OMS: ¿Una Dictadura Sanitaria Global?

Fernando del Pino Calvo-Sotelo

Todos sufrimos con la pandemia y todos padecimos las dictatoriales medidas impuestas por el poder político, que exacerbaron el trauma. Hubo, sin embargo, diferencias de percepción sobre lo que ocurría

Muchos creyeron el relato oficial y acataron ciegamente (incluso justificaron) cuantas normas improvisaran las autoridades, por absurdas que fueran. Esta conducta es comprensible: llevados de una ingenua confianza en el principio de autoridad o sucumbiendo ante la obscena campaña de terror mediática, resultaba muy difícil combatir la histeria colectiva, más aún sin el apoyo de un estamento médico que, con escasas y valientes excepciones, nos falló. En efecto, olvidando el primum non nocere del juramento hipocrático y, a veces, el más elemental sentido común, la mayoría del gremio médico se limitó a obedecer con corrección política y celo funcionarial los protocolos que eran dictados por oscuros intereses políticos y prosaicos intereses económicos, provenientes de los largos tentáculos de la industria farmacéutica. Las secuelas psicológicas han sido terribles: según una reciente encuesta británica, quienes siguieron más a rajatabla las restricciones tienen hoy una peor salud mental —con mayores índices de estrés, ansiedad y depresión— que los que se lo tomaron con el escepticismo que merecía tal cúmulo de ridiculeces [1]

Otros contemplamos aquellos acontecimientos con crecientes dosis de recelo e indignación ante los atropellos sin precedentes que sufríamos. Asimismo, tras el shock inicial fuimos comprendiendo que ni una sola de las medidas tomadas respondía a criterios científicos sino políticos, y que la práctica totalidad de lo que afirmaban los medios eran sencillamente falsos y no soportaba el escrutinio de los datos.

No obstante, mientras los ciudadanos vivíamos la misma pesadilla de una forma u otra, había dos grupos analizando la situación con frialdad. El primero era la industria farmacéutica, concentrada en los gigantescos beneficios a obtener con la tecnología ARNm, disponible desde hacía tiempo, pero que jamás había recibido la aprobación de los reguladores ni la aceptación del público, al tratarse de terapias genéticas [2]

 Para lograr vencer las resistencias cambiaron su nombre a vacuna y aprovecharon la demanda de una población que había sido previamente aterrorizada por una campaña de terror bien dirigida, y así lograron la autorización para su uso de emergencia. Esto implicaba un proceso de aprobación facilón con ensayos clínicos insuficientes de resultados cuestionables[3], aunque existía un último obstáculo: el uso de emergencia requería que no existiera ningún tratamiento eficaz del covid. Quizá por ello, cualquier medicamento o tratamiento prometedor (y barato) fue torpedeado, como la vitamina D utilizada de forma preventiva[4] o en pacientes ya ingresados[5], o la Hidroxicloroquina, que fue retirada el mercado a pesar de existir estudios que mostraban su eficacia y seguridad en tratamiento temprano[6], particularmente en combinación con azitromicina[7], reduciendo significativamente la mortalidad del covid [8]

El otro grupo que analizaba los acontecimientos con una distancia emocional psicopática estaba formado por los yonquis del poder globalista, para quienes la pandemia se convirtió en un experimento para medir las tragaderas de la población y su capacidad de sumisión. No debe sorprender, por tanto, que el presidente del Foro Económico Mundial de Davos calificara la pandemia de «oportunidad» para imponer su megalómano Great Reset [9]

Es en este contexto en el que debemos tomar nota de una seria amenaza que está siendo ignorada, cómo no, por los medios. Efectivamente, en su 77ª Asamblea, a celebrar en mayo de este año, la OMS pretende modificar el Reglamento Sanitario Internacional y aprobar un Tratado de Pandemias que supondría el advenimiento de una dictadura sanitaria mundial en caso de una nueva pandemia, real o inventada, convirtiendo la pesadilla distópica que nos hicieron vivir durante tres años en algo recurrente. No crean las cortinas de humo falsamente tranquilizadoras de la propia OMS, de los risiblemente llamados fact-checkers o de la clase política europea: mienten como hicieron durante el covid. La amenaza es real.

Dado que el Tratado de Pandemias canoniza las tres grandes medidas tomadas durante el covid como pilares de la respuesta a futuras emergencias epidémicas, lo primero es comprender que todas ellas supusieron un fracaso colosal y sin paliativos, una completa farsa, de principio a fin. Veamos qué dice “la ciencia” sobre la eficacia del confinamiento, de las mascarillas y de las vacunas y terapias genéticas.

Confinamientos ilegales e ineficaces

Encerrar a la población copiando a la dictadura china no sólo fue un abuso de autoridad ilegal, sino una medida socialmente devastadora y epidemiológicamente estéril. Recuerden el engaño: «un par de semanas para aplanar la curva» acabaron siendo tres meses de arresto domiciliario y más de un año adicional de distintas restricciones a la libertad de movimientos dentro de nuestras propias ciudades, con toques de queda, limitación de horarios y número de comensales y un rosario de ocurrencias a cada cual más disparatada.

Los confinamientos arruinaron económica y mentalmente a millones de personas. Así, un reciente estudio basado en 600 publicaciones constata que «los daños colaterales de la respuesta a la pandemia fueron de gran alcance y dejarán tras de sí un legado de perjuicios para cientos de millones de personas en los próximos años», concluyendo que «muchas de las predicciones originales [de quienes criticamos dichas medidas] se ven ampliamente corroboradas por los datos»[10]

También fueron epidemiológicamente inútiles, pues no redujeron la mortalidad del covid. En España, por ejemplo, había 288 muertos por covid antes del confinamiento y cerca de 30.000 tras el mismo, noventa días después. Por lo tanto, cuando Sánchez afirmó que los confinamientos (o sea, él) habían salvado centenares de miles de vidas —sin que un solo medio de comunicación ni político opositor cuestionara tal dato— era todo pura invención.

De hecho, un meta análisis del Instituto Johns Hopkins de Economía Aplicada y Salud Global basado en más de 1.000 estudios afirma que «los confinamientos no redujeron la mortalidad de modo significativo ni son, por tanto, una manera eficaz de reducir la mortalidad durante una pandemia (…)»[11], calificando sus efectos colaterales de «devastadores» y concluyendo que «deberían ser rechazados como instrumento de control de una pandemia»[12] Esta conclusión está en línea con lo que afirmaba la propia OMS en el 2006: «La experiencia de la pandemia de gripe de 1918 (la “gripe española”) indica que las medidas de distanciamiento social no detuvieron la transmisión del virus» [13]

Mascarillas inútiles impuestas por inútiles

Del mismo modo, tres años de grotescas imposiciones de mascarillas no impidieron que el virus circulara libremente, mientras que donde no fueron obligatorias, como en Suecia, el exceso de mortalidad fue inferior a la media. La eliminación de las mascarillas tampoco provocó un aumento de casos. En marzo del 2021 —dos años antes que España— Texas (29 millones de habitantes) declaró la vuelta a la normalidad, eliminó las mascarillas y todo tipo de restricciones; abrieron negocios, colegios y universidades y se prohibió el pasaporte sanitario. Sólo el 7% de la población estaba vacunada. ¿Qué ocurrió? Nada.

Ya en octubre de 2020, el Dr. Ladapo, profesor de Medicina de la UCLA y hoy responsable de Sanidad de Florida (22 millones de habitantes), advertía en el Wall Street Journal de la farsa de las mascarillas: «Las mascarillas son una distracción: el virus se propaga inevitablemente» [14] El tiempo le daría la razón.

La evidencia científica sobre su utilidad siempre brilló por su ausencia. Un estudio Cochrane (máxima fiabilidad estadística) había concluido a principios de 2020 que «llevar una mascarilla quirúrgica supone poca o ninguna diferencia (…) en comparación con no llevarla»[15], y una revisión de 2023 seguía sin encontrar «ninguna reducción clara de la infección vírica respiratoria con el uso de mascarillas quirúrgicas (…) o las N95/P2»[16] Incluso la OMS afirmaba al principio de la epidemia que «no hay evidencia sobre la eficacia de las mascarillas en personas no enfermas, y las mascarillas de tela no están recomendadas en ninguna circunstancia».

Ensayos controlados aleatorios posteriores tampoco encontraron evidencia de su eficacia [17], como tampoco se encontró prueba alguna «de que la obligatoriedad de mascarillas del personal sanitario repercutiera en la tasa de infección hospitalaria»[18]  A pesar de ello, nuestra clase política ha seguido tomándonos el pelo al reinstaurar la mascarilla en hospitales para combatir la gripe estacional.

Especialmente sangrante fue el maltrato sufrido por los escolares cuando «los datos científicos no apoyaban el enmascaramiento de los niños para la protección contra el covid»[19], según un estudio reciente. Otro, realizado en Cataluña (ambos publicados en el British Medical Journal), tampoco encontró «diferencias significativas en la transmisión del SARS-CoV-2 debido al mandato de portar mascarillas en las escuelas»[20] 

Vacunas innecesarias, ineficaces y peligrosas

Se sorprendía ese gran médico y sabio español del s. XX que fue Gregorio Marañón de «la fuerza que tienen los medicamentos en la credulidad de los hombres», y añadía: «antes sabíamos cuál era el remedio sancionado por un principio científico y empírico y cuál la droga inventada por los farsantes. Ahora los procesos terapéuticos más inadmisibles aparecen envueltos en el ropaje de la ciencia con la garantía de profesores y con la firma de laboratorios concienzudos»[21]. En este sentido, el programa de vacunación universal covid con productos que probablemente hayan sido los más mortíferos en la historia de la Medicina ha constituido el mayor escándalo de salud pública de la Historia.

Su implementación se basó en la exageración interesada de la mortalidad del covid, en la presión social, en la negación del poder de la inmunidad natural tras pasar la enfermedad y en el bombardeo de historias de terror, que hizo creer a la población que la enfermedad era mucho más peligrosa de lo que en realidad era.

Sin embargo, desde el mismo 2020 se disponía de tablas de letalidad bastante certeras que centraban la peligrosidad del virus en ancianos[22] y personas con cuatro comorbilidades muy concretas. Esto no fue óbice para que Bill Gates afirmara con enorme cinismo, en 2022, que «al principio no entendíamos que el covid tenía una letalidad bastante baja y que sobre todo afectaba a los ancianos, de modo similar a la gripe»[23] Al engaño sobre la peligrosidad real del virus hay que añadir otro: nos dijeron que las “vacunas” evitaban el contagio y la transmisión y que detendrían la epidemia si alcanzábamos «inmunidad de rebaño» vacunal. No era cierto.

La realidad era que el covid tenía menor gravedad que la gripe en niños y era estadísticamente leve en jóvenes y adultos sanos hasta cierta edad, que la inmunidad natural otorgaba una protección muy superior a la vacunal y que las “vacunas” no impedían el contagio ni la transmisión. Respecto a su escasa efectividad (en ocasiones, negativa), en el primer trimestre del 2022 el 81% de los hospitalizados por covid en España y el 84% de los fallecidos eran personas perfectamente vacunadas, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad [24], datos congruentes con los de otros países y con docenas de estudios publicados.

Desde el punto de vista del paciente, las experimentales vacunas y terapias genéticas contra el covid no cumplían ninguno de los requisitos exigidos para toda vacuna: no eran necesarias (para la inmensa mayoría de la población) ni eficaces ni seguras. Sin embargo, desde el punto de vista de las empresas farmacéuticas cumplían el único requisito importante: el del beneficio. Acabarían convirtiéndose en el medicamento más lucrativo de la Historia.

Sus efectos adversos han sido silenciados por la Omertá del contubernio político-mediático-farmacéutico, pero están bien documentados [25]  A la muerte súbita de niños, jóvenes y adultos sanos (con un inexplicado exceso de mortalidad estadísticamente significativo), hay que sumar graves efectos isquémicos y cardiovasculares, como ictus, trombosis, embolia pulmonar, miocarditis y pericarditis, fibrilación atrial, angina de pecho y arritmias [26], efectos oculares, dermatológicos, inmunitarios y neurológicos, como mielitis transversa aguda, herpes zoster, desórdenes menstruales[27] y una reducción de fertilidad masculina  [28]

Algunos estudios han identificado el mecanismo que explicaría la potencial relación causal directa entre las vacunas ARNm y enfermedades neurodegenerativas, miocarditis, trombocitopenia, parálisis de Bell, enfermedad hepática, alteración de la inmunidad adaptativa, daños en el ADN y cáncer [29], llegando un oncólogo a denominar las dosis de refuerzo «bombas de relojería tumorales»[30]

Nada funcionó salvo la dictadura, y ahora quieren perpetuarla

Durante el covid nos robaron nuestra libertad, nos mintieron constantemente[31] y tomaron medidas tan dañinas como inútiles. Pues bien, lejos de entonar un mea culpa, la OMS y sus poderes fácticos, con el apoyo del Foro Económico Mundial de Davos [32], quiere aprobar un Tratado de Pandemias que les permita repetir el experimento de forma recurrente. Las negociaciones se están llevando con sigilo manteniendo un silencio de radio para que la población se entere sólo del hecho consumado. En la segunda parte de este artículo explicaremos cómo pretenden instaurar una dictadura sanitaria global que debemos impedir a toda costa.

Notas

[1] People who stuck by UK Covid rules have worst mental health, says survey | Coronavirus | The Guardian
[2] mRNA: Vaccine or Gene Therapy? The Safety Regulatory Issues – PMC (nih.gov)
[3] Peter Doshi: Pfizer and Moderna’s “95% effective” vaccines—we need more details and the raw data – The BMJ
[4] Real world evidence of calcifediol or vitamin D prescription and mortality rate of COVID-19 in a retrospective cohort of hospitalized Andalusian patients | Scientific Reports (nature.com)
[5] “Effect of calcifediol treatment and best available therapy versus best available therapy on intensive care unit admission and mortality among patients hospitalized for COVID-19: A pilot randomized clinical study” – PMC (nih.gov)
[6] Hydroxychloroquine is effective, and consistently so when provided early, for COVID-19: a systematic review – ScienceDirect
[7] Outcomes after early treatment with hydroxychloroquine and azithromycin: An analysis of a database of 30,423 COVID-19 patients – ScienceDirect
[8] Efficacy and safety of in-hospital treatment of Covid-19 infection with low-dose hydroxychloroquine and azithromycin in hospitalized patients: A retrospective controlled cohort study – ScienceDirect
[9] Now is the time for a ‘great reset’ of capitalism | World Economic Forum (weforum.org)
[10] How Did the COVID Pandemic Response Harm Society? A Global Evaluation and State of Knowledge Review (2020-21) by Kevin Bardosh :: SSRN
[11A-Literature-Review-and-Meta-Analysis-of-the-Effects-of-Lockdowns-on-COVID-19-Mortality.pdf (jhu.edu)
[12] Ibid.
[13] Ibid.
[14] Masks Are a Distraction From the Pandemic Reality – WSJ
[15] Physical interventions to interrupt or reduce the spread of respiratory viruses – Jefferson, T – 2020 | Cochrane Library
[16] Intervenciones físicas para interrumpir o reducir la propagación de los virus respiratorios – Jefferson, T – 2023 | Cochrane Library
[17] Effectiveness of Adding a Mask Recommendation to Other Public Health Measures to Prevent SARS-CoV-2 Infection in Danish Mask Wearers: A Randomized Controlled Trial: Annals of Internal Medicine: Vol 174, No 3 (acpjournals.org)
[18] Requirement to wear masks in hospitals may have had little impact on COVID-19 transmission during omicron wave (medicalxpress.com)
[19] Child mask mandates for COVID-19: a systematic review | Archives of Disease in Childhood (bmj.com)
[20] Unravelling the role of the mandatory use of face covering masks for the control of SARS-CoV-2 in schools: a quasi-experimental study nested in a population-based cohort in Catalonia (Spain) | Archives of Disease in Childhood (bmj.com)
[21] Dr. Gregorio Marañón, de Longinos Solana, Ed. Monte Carmelo, p. 135.
[22] Bulletin of the World Health Organization (nih.gov)
[23] Martin Kulldorff en X: «After pushing covid lockdowns, @BillGates admits that he and his foundation experts «didn’t understand that it’s a fairly low fatality rate and that it’s a disease mainly of the elderly»; basic facts known in early 2020. He should stay away from public health.» / X (twitter.com)
[24] Actualizacion_585_COVID-19.pdf (sanidad.gob.es)
[25] La ley del silencio (II) – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[26] Ibid.
[27] Menstrual changes after covid-19 vaccination | The BMJ
[28] Covid?19 vaccination BNT162b2 temporarily impairs semen concentration and total motile count among semen donors – Gat – 2022 – Andrology – Wiley Online Library
[29] Innate immune suppression by SARS-CoV-2 mRNA vaccinations: The role of G-quadruplexes, exosomes, and MicroRNAs – ScienceDirect
[30] The covid booster cancer time bomb – The Conservative Woman
[31] Desde Wuhan, una epidemia de mentiras – Fernando del Pino Calvo-Sotelo (fpcs.es)
[32] Pandemic Treaty: what is it and how will it save lives in future? | World Economic Forum (weforum.org)

Los Rockefeller a la compra de la Naturaleza tras desinvertir en combustibles fósiles y prohibir las exportaciones de GNL de EEUU

Withney Webb/Kontrainfo

Las ONGs controladas por la dinastía Rockefeller y otros donantes multimillonarios estuvieron detrás de una campaña para que el Gobierno de los EE.UU. suspendiera nuevas aprobaciones de exportaciones de gas natural licuado (GNL), una campaña que logró su objetivo, informó esta semana el Wall Street Journal.

Personas familiarizadas con el asunto dijeron al periódico que los Rockefeller, otrora dueños de la poderosa EXXON/Mobil,  junto con el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, han inyectado millones de dólares en grupos ambientalistas que hacen campaña contra proyectos de combustibles fósiles, incluidas terminales de GNL propuestas para la costa del Golfo de México.

Biden obedeció el reclamó y ordenó una pausa en las aprobaciones de exportaciones de GNL de nuevos proyectos en el país el 26 de enero, citando su posible contribución al cambio climático. La medida, que fue bien recibida por los activistas climáticos, podría retrasar las decisiones sobre nuevas plantas hasta después de las elecciones presidenciales estadounidenses del 5 de noviembre. “Recibieron nuestra atención”, dijo un alto funcionario de la administración Biden sobre los esfuerzos de los activistas, describiendo la campaña como intensa, según el WSJ.

Sin embargo, muchos grandes productores se han opuesto abiertamente a la medida, la controvertida decisión también ha provocado la ira entre los republicanos en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.

La Asociación Independiente del Petróleo de Estados Unidos también ha argumentado que el plan “reforzaría la influencia rusa” en el mercado europeo del gas. Estados Unidos se convirtió el año pasado en el principal exportador de GNL del mundo y envía aproximadamente la mitad de sus exportaciones a Europa occidental. Según la Casa Blanca, Estados Unidos ha superado sus objetivos anuales de entrega a la UE en cada uno de los dos últimos años.

Mientras tanto, según el WSJ, unos días después del anuncio de Biden, Sarah Brennan, directora asociada del Fondo de la Familia Rockefeller, escribió en un correo electrónico a grupos ambientalistas diciendo que “la pausa… es el resultado de un impulso sostenido de cuatro años que construido sobre años de oposición a las exportaciones de gas por parte de grupos comunitarios y abogados”. Brennan añadió que “la Casa Blanca reconoció el poder de esta campaña”.

El informe indicó que en 2018 el Rockefeller Brothers Fund, una fundación creada en 1940 por algunos de los herederos del magnate petrolero John D. Rockefeller (distinta a Rockefeller Foundation), lanzó una iniciativa llamada Funder Collaborative on Oil and Gas para alentar a los financiadores verdes a “hacer más”. Según se informa, algunos de los herederos han hecho campaña durante años contra el gigante energético estadounidense Exxon Mobil, antigua propiedad de la familia, que desinvirtió sus fondos en combustibles fósiles, según se anunció el 30 de septiembre de 2014.

Entre las acciones que implican ese “hacer más” se encuentra un proyecto que el sistema de bancos internacionales de crédito, la Fundación Rockefeller y la Bolsa de Valores de Nueva York (Wall Street) crearon recientemente: una nueva clase de activos financieros que pondrá, no solo el mundo natural, sino los procesos que sustentan toda la vida, a la venta bajo el pretexto de promover la “sustentabilidad”.

La Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) anunció  hace ya tres años, el desarrollo de una nueva clase de activos destinado a “preservar y restaurar los activos naturales que, en última instancia, sustentan la capacidad de que haya vida en la Tierra”. Denominadas “empresa de activos naturales”, o NAC (natural asset company, en inglés), permitirán la formación de corporaciones especializadas “que poseerán los derechos sobre los servicios de los ecosistemas producidos en una determinada porción de tierra, servicios como el secuestro de carbono o el agua potable”. Estas NAC mantendrán, gestionarán y harán crecer los activos naturales que mercantilizarán, con el fin de maximizar los aspectos de ese activo natural que la empresa considera rentables.

Aunque se describe como “cualquier otra entidad” en la NYSE, se alega que las NAC “usarán los fondos para ayudar a preservar una selva tropical o emprender otros esfuerzos de conservación, como cambiar las prácticas de producción agrícola convencional de una granja”. Sin embargo, como se explica al final de este artículo, incluso los creadores de NAC admiten que el objetivo final es extraer ganancias casi infinitas de los procesos naturales que buscan cuantificar y luego monetizar.

El director de operaciones de NYSE, Michael Blaugrund, aludió a esto cuando dijo lo siguiente con respecto al lanzamiento de NAC: “Nuestra esperanza es que ser propietario de una empresa de activos naturales sea una forma en que una gama cada vez más amplia de inversores tenga la capacidad de invertir en algo que es intrínsecamente valioso, pero, hasta este punto, estaba realmente excluido de los mercados financieros”.

Enmarcados con la noble retórica de “sostenibilidad” y “conservación”, los informes sobre el movimiento en medios como Fortune no pudieron evitar señalar que las NAC abren las puertas a “una nueva forma de inversión sostenible” que “ha cautivado al director ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, a pesar de que quedan grandes preguntas sin respuesta al respecto”. Fink, uno de los oligarcas financieros más poderosos del mundo, es y ha sido durante mucho tiempo un criminal corporativo, no un ambientalista, y su entusiasmo por las NAC debería hacer que incluso sus defensores más entusiastas se detengan a pensar si este esfuerzo realmente se trataba de promover la conservación, como se afirma.

Cómo crear un NAC

La creación y el lanzamiento de NAC se han desarrollado durante dos años y la NYSE se unió al Intrinsic Exchange Group (IEG), en el que la propia NYSE tiene una participación minoritaria. Los tres inversionistas del IEG son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la rama del sistema bancario multilateral de desarrollo centrada en América Latina que impone agendas neoliberales y neocolonalistas a través de la trampa de la deuda; la Fundación Rockefeller, la fundación de la dinastía oligarca estadounidense cuyas actividades han estado estrechamente vinculadas durante mucho tiempo con Wall Street; y Aberdare Ventures, una firma de capital de riesgo centrada principalmente en el espacio de la salud digital. En particular, el BID y la Fundación Rockefeller están estrechamente vinculados a los impulsos relacionados con las monedas digitales del banco central (CBDC) y las identificaciones digitales biométricas

La misión del IEG se centra en “ser pioneros en una nueva clase de activos basada en activos naturales y el mecanismo para convertirlos en capital financiero“. “Estos activos”, afirma IEG, hacen que “la vida en la Tierra sea posible y agradable … Incluyen sistemas biológicos que proporcionan aire limpio, agua, alimentos, medicinas, un clima estable, salud humana y potencial social”.

Dicho de otra manera, las NAC no solo permitirán que los ecosistemas se conviertan en activos financieros, sino también los derechos a los “servicios de los ecosistemas” o los beneficios que las personas reciben de la naturaleza. Estos incluyen producción de alimentos, turismo, agua potable, biodiversidad, polinización, secuestro de carbono y mucho más. 

Actualmente, IEG se está asociando con el gobierno de Costa Rica para poner a prueba sus esfuerzos de NAC dentro de ese país. La ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica, Andrea Meza Murillo, ha asegurado que el proyecto piloto con IEG “profundizará el análisis económico de darle a la naturaleza su valor económico, así como continuar movilizando flujos financieros para la conservación”.

Con las NAC, NYSE e IEG ahora están poniendo a la venta la totalidad de la naturaleza. Si bien afirman que hacerlo “transformará nuestra economía en una más equitativa, resiliente y sostenible”, está claro que los próximos “propietarios” de la naturaleza y los procesos naturales serán los únicos beneficiarios reales.

Según el IEG, las NAC comienzan con la identificación de un activo natural, como un bosque o un lago, que luego se cuantifica mediante protocolos específicos. Dichos protocolos ya han sido desarrollados por grupos relacionados como Capitals Coalition , que está asociada con varios de los socios de IEG, así como el Foro Económico Mundial y varias coaliciones.de las corporaciones multinacionales. Luego, se crea un NAC y la estructura de la empresa decide quién tiene los derechos sobre la productividad de ese activo natural, así como los derechos para decidir cómo se gestiona y gobierna ese activo natural. Por último, una NAC se “convierte” en capital financiero mediante el lanzamiento de una oferta pública inicial en una bolsa de valores, como la NYSE. Esta última etapa “genera capital para administrar el activo natural” y la fluctuación de su precio en bolsa “señala el valor de su capital natural”.

Sin embargo, el NAC y sus empleados, directores y propietarios no son necesariamente los propietarios del activo natural en sí después de este paso final. En cambio, como señala IEG, el NAC es simplemente el emisor, mientras que los compradores potenciales del activo natural que representa el NAC podrán incluir: inversionistas institucionales, inversionistas privados, individuos e instituciones, corporaciones, fondos soberanos y bancos multilaterales de desarrollo. Por lo tanto, las empresas de gestión de activos que esencialmente ya poseen gran parte del mundo, como Blackrock, podrían convertirse en propietarias de procesos naturales, recursos naturales y los mismos cimientos de la vida natural que pronto se monetizarán.

Tanto la NYSE como el IEG han comercializado este nuevo vehículo de inversión con el objetivo de generar fondos que se destinarán a los esfuerzos de conservación o sostenibilidad. Sin embargo, en el sitio web del IEG, se señala que el objetivo es un beneficio realmente infinito de los procesos naturales y los ecosistemas que anteriormente se consideraban parte de “los bienes comunes“, es decir, los recursos culturales y naturales accesibles a todos los miembros de una sociedad, incluidos los naturales. materiales como aire, agua y una tierra habitable.

Según el IEG, “A medida que prospera el activo natural, proporcionando un flujo constante o creciente de servicios de los ecosistemas, el capital de la empresa debería apreciarse en consecuencia proporcionando retornos de inversión. Los accionistas e inversores de la empresa a través de ofertas secundarias, pueden obtener beneficios mediante la venta de acciones. Estas ventas se pueden medir para reflejar el aumento en el valor de capital de las acciones, aproximadamente en línea con su rentabilidad, creando un flujo de caja basado en la salud de la empresa y sus activos”.

El investigador y periodista Cory Morningstar ha estado en total desacuerdo con el enfoque adoptado por NYSE / IEG y ve a las NAC como un sistema que solo exacerbará la depredación corporativa de la naturaleza, a pesar de las afirmaciones en contrario. Morningstar ha descrito las NAC como “Rockefeller y otros dejando que los mercados dicten lo que en la naturaleza tiene valor y lo que no. Sin embargo, las instituciones capitalistas y las finanzas globales no deberían decidir qué vida tiene valor. Los ecosistemas no son ‘activos’. Las comunidades biológicas existen para sus propios fines, no para los nuestros”.

Una nueva forma de saquear

El objetivo final de las NAC no es la sostenibilidad o la conservación: es la financiarización de la naturaleza, es decir, convertir la naturaleza en una mercancía que se puede utilizar para mantener en auge la actual y corrupta economía de Wall Street con el pretexto de proteger el medio ambiente y prevenir su mayor degradación. De hecho, IEG deja esto en claro cuando señala que “la oportunidad” de las NAC no radica en su potencial para mejorar el bienestar o la sostenibilidad ambiental, sino en el tamaño de esta nueva clase de activos, que denominan “Economía de la naturaleza”.

De hecho, mientras que las clases de activos de la economía actual tienen un valor de aproximadamente U$S 512 billones (millones de millones), las clases de activos desbloqueadas por las NAC son significativamente mayores a U$S 4.000 billones (es decir, U$S 4000 millones de millones o  4 cuatrillones en la numeración anglosajona).

Por lo tanto, las NAC abren un nuevo campo de ingresos para los bancos e instituciones financieras depredadores de Wall Street que les permitirá no solo dominar la economía humana, sino todo el mundo natural. En el mundo que estas y otras entidades relacionadas están construyendo actualmente, donde incluso la libertad está siendo reestructurada no como un derecho sino como un “servicio”, los procesos naturales de los que depende la vida están siendo reestructurados de manera similar como activos, que tendrán dueños. En última instancia, esos “propietarios” tendrán derecho, en este sistema, a dictar quién tiene acceso al agua potable, al aire limpio, a la naturaleza misma y a qué costo. 

Según Cory Morningstar, uno de los otros objetivos de crear una “economía de la naturaleza” y empaquetarla prolijamente para Wall Street a través de las NAC es avanzar drásticamente en los esfuerzos masivos de apropiación de tierras realizados por Wall Street y la clase oligarca en los últimos años. Esto incluye las recientes apropiaciones de tierras realizadas por firmas de Wall Street, así como por “filántropos” multimillonarios como Bill Gates durante la crisis de COVID. Sin embargo, el acaparamiento de tierras facilitado mediante el desarrollo de NAC se dirigirá en gran medida a las comunidades indígenas del mundo en desarrollo.

Como señala Morningstar:

El lanzamiento público de las NAC precedió estratégicamente a la decimoquinta reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, la mayor conferencia sobre biodiversidad en una década. Con el pretexto de convertir el 30% del mundo en “áreas protegidas”, está en marcha la mayor apropiación de tierras de la historia”.

IEG, al discutir las NAC, señala de manera reveladora que los ingresos de la OPI (“Oferta Pública Inicial”) de una NAC pueden usarse para la adquisición de más terrenos por parte de sus entidades controladoras o para impulsar los presupuestos o fondos de quienes reciben el capital de la OPI. Esto está muy lejos del argumento de venta de NYSE / IEG de que las NAC son “diferentes” porque sus OPI se utilizarán para “preservar y proteger” áreas naturales.

El pánico por el cambio climático que ahora está aumentando para reemplazar al pánico por COVID-19 seguramente se utilizará para comercializar de manera inteligente las NAC y tácticas similares según sea necesario para “salvar el planeta”, pero, tenga la seguridad, las NAC no son un movimiento para salvar el planeta, sino un movimiento para permitir que los mismos intereses responsables de las crisis ambientales actuales marquen el comienzo de una nueva era en la que su explotación depredadora alcance nuevas alturas que antes eran inimaginables.

Ataque a la criatura humana: lo artificial contralo natural

Roberto Pecchioli

Al hombre cotidiano no le gusta tratar temas universales. Pensar en la vida y la muerte, el bien y el mal, la paz y la guerra le da miedo. Parece justo, pues ya es demasiado complicado vivir el día a día. ¿Por qué preocuparse por cuestiones que son mucho más grandes que nosotros, a menudo irresolubles y fuera de nuestro control, amargándonos la existencia? Mirar a nuestro alrededor se vuelve cada vez más duro, como un angustioso ejercicio de teratologíay estudio de cosas monstruosas. Sin embargo, son temas ineludibles; alguien tiene que reflexionar y tomar nota de la realidad, etapa previa para intentar comprender el mundo, emitir juicios, luchar por lo verdadero, lo bello, lo bueno y lo justo.

Nos enfrentamos a un Vía Crucis con muchas, demasiadas estaciones, con la esperanza de que tarde o temprano llegue la resurrección. Nuestra tesis es que está en pleno desarrollo una gigantesca guerra contra la criatura humana. Todos los fundamentos de nuestra especie están siendo atacados -biológicos, antropológicos, ontológicos- bajo los golpes de un inmenso, monstruoso aparato de dominación tecno-financiera. Los dominadores poseen todos los medios, económicos, financieros, industriales, técnicos, culturales, mediáticos. Una cúpula de unos miles de “amos universales” (Giulietto Chiesa) tiene en sus manos el destino de la humanidad, decidida a modificarla, remodelarla, incluso trascenderla para recrear una nueva especie trans y posthumana. Posee todos los medios, determina todos los fines. Los suyos, que podemos resumir en el dominio sobre la materia humana inerte, indiferenciada, que se pondrá a las órdenes del aparato tecnológico.

Para ello, suprime la verdad y la realidad: lo artificial se impone a lo natural, los hechos son sustituidos por la representación impuesta, el universo por el metaverso. El poder de esta cúpula se ha hecho inconmensurable en los albores de la cuarta revolución industrial, basada en el poder de las tecnologías electrónicas. El mundo, de “analógico” que era, ha pasado a ser “digital”. El primer término describe el funcionamiento de la mente humana, basado en el reconocimiento de similitudes entre objetos y situaciones incluso muy distantes entre sí. Este tipo de razonamiento es la base de la creatividad, fundamental para resolver problemas nuevos e inesperados. Digital (dígito, cifra) es la forma típica de aplicar la informática y la electrónica, que trata las cantidades en forma numérica, convirtiendo los valores en números de un sistema de numeración conveniente, normalmente el sistema binario.

En un contexto tan complejo, asistimos a un profundo y rapidísimo “cambio de paradigma” en el sentido indicado por el epistemólogo Thomas Kuhn, es decir, al vuelco de toda la cosmovisión y de todas sus implicaciones. Antes de examinar los tres frentes de la guerra que libra la cúpula fintech contra el homo sapiens, es necesario recordar los fundamentos teóricos sobre los que se sustenta el hipercapitalismo globalista “absoluto”, es decir, liberado de toda atadura o límite: un materialismo crudo ajeno a cualquier hipótesis trascendente; el culto al progreso historicista-nihilista (filosófico). Un nihilismo anunciado con desesperada lucidez por Friedrich Nietzsche junto a la “transvaloración de todos los valores”.

Incompatible con toda forma de espiritualidad, pero también enemigo de toda alternativa ética, política, económica, de valores, el poder se alimenta de la voluntad de poder, del odio implacable a todo límite, visto como un impedimento, un retroceso. Nada es sagrado, todo está disponible, materia que conquistar, ocupar, remodelar, comprar y vender. La advertencia de Ezra Pound se vuelve incluso ridícula: el templo es sagrado porque no está en venta (Cantos, Canto XCVI).

En el espíritu de la época -una época sin espíritu, una época de vacío (G. Lipovetsky)- no hay más templo que la mercancía, la reducción de todo a una cosa, un producto al que se puede atribuir un código de barras y poner una etiqueta de precio cambiante. El “desencantamiento del mundo” del que hablaba Max Weber está llegando a su fin: todo está calculado y es calculable, el pasado es la torpe minoría de edad intelectual de una humanidad infantil, el futuro no existe salvo en la forma predictiva de la intersección y el procesamiento de datos y metadatos.

En un mundo reducido a una figura, una cosa, una masa, resurge el mensaje desesperado de Pier Paolo Pasolini: quiero reconocer las cosas y, en la medida de lo posible, quiero volver a mitificarlas. Lo que se nos hace emprender es un viaje al desierto, o a la “noche del mundo” anunciada por Martin Heidegger, acogida con efervescente alegría por los mercaderes “occidentales” contemporáneos. La objeción más común entre los creyentes de los mitos posmodernos es la siguiente: ¿cómo puede el poder ser totalitario, absoluto, si predica algún tipo de democracia, inclusión, si de hecho la crítica más común es el exceso de permisividad?

Pasolini de nuevo: el poder tecno-capitalista “ya no se contenta con un hombre que consume, sino que exige que no sean concebibles otras ideologías que las del consumo.” Ha “decidido ser permisivo porque sólo una sociedad permisiva puede ser una sociedad de consumo”. La esfera de los derechos, además, mientras se amplía desmesuradamente en la esfera individual e íntima, se desdibuja en la esfera pública, donde el paradigma es el de la vigilancia, el del pensamiento único, el de la represión de las ideas, el de los principios contrarios al orden biopolítico/biocrático neoautoritario.

La ruta marcada hasta 2020 (pandemia, identidad digital, compresión de la movilidad, sistemas de identificación y vigilancia, limitación de la agricultura, alimentación artificial, acentuación ecoclimática, represión de la disidencia, medicalización generalizada, difusión de la ideología de género, transhumanismo) sugiere que el cambio de paradigma se encuentra en su fase decisiva. La vacía humanidad occidental, atrapada por los mitos paralelos del mercado y la tecnología, se reduce al esquema que Diego Fusaro extrae de la mitología griega. Las deidades posmodernas son Dioniso, que preside el caos, lo informe, lo ilimitado y la transgresión; Proteo, el dios de las hibridaciones, del cambio continuo, de la superación de toda frontera y la demolición de toda diferencia. Por último, Narciso, la contemplación del yo, el egoísmo engrandecido de los átomos desarraigados que tiene en la práctica del selfie su ritual compulsivo, para ser compartido en las redes sociales a la espera del “me gusta”, del pulgar hacia arriba de los átomos errantes conectados al metaverso.

Una guerra contra el hombre librada en forma de puesta en cuestión de la verdad, de la realidad misma, de los fundamentos de la existencia. Decíamos que se trata de trastocar los fundamentos biológicos, antropológicos y ontológicos del hombre. La biología -desacreditada, desvirtuada hasta convertirla en una variable dependiente de construcciones culturales- es atacada en su negativa a reconocer lo que siempre ha estado claro para los hombres de todos los tiempos y civilizaciones. El “macho y hembra los crearon” bíblico se niega en nombre de los “géneros”, que han ocupado el lugar de los (dos) sexos. Para la neocultura transhumana, los géneros son potencialmente infinitos, tantos como autorreconocimientos, incluso los más extraños, bizarros y (¡alguna vez!) desviados de cada ser humano, cambiantes, temporales y revocables. Los roles, las distinciones entre lo masculino y lo femenino no son más que construcciones sociales, como el embarazo y la maternidad.

La tendencia es lo Idéntico, lo andrógino, lo trans. La desidentificación étnica, personal, cultural, sexual, puerta de entrada a la fluidez existencial, conduce a una especie de desnaturalización destinada a sustraer la dimensión biológica adscrita. Sin fundamento biológico, soy lo que quiero ser o creo ser. La ex ministra de Igualdad del Gobierno español, Irene Montero, llegó a afirmar que la mujer no existe, ya que mujer es cualquiera que se sienta como tal. Corresponde a la sociedad y a sus normas tomar nota de ello. Siendo Montero una feminista radical, ¡no se entiende qué sentido tiene el feminismo en ausencia del sujeto!

Lo biológico es el objetivo de la medicalización total: somos personas sanas imaginarias, a las que atiborrar de fármacos, preparados, sueros génicos, cuya auténtica función (ARNm) es modificar permanentemente nuestro patrimonio genético. ¿Con qué fin? Biológico y al mismo tiempo antropológico es la sustracción progresiva de la procreación a la sexualidad natural. El resultado será la ectogénesis, es decir, la “producción” de seres humanos mediante máquinas, úteros artificiales y semen artificial. La consecuencia es la desaparición de las figuras parentales, la transmisión de la vida confiada a quienes disponen de la tecnología y pueden determinar, como en el Nuevo Mundo Feliz de Aldous Huxley, la cantidad y la calidad de la posthumanidad producida artificialmente.

No es casual que las etapas intermedias sean la propaganda asfixiante, 24h, de la sexualidad estéril, la homosexualidad y la transexualidad, fenómenos que desde la biología transitan al territorio de la antropología y la ontología, atacando los fundamentos del ser. De paso, la operación de reconfiguración humana necesita banalizar el aborto -elevado a derecho universal- rebautizado como “salud reproductiva”. Este sintagma muestra la regresión biológica de lo humano hacia lo animal. Al fin y al cabo, la ideología de los Señores considera que el homo sapiens no es más que una masa bioquímica manipulable. Se animaliza al hombre al mismo tiempo que se conceden al mundo animal derechos similares a los humanos. Absurdo, ya que el animal no puede reclamar derechos ni ejercer los deberes correspondientes.

Al mismo tiempo, se impone al hombre un neolenguaje despojado y limitado, el gruñido unificado a través del cual debe definir y juzgar los objetos y conceptos, el mundo que le rodea y a sí mismo según el nuevo paradigma impuesto. Desvinculado de su familia, alejado de la comunidad étnica, territorial y cultural a la que pertenece, impermeable a las instancias del espíritu, alejado de su naturaleza biológica e íntima, iniciado en una serie de dependencias, hibridado con la máquina y mientras tanto dependiente de aparatos artificiales, abandonado a los impulsos, incapaz de elevar el pensamiento más allá del momento, gobernado por el miedo, heterodirigido por el poder de la tecnoestructura, incierto, subyugado por lo artificial, el átomo humano pierde su libertad, deja de reconocer la realidad y se aleja de la verdad.

¿Sigue siendo, biológica y ontológicamente, homo sapiens, o se ha transformado en una especie diferente? Es la paradoja de la nave de Teseo, la cuestión física y metafísica de la persistencia de la identidad original de una entidad que ha cambiado por completo con el paso del tiempo. ¿Sigue siendo la criatura-hombre la misma si todos sus componentes han cambiado e incluso el cerebro se ha reconfigurado mediante máquinas y artefactos “pensantes”?

La mitología griega -que supo plantear a la humanidad todas las preguntas significativas- narra la nave en la que Teseo viajó en la aventura que le llevó a desafiar y matar al Minotauro, el monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro, uno de los mitos fundadores de Occidente. El barco aparentemente permaneció sin cambios, a pesar de que cada uno de sus componentes fue reemplazado con el tiempo, desde la quilla hasta los remos y las velas. Llegó un momento en el que se habían sustituido todas las piezas originales, aunque el barco conservaba su aspecto original. Había sido completamente renovado, pero al mismo tiempo seguía igual. ¿Seguía siendo el barco de Teseo?

¿Lo verdadero, lo bueno, lo justo, lo bello siguen siendo el horizonte del significado o la guerra la han ganado hombres enemigos de otros hombres? Dicho en estos términos, el ataque al hombre requiere una respuesta principalmente espiritual. Para seguir siendo (o volver) humanos necesitamos más que nunca mirar hacia arriba, hacia lo que excede la materia. Es la madre de todas las batallas, en las que debemos enfrentar el amor por nosotros mismos, la criatura con la chispa divina, contra el frío cinismo de los oligarcas egoístas y los sociópatas desalmados. Donde crece el peligro, crece también lo que salva; Es la lección de Hoelderlin la que los últimos años muy duros han hecho realidad. A pesar de todo, está creciendo laboriosamente una nueva conciencia, un antagonismo aún minoritario y confuso, formado por muchos pequeños fuegos. Signos de cautelosa esperanza. Homo suma; humani nihil a me alienum puto, soy un hombre; nada de lo humano me es ajeno

Actualizaciones para Greta: Los verdaderos asesinos del clima

Ivo Sasek

La pequeña Greta recibe algunas clases extra del fundador de Kla.TV, Ivo Sasek… Porque los mismos cerebros que nos imponen filtros de partículas cada vez más caros para “salvar nuestra salud y el clima” y que quitan las vacas a los granjeros porque se tiran demasiados pedos, están poniendo MILLONES DE TONELADAS de fino polvo de carbón en nuestro aire cada año. Además de millones de toneladas de partículas de aluminio y todo tipo de nano-cócteles altamente tóxicos. Al mismo tiempo, las mismas mentes maestras abusaron de nuestra ionosfera en 2010 con 180 instalaciones militares HAARP para desencadenar varios terremotos, sequías, tormentas, inundaciones, etc. Mientras Wikipedia y compañía lo niegan obstinadamente, las patentes de geoingeniería admiten abiertamente que las instalaciones HAARP en combinación con millones de toneladas de nano-cócteles pueden incluso desencadenar tsunamis enteros y dañar cualquier clima.

Hoy tengo una advertencia de peso para todos los librepensadores sobre el cambio climático provocado por el hombre. Hasta hace poco, no podía entender cómo la mitad del mundo podía estar en la jerigonza climática de Greta Thunberg, mientras que está escrito en la cara de esta niña que esta nueva religión climática forzada no podría haber surgido de su propia cabeza o mente. Todo el mundo bajo este cielo debería darse cuenta inmediatamente de que sólo se trata de una pobre niña enferma instrumentalizada por una élite poderosa y utilizada indebidamente para sus fines. Pero lo que menos puedo entender es que tantos niños, jóvenes y adultos indescriptiblemente sanos se hayan dejado instrumentalizar a sí mismos y a esta maltratada Gretchen. Al menos estas personas normales y pensantes deberían ser capaces de darse cuenta, pensé, de que sólo estaban siendo instrumentalizadas por los grandes estafadores. Además, a ninguna persona sensata debería habérsele escapado que son siempre los mismos abusadores del poder los que asolan constantemente nuestro hermoso mundo con sus crisis financieras, guerras y todo tipo de plandemias y crisis provocadas por ellos mismos, fomentadas estratégicamente, tiranizando, saqueando y forzándonos gradualmente a todos a la esclavitud. Pero sólo cuando ya habíamos realizado muchos documentales con Kla.TV contra esta sectaria nueva religión del clima, ví la luz. Los documentos altamente explosivos que se nos filtraron me convencieron de que en Kla.TV nos habíamos dejado instrumentalizar igualmente – por los mismos creadores de crisis de los que hablamos aquí. De repente me di cuenta de que no es ni la estupidez ni la ignorancia lo que está haciendo que las masas caigan en este engaño climático. Más bien, es la diabólica astucia de estos susurradores del clima, que saben exactamente cómo mantenernos a todos en la ignorancia o maniobrarnos hábilmente en espectáculos paralelos donde podemos rompernos la cabeza unos a otros con los argumentos y contraargumentos más verdaderos. A continuación les explicaré cómo en Kla.TV también nos hemos dejado instrumentalizar por estos sinvergüenzas del clima, y qué hemos aprendido ahora de ello. El hecho es que nosotros también hemos caído en su juego de manos. ¿Y de qué manera? Muy sencillo: contradiciendo con los climatólogos y científicos de más alto rango la constante afirmación de que el cambio climático lo causamos los humanos. Han demostrado con los mejores y más convincentes ejemplos que el cambio climático se ha producido de forma natural durante miles de años, con un constante sube y baja y va y viene de las temperaturas, los vientos y los patrones climáticos, etc. Y eso es y sigue siendo correcto. Sin embargo, cuanto más convincentemente hemos sido capaces de demostrar que el cambio climático no puede ser provocado por el hombre, ¡más les hemos hecho el juego a los creadores de la crisis climática! Se preguntarán, ¿por qué? ¿Qué podría ser más útil que la constatación de que los seres humanos podemos tener, en el mejor de los casos, una influencia de 0,000 y pico sobre el clima? Eso demostraría claramente que “Gretchen” no hace más que difundir tonterías… Y ya ven, este constante ir y venir, esta disputa a un nivel demasiado bajo sobre si el cambio climático está provocado por el hombre o no, es el espectáculo secundario absolutamente deliberado al que nos han llevado estos astutos zorros del clima. Pero de lo que sólo me he dado cuenta estos días, gracias a la perspicacia de los patentes de manipulación meteorológica de alto rango, es del hecho de que muchos de los cambios actuales en nuestro tiempo y “clima” ¡son, después de todo, obra del hombre! Pero no por personas despistadas como usted y yo, es decir, al más bajo nivel, sino por misántropos sin escrúpulos al más alto nivel. Ni por nuestras calefacciones, ni por los gases de escape de nuestros coches, ni por las industrias. Y mucho menos por los pedos de vaca, a los que también se culpa de los agujeros de ozono. No, en innumerables patentes que existen desde hace muchas décadas se puede leer con sus propios ojos que la geo-ingeniería, es decir, diversas técnicas de manipulación del clima, provocan, entre otras cosas, agujeros de ozono. Sin embargo, las patentes de estas armas meteorológicas también muestran que en realidad causan terremotos, inundaciones, sequías, tormentas de nieve, relámpagos con y sin truenos, olas de calor, frío, vientos huracanados e incluso tornados. Incluso se enumeran los tsunamis, de los que nadie sabía nada en aquel momento, ¡y todas las demás cosas horribles que hemos tenido que experimentar en las últimas décadas! La patente oficial de EE.UU. 4686605 que se muestra al fondo describe exactamente cómo las altamente peligrosas armas electromagnéticas HAARP ¡también pueden ser utilizadas para generar calor o incendios forestales! Encontrarás otras numerosas patentes numeradas de EE.UU. en el apéndice de texto a continuación – ni siquiera puedo leerlas aquí abajo debido a la abundancia, y mucho menos empezar a tratarlas. Y mientras examinaba varias de esas patentes, también me informaron de que cuestan mucho dinero y sólo se conceden si las tecnologías solicitadas funcionan realmente. También me di cuenta de que la gran mayoría de las patentes de manipulación meteorológica son de origen militar. Esa fue también la razón por la que, ya en los años sesenta, se redactaron muchos proyectos de ley para garantizar que estas armas meteorológicas no pudieran utilizarse con fines militares. Sólo entre 1947 y 1978, el Congreso estadounidense aprobó 110 programas de manipulación meteorológica. En 1962, LYNDON B. JOHNSON dijo: “Esto permitirá a la gente determinar las capas de nubes de la Tierra y, en última instancia, controlar el clima. Y el que controle el clima controlará el mundo”. Pero entonces vi todas estas cifras, cuántos millones de toneladas de partículas de hollín, por ejemplo, se bombean regularmente a nuestros cielos. En los años setenta, las Fuerzas Aéreas estadounidenses crearon el término “estelas químicas” para designar este fenómeno. Cuando los primeros investigadores independientes se enteraron de este crimen secreto, la CIA comenzó inmediatamente a desacreditar a estas personas como teóricos de la conspiración. Como resultado, todos los que habían informado de estas tiras y cortinas de humo altamente tóxicas y destructoras de la naturaleza en el cielo fueron humillados desde todos los lados durante décadas como chiflados, preferiblemente como nazis y teóricos de la conspiración. Incluso en 2008, cuando Werner Altnickel presentó cientos de pruebas de tales despliegues de estelas químicas en conexión con HAARP y la tecnología de microondas en el 1er AZK, la embestida contra él y todos los testigos relacionados no sólo continuó, sino que cobró aún más impulso. Sólo después de que miles de pruebas irrefutables hubieran llegado al público, no sólo Wikipedia, sino también todo tipo de sitios web gubernamentales y científicos admitieron oficialmente que la tecnología chemtrail ha existido durante muchas décadas, sólo que a partir de ahora se denominó sistemáticamente geoingeniería. Esta repentina concesión general utilizando el nuevo término técnico no ha exonerado, justificado o incluso rehabilitado en modo alguno la deshonrosa reputación de quienes denunciaron los chemtrails. Todo lo contrario: sólo se les ha empujado aún más al rincón de los teóricos de la conspiración y simplemente han afirmado obstinadamente que la geoingeniería no implica la pulverización de sustancias nocivas, sino sólo modificaciones meteorológicas útiles para el beneficio de la humanidad … Y así se acuñó la narrativa de que sólo tenían en mente los mejores intereses para la humanidad. Pero lo que queda meridianamente claro en muchas de estas patentes expuestas es todo lo contrario: Más abajo, en el apéndice del texto del programa, encontrará muchas fuentes también sobre los daños absolutamente devastadores para la salud causados por la geoingeniería. Lo peor, sin embargo, es que son precisamente estas enormes y envenenadoras intervenciones las que realmente están cambiando el tiempo y el clima. Y aunque no existe un clima global, estas pulverizaciones de cócteles tóxicos, en combinación con las altas frecuencias de HAARP, 5G, 4G, tecnologías inteligentes, etc., están cambiando irrefutablemente los distintos climas regionales de la Tierra. Lo que antes se denigraba como una amarga teoría de la conspiración, ahora ha resultado ser un bosque de alrededor de 1000 técnicas patentadas de manipulación del clima que se han utilizado sin piedad durante décadas sin el más mínimo conocimiento, y mucho menos el derecho de la gente a opinar. Algunas patentes para influir en el clima se presentaron y aprobaron hace más de 100 años y se utilizaron inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial. En el apéndice del texto del programa encontrará una lista completa de dichas patentes con sus fuentes y otros enlaces a documentales en profundidad. Según el experto en geoingeniería Dane Wigington, incluso los ciclones y los huracanes son manipulados. La manipulación de ciclones se hace de forma ABSOLUTAMENTE SEGURA. El ejército estadounidense lleva participando en programas de manipulación de huracanes desde al menos 1947, y hasta el día de hoy. Según Dane Wigington, la ingeniería climática es demostrablemente el mayor factor causal en relación con el número cada vez mayor de incendios forestales. Y mientras en todo el mundo se nos imponen filtros de partículas cada vez más caros para frenar las partículas de hollín de los vehículos diésel, etc. que dañan el clima, geoingenieros como el Dr. David Keith y el Dr. Ken Caldeira insisten en que cada año se deben lanzar al cielo mundial hasta 20 MILLONES de toneladas de partículas y nanopartículas de carbono. ¿Lo ha entendido bien? Desde hace mucho tiempo, millones de toneladas de partículas de hollín y numerosas sustancias químicas mortales en forma de nanopartículas vuelan cada año en el éter. De ahí la llamada lluvia ácida, que lleva décadas destruyendo sin piedad toda nuestra vegetación. Por desgracia, cualquier aclaración de este tipo parece completamente inverosímil. Esto se debe únicamente a que los medios de comunicación cómplices afirman a modo de mantra que nunca se utilizarían este tipo de armas meteorológicas y climáticas.

Está claro que utilizan nuestro dinero para encubrir a los verdaderos asesinos del clima y de personas. También lo están haciendo deliberadamente al afirmar como un mantra que ningún gobierno del mundo dañaría deliberadamente a sus ciudadanos sin que se notara. Este es el relato machacón. Pero numerosos documentos y hechos demuestran desgraciadamente exactamente lo contrario. Por un lado, hay toda una serie de catástrofes sísmicas y medioambientales expuestas que fueron causadas por armas meteorológicas activadas. Ya en las décadas de 1950 y 1960 tuvieron que admitirse abiertamente los primeros atentados de este tipo. Sin embargo, sin ninguna secuela de alivio para la maltratada población mundial. Esto es sólo el principio o una pequeña punta de este atroz iceberg: Desde 1945, ¡más de 2.100 pruebas de bombas nucleares descubiertas han causado con toda seguridad el cambio climático nuclear provocado por el hombre! En conjunto, sólo 520 de estas explosiones nucleares enumeradas en Wikipedia tuvieron un valor de detonación 45.000 veces más potente que la fuerza de la primera bomba atómica sobre Hiroshima. En otras palabras: Hiroshima ha sido repetida otras 45.000 veces por científicos dementes y belicistas desde 1945, ¡sólo en la atmósfera y bajo el agua! – Desgraciadamente, en este cálculo faltan al menos otras 1.680 explosiones nucleares descubiertas, sin cifras no comunicadas, de modo que Hiroshima puede haberse repetido incluso más de 100.000 veces. ¿Entiendes de qué estamos hablando? Pero a nuestros granjeros les quitan las vacas porque supuestamente se tiran demasiados pedos y dañan la tierra, los prados y el clima como consecuencia… En 1952, el proyecto «Cumulus» en Gran Bretaña provocó un desastre por mega inundaciones con decenas de muertos. En 1962-71, se provocaron y dirigieron deliberadamente huracanes con el proyecto “Stormfury”. En 1967-72, el proyecto Popeye provocó lluvias gigantescas en Vietnam, que bloquearon deliberadamente las rutas de abastecimiento del Viet-Cong. [Explicación Vietcong: Frente Nacional para la Liberación de Vietnam del Sur; organización guerrillera en la guerra de Vietnam.] Todo esto ocurrió hace más de 50 años. Nuestra generación ya ha sufrido innumerables inundaciones, tsunamis, terremotos y similares. Y con respecto a la mendaz afirmación de la corriente dominante de que ningún gobierno dañaría deliberadamente a su pueblo, y mucho menos lo haría sin ser reconocido, me remito una vez más a nuestro documental USA – poison experiments on its own population, del 24.01.2024 www.kla.tv/27988 En 1994 se descubrieron otros experimentos a gran escala con la población de EE.UU. Los sujetos de prueba involuntarios eran ciudadanos estadounidenses: grandes ciudades enteras. Aviones militares los rociaron deliberadamente con veneno durante largos periodos de tiempo porque los militares supuestamente querían ver qué pasaba, ya que los agentes de guerra tienen que ser probados antes de ser utilizados en el “enemigo”. Incluso una escuela primaria con niños fue rociada deliberadamente con sulfuro de zinc/cadmio todos los días durante tres meses. Las consecuencias fueron terribles. La mitad de una clase entera murió, la otra mitad sufrió enfermedades graves, esterilización o discapacidad. Más tarde, las propias víctimas dieron a luz a niños gravemente discapacitados, etc. El gobierno alegó que los aviones sólo habían rociado productos químicos inocuos. Sin embargo, las mediciones revelaron que el sulfuro de cadmio y zinc era una de las sustancias detectadas. En otras palabras, precisamente esas sustancias tóxicas que, como ya se ha mencionado, han sido rociadas en secreto por millones en casi todos los países del mundo durante décadas, ¡y cada año! Y ya ven, estos asesinos del clima y gigantescos contaminadores nos han estado culpando a nosotros, pueblos desprevenidos, de su contaminación global del suelo y del agua desde el principio. ¿Pero cómo? Acusándonos de utilizar champús y productos de cuidado nocivos. Sin embargo, al mismo tiempo, no dejan de fumigar decenas de millones de toneladas de indescriptibles cócteles tóxicos por todo el planeta, de modo que ninguna región del mundo se ha librado de esta contaminación. Y estos vuelos de fumigación están matando árboles, abejas, insectos y, en consecuencia, pájaros por todas partes. Pero también todas nuestras aguas y suelos están siendo constantemente altamente envenenados por la geoingeniería. En la patente estadounidense 9924640, los aviones Boeing se transforman para transportar cargas de 25 toneladas de nanopartículas similares a la arena a una altitud de 18.000 metros. Estas partículas permanecen en la atmósfera superior hasta 2 años, pero luego se filtran silenciosamente a nuestros campos, jardines, bosques, lagos, ríos y prados. Es más, la OTAN, que fue fundada por masones de alto grado, lleva mucho tiempo vendiendo alrededor del 90% de su combustible JP8 a la aviación civil, es decir, a casi todos los grandes aeropuertos del mundo. De este modo, vuelve a suceder lo mismo. No debemos olvidar nunca que los cerebros ocultos que están detrás de estas campañas mundiales de fumigación desean seriamente reducir la población mundial a 500 millones de habitantes. Así lo han hecho grabar en sus monumentos de 120 toneladas, las famosas Piedras Guía, en 10 idiomas. ¿O es sólo una coincidencia que los combustibles de la OTAN que nos venden contengan exactamente las mismas sustancias altamente peligrosas como aditivos? Se han detectado altas cantidades de aluminio, bario, berilo, plomo, cadmio, cromo, cobalto, hierro, cobre, molibdeno, sodio, níquel, estroncio, titanio, vanadio, zinc y estaño en este combustible militar, así como los óxidos de estos metales y otras sustancias tóxicas. Ya ven, otra vez lo mismo. Así que llevad pancartas por las calles y manifestaciones por el clima que digan: ¡Los combustibles de la OTAN en nuestros aviones son asesinos del clima! – ¡El plomo, el estroncio y el óxido de hierro nos están matando! ¡Rociar 20 millones de toneladas de polvo de carbón en la atmósfera cada año es un genocidio! Así pues, ¡todo lo mencionado hasta ahora ha sido provocado por el hombre! Por lo tanto, ¡nunca más afirmaremos con Kla.TV que el actual cambio climático denunciado no está causado por el ser humano! A partir de ahora, sin embargo, ¡daremos a todas las Greta Thunbergs de este mundo una clase extra levantando nuestras propias pancartas en medio de los eventos de engaño climático! Y mostrarán exactamente qué personas están causando todas estas catástrofes climáticas y por qué medios. Educaremos a Greta y a sus infantiles seguidores ante las cámaras de los medios de comunicación de todo el mundo sobre quiénes son los verdaderos pecadores del clima. Levantaremos nuestras pancartas, que mostrarán quién, por ejemplo, está vertiendo 10 millones de toneladas de polvo fino de aluminio, etc., en nuestra atmósfera cada año. Y los efectos exactos que esto tiene en la salud humana. Eche un vistazo a las listas de enfermedades al final del texto del programa, le dará escalofríos. También hago un llamamiento a todos los pedagogos y expertos independientes para que hagan lo mismo. No dejamos de preguntarnos cuál es la mejor manera de educar a las personas que aún no están ilustradas. Luego nos dejamos llevar y empezamos a hacer pequeñas campañas de buzoneo donde poníamos nuestros panfletos o lo que fuera. Este tipo de acciones suelen encontrarse con las protestas de la población pasivamente ignorante, que ni quiere oír esas cosas ni se ha planteado ninguna pregunta al respecto. Pero si todos acudimos a esas manifestaciones, a los Viernes por el Futuro, etc., y enarbolamos nuestras pancartas para denunciar por su nombre a los culpables de esta crisis climática y exigir un castigo justo para ellos, ¡entonces podríamos redirigir la ira de esas masas tan interesadas hacia los verdaderos contaminadores! ¡Es urgente acusar públicamente a los verdaderos contaminadores! Y ya ven, esto golpearía de nuevo exactamente a los mismos culpables que estuvieron detrás de la pandemia de Covid, pero que también fueron responsables de la mayoría de las guerras de las últimas décadas, así como de las actuales, pero también de todas las crisis financieras deliberadamente manipuladas, etc. Porque siempre son las mismas élites las responsables. Porque siempre son las mismas élites de la masonería de alto nivel, es decir, del satanismo, las que alimentan todos estos pánicos actuales y similares. Siempre son los mismos los que provocan todas estas crisis mundiales para generar con ellas beneficios indecibles y expansiones de poder personal. Por favor, ayúdanos a desenmascarar por su nombre a todos estos poderes de fondo que destruyen el tiempo y el clima difundiendo diligentemente programas como éste entre los “luchadores climáticos despiertos” de todo el mundo. Acompáñanos a las manifestaciones por el clima y muestra tus pancartas a las cámaras. No sólo Greta Thunberg y su juventud fanática, sino también todas las personas preocupadas del mundo deberían saber exactamente quién esparce volando y cuántos millones de toneladas de qué veneno mortal a la atmósfera para culparnos a nosotros, ciudadanos engañados del mundo, de toda esta destrucción medioambiental. Lo que es aún peor es que los mismos conspiradores mundiales también nos están estafando con todo tipo de impuestos climáticos y multas climáticas. Los objetivos climáticos proclamados internacionalmente junto con la Agenda 2030 nos dicen que su locura climática alimentada en particular nos llevará a la estafa de los mayores tributos de todos los tiempos ¡si no detenemos a estos locos! Porque con esta actitud básica que nos acusa a todos, estos genocidas también se esconden hábilmente detrás de nosotros. Todo lo que hacen ellos mismos, simplemente nos lo achacan a nosotros – esa es su vieja estrategia – una estrategia efectiva del demonio, por cierto. En todo esto, no olvidemos nunca que se trata de crímenes que no prescriben. Y como lo encubren y blanquean todo a través de sus medios de comunicación dominantes y, además, censuran cada vez más toda revelación a través de sus plataformas de Internet, todos sus vasallos también deben ser desarmados como cómplices y puestos entre rejas. En nuestras pancartas, que llevaremos a Greta y compañía en el futuro, debe quedar claro de un vistazo cuántas instalaciones HAARP hay en todo el mundo, por ejemplo, y quién exactamente está utilizando estas armas meteorológicas para hervir nuestra ionosfera con el fin de desencadenar cataclismos [es decir: una catástrofe muy grande, que lo destruya todo] de todo tipo aquí abajo. La población mundial debe desenmascarar a estos asesinos en masa, denunciarlos y ponerlos entre rejas sin más alternativa. Pero si, a pesar de toda esta denuncia, sigue sin haber justicia para la población mundial perjudicada, ni siquiera una justicia residual, obligarán a los pueblos que han quedado indefensos a elegir nuevos guardianes y jueces que vuelvan a estar ahí para defender sus vidas. Sí, entonces la Justicia se ha inhabilitado a sí misma por su negativa a servir y ha obligado al mundo a crear y autorizar nuevos tribunales libres, porque: ¡El Nuevo Mundo no tiene dinero!

Fuentes/enlaces

www.kla.tv/14463:
Locura nuclear: los hechos reales

https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_nuclear_weapons_tests
https://www.nzz.ch/international/nordkorea-vergleichbar-mit-hiroshima-nordkoreas-atombombentests-im-vergleich-ld.116220
www.kla.tv/19915:
Patentes meteorológicas: Dónde se esconden los creadores de catástrofes

https://wetteradler.de/mediathek
https://vimeo.com/567794253
www.kla.tv/27872:
Manipulación del clima: Lo que sabemos con certeza – conferencia del Dr. Philipp Zeller, físico de la ETH

https://aktuelle-nachrichten.app/schweizer-physiker-ueber-chemtrails-und-haarp-die-frage-ist-was-dem-kerosin-beigemischt-wird-video/
https://schwyz-infra.ch/reportagenuebersicht/zeit-und-wirtschaftsgeschehen/patentiertes-wetter/
https://de.wikipedia.org/wiki/Luft
https://www.youtube.com/results?search_query=Robert+Farle+erkl%C3%A4rt+den+Co2-Irrsinn

Impacto sobre la salud de los campos electromagnéticos

El Programa Nacional de Toxicología (NTP) del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de EE.UU. ha revelado silenciosamente que dejará de estudiar los impactos biológicos o ambientales de la radiación de radiofrecuencia de teléfonos celulares.

Esta decisión se produce a pesar de los resultados de los programas cuidadosamente diseñados y revisados durante una década $30 millones invertidos en estudios en animales eso encontraron cáncer, daño cardíaco y daño en el ADN asociado con la exposición a la radiación de radiofrecuencia del teléfono celular a niveles comparables a los experimentados por los personas en la actualidad. 

El año pasado, el NTP declaró en su hoja informativa de 2023  que realizaría estudios de seguimiento para comprender mejor los efectos encontrados en los estudios con animales a largo plazo.

Las clínicas de infertilidad preguntan a los hombres cuáles son sus hábitos con respecto a los teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos. Les dicen que se quiten estos teléfonos del cuerpo y de los bolsillos porque hay  evidencia de una correlación en roedores entre la exposición a la radiación inalámbrica y un bajo recuento de espermatozoides, peor calidad del esperma,  disminución de la testosterona  y  daño a los testículos .

Los estudios  también han relacionado el uso de un teléfono celular en el sostén con un mayor riesgo de cáncer de mama. La lista de  efectos adversos para la salud  asociados con esta exposición es larga y nuestro uso de estos dispositivos crece constantemente.

Los niños son  especialmente vulnerables debido a su cerebro en rápido desarrollo. En efecto, no existe un grupo de control. Esto hace que sea difícil, pero no imposible, discernir los efectos de la radiación inalámbrica en las poblaciones humanas.

Durante las últimas décadas, numerosas publicaciones científicas han demostrado los efectos nocivos de la exposición a la radiación electromagnética (REM) de fuentes inalámbricas, como teléfonos inteligentes, enrutadores Wi-Fi, torres de telefonía celular, medidores inteligentes y otros dispositivos de Internet de las cosas (IoT), en niveles muy por debajo de los límites máximos de exposición federales. 

A pesar de este conjunto de evidencia, las pautas federales de exposición no han cambiado desde que se implementaron por primera vez en 1996 y se ha impuesto una proliferación sin precedentes de fuentes inalámbricas a un público desinformado.

Es esencial informarse a usted mismo y a quienes lo rodean sobre los efectos adversos para la salud de la exposición inalámbrica, la insuficiencia de las pautas federales actuales de exposición y la captura regulatoria que ha permitido la expansión desenfrenada de la tecnología e infraestructura inalámbrica en todo el país. 

Impactos en la salud de los campos electromagnéticos (CEM)

Los EMF son regiones físicas de energía electromagnética producidas por partículas cargadas eléctricamente y radiación electromagnética (EMR).

Científico de EMF – Llamamiento internacional (2022)
“Numerosas publicaciones científicas recientes han demostrado que los EMF afectan a los organismos vivos a niveles muy por debajo de la mayoría de las directrices nacionales e internacionales. Los efectos incluyen un mayor riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficits de aprendizaje y memoria, trastornos neurológicos e impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos. Los daños van mucho más allá de la raza humana, ya que cada vez hay más pruebas de efectos nocivos para la vida vegetal y animal”.

PowerWatch: 1670 artículos científicos revisados ​​por pares sobre campos electromagnéticos y biología o salud (2018)
“ Powerwatch ha estado investigando los vínculos entre los campos electromagnéticos y los riesgos para la salud durante más de 25 años. La organización, que es completamente independiente del gobierno y la industria, recopila información para ayudar al profano (sic) a comprender este problema”.

Kivrak et al. (2017)
“Los resultados de los estudios recientes no solo demuestran claramente que la exposición a los campos electromagnéticos desencadena estrés oxidativo en varios tejidos, sino también que provoca cambios significativos en los niveles de marcadores antioxidantes en sangre. Entre los síntomas causados ​​por los campos electromagnéticos se encuentran la fatiga, el dolor de cabeza, la disminución de la capacidad de aprendizaje y el deterioro cognitivo”.

Impactos en la salud de la radiación de radiofrecuencia (RF)

Las frecuencias que van desde 3 kilohercios hasta 300 gigahercios en el espectro de radiación electromagnética (EMR) se definen como radiación de RF.

Informe de bioiniciativa: resúmenes de investigación actualizados (2022)
“Claramente continúa la tendencia de que la gran mayoría de los estudios informan efectos de exposiciones de baja intensidad tanto a ELF-EMF como a RFR, y un pequeño porcentaje de estudios publicados informan que no se observan efectos”. 

Hardell et al. (2021)
“Estos resultados respaldan el mayor riesgo de cáncer en humanos y animales probados en laboratorio para detectar radiación de RF. De hecho, los RF-EMF ahora pueden clasificarse como carcinógeno humano, Grupo 1. Sin embargo, dicha clasificación sólo puede realizarla la IARC”.

Yadav et al. (2021)
“Esta revisión con la ayuda de estudios in vitro e in vivo muestra que la RF podría cambiar la morfología y fisiología de las células germinales con espermatogénesis y motilidad afectadas y concentración reducida de gametos masculinos. La RF también produce cambios genéticos y hormonales. Además, también se resume la contribución del estrés oxidativo y el complejo de proteína quinasa después de la exposición a RFR, que también podría ser el posible mecanismo para la reducción de los parámetros del esperma”.

Smith-Roe et al. (2020)
«En conclusión, estos resultados sugieren que la exposición a RFR está asociada con un aumento en el daño al ADN».

Boileau et al. (2020)
«El uso de un teléfono móvil para llamadas durante más de 30 minutos por día durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el crecimiento fetal».

Stein et al. (2020)
“Se concluye que los mecanismos subyacentes a los síntomas de EHS son biológicamente plausibles y que muchas respuestas fisiológicas orgánicas ocurren después de la exposición a los EMF. Los pacientes pueden tener síntomas neurológicos, neurohormonales y neuropsiquiátricos después de la exposición a los campos electromagnéticos como consecuencia de daño neuronal y respuestas neuronales hipersensibilizadas”.

Kim y cols. (2019)
“Se ha descubierto que RF-EMF puede inducir cambios en las células nerviosas del sistema nervioso central, incluida la apoptosis de las células neuronales, cambios en la función de la mielina nerviosa y los canales iónicos; Además, los RF-EMF actúan como una fuente de estrés en los seres vivos”.

Hardell et al. (2019)
“Concluimos que existe evidencia clara de que la radiación de RF es un carcinógeno humano que causa glioma y schwannoma vestibular (neuroma acústico). Existe cierta evidencia de un mayor riesgo de desarrollar cáncer de tiroides y evidencia clara de que la radiación de RF es un carcinógeno multisitio. Según el preámbulo de las monografías de la IARC, la radiación de RF debe clasificarse como cancerígena para los seres humanos, Grupo 1”. 

Programa Nacional de Toxicología – Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (2018)
“El NTP realizó estudios de toxicología de dos años de duración en ratas y ratones para ayudar a aclarar los posibles peligros para la salud, incluido el riesgo de cáncer, derivados de la exposición a RFR como el utilizado en los teléfonos móviles 2G y 3G. que operan dentro de un rango de frecuencias de aproximadamente 700 a 2700 megahercios (MHz)”.

Los estudios del NTP encontraron que la alta exposición a la radiación de RF de 900 MHz utilizada por los teléfonos móviles se asociaba con:

  • Evidencia clara de una asociación con tumores (schwannoma maligno) en el corazón de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (glioma maligno) en el cerebro de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (feocromocitoma combinado benigno, maligno o complejo) en las glándulas suprarrenales de ratas macho.
  • Daño al ADN medible bajo ciertas condiciones de exposición.

Molinero y cols. (2018)
 Los estudios epidemiológicos informados desde la reunión del Grupo de Trabajo de la IARC de 2011 son adecuados para considerar la RFR como un probable carcinógeno humano (Grupo 2 A). Sin embargo, deben complementarse con los datos en animales recientemente informados realizados en el Instituto Ramazzini y el Programa Nacional de Toxicología de EE. UU., así como con estudios mecanicistas. Estos hallazgos experimentales, junto con la epidemiología revisada aquí, son suficientes, en nuestra opinión, para actualizar la categorización de RFR de la IARC al Grupo 1”.

Obajuluwa et al. (2017)
«En conclusiones (sic), estos datos mostraron que la exposición prolongada al WiFi puede provocar efectos adversos como enfermedades neurodegenerativas, como se observa mediante una alteración significativa en la expresión del gen AChE y algunos parámetros neuroconductuales asociados con el daño cerebral».

Eghlidospour et al. (2017)
«Se concluye que la dosis acumulada de RF-EMF GSM de 900 MHz podría tener efectos devastadores en la proliferación de NSC y la neurogénesis, lo que requiere más causas en términos de uso de dispositivos móviles».

Havas (2017)
“Si bien la IR daña directamente el ADN, la NIR interfiere con los mecanismos de reparación oxidativa, lo que provoca estrés oxidativo, daño a los componentes celulares, incluido el ADN, y daño a los procesos celulares que conducen al cáncer. Además, el daño de los radicales libres explica los mayores riesgos de cáncer asociados con el uso de teléfonos móviles, la exposición ocupacional a NIR (ELF EMF y RFR) y la exposición residencial a líneas eléctricas y transmisores de RF, incluidos teléfonos móviles, estaciones base de teléfonos celulares, antenas de transmisión y instalaciones de radar”.

Houston y cols. (2016)
“Entre un total de 27 estudios que investigaron los efectos de RF-EMR en el sistema reproductivo masculino, en 21 se informaron consecuencias negativas de la exposición. Dentro de estos 21 estudios, 11 de los 15 que investigaron la motilidad de los espermatozoides informaron disminuciones significativas, 7 de 7 que midieron la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) documentaron niveles elevados y 4 de 5 estudios que investigaron daños en el ADN resaltaron un mayor daño debido a la exposición a RF-EMR”. 

Lerchl et al. (2015)
“El número de tumores de pulmón e hígado en animales expuestos fue significativamente mayor que en los controles expuestos de forma simulada. Además, también se encontró que los linfomas aumentaban significativamente por la exposición. No existe un efecto dosis-respuesta claro. Nuestra hipótesis es que estos efectos promotores de tumores pueden ser causados ​​por cambios metabólicos debidos a la exposición. Dado que muchos de los efectos promotores de tumores en nuestro estudio se observaron a niveles de exposición bajos a moderados (0,04 y 0,4 W/kg SAR), muy por debajo de los límites de exposición para los usuarios de teléfonos móviles, se justifican más estudios para investigar los mecanismos subyacentes. .”

Yakymenko et al. (2015)
“En conclusión, nuestro análisis demuestra que la RFR de baja intensidad es un agente oxidativo expresivo para las células vivas con un alto potencial patógeno y que el estrés oxidativo inducido por la exposición a la RFR debe reconocerse como uno de los mecanismos primarios de la actividad biológica. de este tipo de radiación”.

Meo et al. (2015)
“La exposición a RF-EMFR alto generado por MPBS se asocia con niveles elevados de HbA1c y prevalencia de prediabetes mellitus entre adolescentes en edad escolar. RF-EMFR parece ser otro factor de riesgo que contribuye a los altos niveles de HbA1c y a la incidencia de diabetes mellitus tipo 2”.

Cinar et al. (2013)
«Nuestros hallazgos sugieren que la exposición aguda a EMW puede facilitar las crisis epilépticas, que pueden ser independientes del tiempo de exposición a EMW».

Volkow et al. (2012)
«En participantes sanos y en comparación con ninguna exposición, la exposición al teléfono celular durante 50 minutos se asoció con un aumento del metabolismo de la glucosa en el cerebro en la región más cercana a la antena».

Informe de la Bioiniciativa (2012)
El Informe de la Bioiniciativa 2012 fue preparado por un grupo internacional de expertos con títulos de medicina, doctorados y maestrías. Concluyen: «Está claramente establecido que los bioefectos ocurren con niveles de exposición muy bajos (niveles no térmicos) a campos electromagnéticos y exposiciones a radiación de radiofrecuencia». También afirman claramente: «La evidencia científica es… lo suficientemente sustancial como para justificar acciones preventivas para la RF».

Resumen
Tumores cerebrales y neuromas acústicos 

  • “Las personas que han usado un teléfono celular durante diez años o más tienen tasas más altas de tumores cerebrales malignos y neuromas acústicos. Es peor si el teléfono móvil se ha utilizado principalmente en un lado de la cabeza”.
  • “Las personas que han utilizado un teléfono inalámbrico durante diez años o más tienen tasas más altas de tumores cerebrales malignos y neuromas acústicos. Es peor si el teléfono inalámbrico se ha utilizado principalmente en un lado de la cabeza”.
  • «El estándar actual para la exposición a las emisiones de teléfonos móviles e inalámbricos no es seguro teniendo en cuenta los estudios que informan sobre riesgos de tumores cerebrales y neuromas acústicos a largo plazo». 

Cambios en el sistema nervioso y la función cerebral

  • «Hay pocas dudas de que los campos electromagnéticos emitidos por los teléfonos móviles y su uso afectan la actividad eléctrica del cerebro».
  • “Los cambios en la forma en que reaccionan el cerebro y el sistema nervioso dependen en gran medida de las exposiciones específicas. La mayoría de los estudios sólo analizan los efectos a corto plazo, por lo que se desconocen las consecuencias a largo plazo de las exposiciones”.
  • “En este momento se desconocen las consecuencias de la exposición prolongada a los niños, cuyo sistema nervioso continúa desarrollándose hasta finales de la adolescencia. Esto podría tener graves implicaciones para la salud de los adultos y su funcionamiento en la sociedad si años de exposición de los jóvenes tanto a ELF como a RF resultan en una disminución de la capacidad de pensar, juzgar, recordar, aprender y controlar el comportamiento”.
  • “Los efectos de la exposición a largo plazo a tecnologías inalámbricas, incluidas las emisiones de teléfonos celulares y otros dispositivos personales, y de la exposición de todo el cuerpo a transmisiones de RF desde torres y antenas de telefonía celular, simplemente aún no se conocen con certeza. Sin embargo, el conjunto de pruebas disponibles sugiere que los bioefectos y los impactos en la salud pueden ocurrir, y de hecho ocurren, a niveles de exposición exquisitamente bajos: niveles que pueden estar miles de veces por debajo de los límites de seguridad pública”.

Efectos sobre los genes (ADN)

  • «Tanto la exposición a ELF como a RF pueden considerarse genotóxicas (dañarán el ADN) bajo ciertas condiciones de exposición, incluidos niveles de exposición que son inferiores a los límites de seguridad existentes».

Efectos sobre las proteínas del estrés (proteínas de choque térmico) 

  • “Las exposiciones a niveles muy bajos de ELF y RF pueden hacer que las células produzcan proteínas de estrés, lo que significa que la célula reconoce las exposiciones a ELF y RF como dañinas. Esta es otra forma importante en la que los científicos han documentado que las exposiciones a ELF y RF pueden ser dañinas, y ocurren en niveles muy por debajo de los estándares de seguridad pública existentes”.

Efectos sobre el sistema inmunológico

  • «Existe evidencia sustancial de que ELF y RF pueden causar reacciones inflamatorias, reacciones alérgicas y cambiar la función inmune normal en los niveles permitidos por los estándares actuales de seguridad pública».

Mecanismos biológicos plausibles 

  • «El estrés oxidativo a través de la acción del daño de los radicales libres al ADN es un mecanismo biológico plausible para el cáncer y las enfermedades que involucran daño de ELF al sistema nervioso central».

Organización Mundial de la Salud – Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (2011)
[Incluso] la OMS/Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) “ha clasificado los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como posiblemente cancerígenos para los humanos (Grupo 2B), basándose en un mayor riesgo de glioma, un tipo maligno de cáncer cerebral, asociado con el uso de teléfonos inalámbricos”. La conclusión de la IARC se basó en un mayor riesgo (de glioma) identificado en quienes usaron teléfonos celulares durante más de 10 años durante un promedio de 30 minutos por día. La radiación emitida por teléfonos móviles, torres de telefonía móvil, Wi-Fi, Bluetooth, ordenadores portátiles, enrutadores y monitores para bebés se encuentra ahora en la misma categoría en la que residían el DDT, el combustible diésel y el plomo antes de ser elevado al Grupo 2A: clasificación probablemente cancerígena para los seres humanos. .

Avendaño et al. (2011)
“La exposición ex vivo de espermatozoides humanos a una computadora portátil conectada a Internet disminuyó la motilidad e indujo la fragmentación del ADN por un efecto no térmico. Especulamos que mantener una computadora portátil conectada de forma inalámbrica a Internet en el regazo cerca de los testículos puede resultar en una disminución de la fertilidad masculina”.

Han et al. (2010)
“Ver televisión y usar el teléfono móvil durante el primer trimestre del embarazo puede (sic) aumentar significativamente el riesgo de que el crecimiento embrionario cese significativamente, en particular en las mujeres embarazadas de alto riesgo con antecedentes de cese del crecimiento embrionario. Sugerir a las mujeres embarazadas que no utilicen los aparatos durante mucho tiempo o que utilicen medidas de seguridad al utilizarlos, por ejemplo, protección de distancia”.

Bas et al. (2009)
“Se realizaron evaluaciones histopatológicas en secciones de la región CA del hipocampo. Los resultados mostraron que la exposición posnatal a los CEM causó una disminución significativa del número de células de piramil en la CA del grupo de CEM (P<0,05). Además, se puede observar pérdida de células en la región CA del grupo EMF incluso mediante observación cualitativa. Estos resultados pueden animar a los investigadores a evaluar los efectos crónicos de los campos electromagnéticos de 900 MHz en el cerebro de los adolescentes”.

Basté et al. (2008)
«Para la exposición autoinformada tanto a antenas de alta frecuencia como a equipos de comunicación, hubo tendencias lineales significativas con una menor proporción de niños y niñas al nacer cuando el padre informó un mayor grado de exposición electromagnética a radiofrecuencia».

Belyaev et al. (2005)
«En conclusión, un campo magnético de 50 Hz y microondas de 915 MHz en condiciones específicas de exposición indujeron respuestas comparables en linfocitos de donantes sanos e hipersensibles que fueron similares pero no idénticas a la respuesta al estrés inducida por el choque térmico».

Salford y cols. (2003)
“En este estudio investigamos si una fuga patológica a través de la barrera hematoencefálica podría combinarse con daño a las neuronas. Tres grupos, cada uno de ocho ratas, fueron expuestos durante 2 horas a campos electromagnéticos de diferentes intensidades de teléfonos móviles del Sistema Global para Comunicaciones Móviles (GSM). Encontramos evidencia altamente significativa (p<0,002) de daño neuronal en la corteza, el hipocampo y los ganglios basales en los cerebros de ratas expuestas”.

Lai et al (1995)
“Además, en ratas expuestas durante 2 h a microondas de onda continua de 2450 MHz (SAR 1,2 W/kg), se observaron aumentos en las roturas monocatenarias del ADN de las células cerebrales inmediatamente y a las 4 h después de la exposición. «

Instituto de Investigaciones Médicas Navales – Bibliografía de fenómenos biológicos (‘efectos’) y manifestaciones clínicas atribuidas a la radiación de microondas y radiofrecuencia (1972)
“Más de 2000 referencias sobre las respuestas biológicas a la radiación de radiofrecuencia y microondas, publicadas hasta junio de 1971 , están incluidos en la bibliografía.* Se ha prestado especial atención a los efectos sobre el hombre de las radiaciones no ionizantes en estas frecuencias. Las citas están ordenadas alfabéticamente por autor y contienen la mayor cantidad de información posible para asegurar la recuperación efectiva de los documentos originales. También forma parte del informe un resumen de los efectos que se han atribuido a la radiofrecuencia y la radiación de microondas”.

Impactos en la salud de los niños

Esta sección explora los impactos de los CEM en la salud de los niños.

Consejo Asesor de Protección y Salud Ambiental Infantil de Maryland: Directrices para reducir la radiación del campo electromagnético (2022)
“Los niños pueden correr un mayor riesgo que los adultos por la exposición a la energía de RF. Sus cuerpos y cerebros aún se están desarrollando y son más vulnerables a exposiciones que podrían causar daño. Debido a que sus cráneos son más delgados y sus cabezas más pequeñas que las de los adultos, los niños tienen un riesgo relativamente mayor de exposición a la energía de RF de los teléfonos celulares. Los niños también acumularán muchos más años de exposición a teléfonos móviles e inalámbricos que los adultos. La investigación en animales también ha demostrado los posibles efectos de la radiación de RF en la salud del feto en desarrollo”. 

Seomun et al. (2021)
“Se observaron asociaciones significativas entre la exposición a ELF-MF y la leucemia infantil. Además, también se observó un posible efecto dosis-respuesta”.

Academia Estadounidense de Pediatría (2016)
“No son juguetes. Tienen radiación que emiten y cuanto más podamos mantenerla fuera del cuerpo y usar (el teléfono) de otras maneras, será más seguro”, dijo Jennifer A. Lowry, MD, FAACT, FAAP, presidenta de la AAP. Comité Ejecutivo del Consejo de Salud Ambiental en el comunicado de prensa de la AAP sobre los resultados del estudio del NTP.

Zhang et al. (2015)
“A partir de la prueba MWM [laberinto acuático de Morris], observamos que los descendientes masculinos demostraron una disminución del aprendizaje y la memoria, mientras que las mujeres no se vieron afectadas en el aprendizaje y la memoria, lo que sugirió que las microondas tenían efectos dependientes del género”.

Morgan et al. (2014)

Conclusiones:

  1. «Los niños absorben una mayor cantidad de radiación de microondas (MWR) que los adultos».
  2. “MWR es un (posible) carcinógeno de Clase 2B al igual que el negro de carbón, el tetracloruro de carbono, el cloroformo, el DDT, el plomo, el níquel, el fenobarbital, el estireno, el combustible diesel y la gasolina. Parece claro que no expondríamos a los niños a estos otros agentes, entonces, ¿por qué exponeríamos a los niños a la radiación de microondas?
  3. “Los fetos son incluso más vulnerables que los niños. Por lo tanto, las mujeres embarazadas deben evitar exponer al feto a la radiación de microondas”.
  4. «Las adolescentes y mujeres no deberían colocar teléfonos móviles en sus sostenes o en sus hijabs».
  5. «Las advertencias manuales del teléfono celular dejan claro que existe un problema de sobreexposición».
  6. “Los dispositivos inalámbricos son transmisores de radio, no juguetes. Debería prohibirse la venta de juguetes que los utilicen”.
  7. «Se han emitido advertencias del gobierno, pero la mayoría del público no está al tanto de dichas advertencias».
  8. «Los límites de exposición son inadecuados y deberían revisarse para que sean adecuados».

El informe BioInitiative 2012 emite nuevas advertencias sobre dispositivos inalámbricos y EMF (2013)
“Si bien investigamos agresivamente los vínculos entre los trastornos del autismo y las tecnologías inalámbricas, debemos minimizar la exposición inalámbrica y a los EMF para personas con trastornos de autismo, niños de todas las edades, personas que planean tener un bebé, y durante el embarazo”. – Martha Herbert, MD, PhD.

Academia Estadounidense de Pediatría (2012)
El presidente de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), Robert W. Block, instó a la FCC a revisar sus pautas de exposición a la radiación de RF y a reducirlas para proteger a los niños. El escribio: 

“Los niños… no son adultos pequeños y se ven afectados de manera desproporcionada por todas las exposiciones ambientales, incluida la radiación de los teléfonos celulares. De hecho, según la IARC, cuando lo utilizan niños, la deposición promedio de energía de RF es dos veces mayor en el cerebro y 10 veces mayor en la médula ósea del cráneo, en comparación con el uso de teléfonos móviles por parte de adultos”.

BioInitiative Working Group (2012)
“La premisa de esta revisión es que, aunque se ha prestado poca atención a los posibles vínculos entre los campos electromagnéticos y las exposiciones a radiofrecuencia (EMF/RFR) y los trastornos del espectro autista (TEA), dichos vínculos probablemente existan. El fundamento de esta premisa es que los impactos fisiológicos de los CEM/RFR y una serie de fenómenos fisiopatológicos cada vez mejor documentados en los TEA tienen similitudes notables. Se puede encontrar apoyo adicional en los paralelismos entre el aumento de los casos notificados de TEA y los notables aumentos en la exposición a los CEM/RFR en las últimas décadas. Revisar estas similitudes no prueba que estos paralelos impliquen causalidad; ese tipo de investigación no se ha realizado”.

Diván y cols. (2010)
“Los hallazgos de la publicación anterior se replicaron en este grupo separado de participantes y demostraron que el uso de teléfonos celulares se asociaba con problemas de conducta a la edad de 7 años en niños, y esta asociación no se limitaba a los primeros usuarios de la tecnología. Aunque más débiles en el nuevo conjunto de datos, incluso con un mayor control de un conjunto ampliado de posibles factores de confusión, las asociaciones se mantuvieron”.

Diván y cols. (2008)
“La exposición a teléfonos móviles prenatalmente (y, en menor grado, posnatalmente) se asoció con dificultades de conducta, como problemas emocionales y de hiperactividad, alrededor de la edad de ingreso a la escuela. Estas asociaciones pueden no ser causales y pueden deberse a factores de confusión no medidos. Si fueran reales, serían un problema de salud pública dado el uso generalizado de esta tecnología”.

Kheifets et al. (2005)
“Han surgido preocupaciones sobre la posible vulnerabilidad de los niños a los campos de radiofrecuencia (RF) debido a la potencialmente mayor susceptibilidad de sus sistemas nerviosos en desarrollo; Además, su tejido cerebral es más conductor, la penetración de RF es mayor en relación con el tamaño de la cabeza y tendrán una vida útil más larga de exposición que los adultos”.

Impactos en la salud de las mujeres embarazadas

Esta sección explora los impactos de los CEM en la salud de las mujeres embarazadas.

Boileau et al. (2022)
«El uso de un teléfono móvil para llamadas durante más de 30 minutos por día durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el crecimiento fetal».

Zhao y cols. (2021)
“Nuestro estudio confirmó que la exposición a algunos aparatos eléctricos se asoció con un mayor riesgo de cardiopatía coronaria [defectos cardíacos congénitos], y el uso de un traje de protección radiológica se asoció con un menor riesgo de cardiopatía coronaria. Por lo tanto, las mujeres deberían reducir el uso de aparatos eléctricos antes y durante el embarazo”.

Li y col. (2017)
«En este estudio, encontramos un riesgo casi tres veces mayor de aborto espontáneo si una mujer embarazada estuvo expuesta a niveles más altos de MF en comparación con mujeres con una menor exposición a MF».

Li y col. (2011)
«Nuestros hallazgos proporcionan nueva evidencia epidemiológica de que los niveles altos de MF [campos magnéticos] maternos durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de asma en la descendencia».

Impactos en la salud de la sensibilidad electromagnética (EMS)

El EMS es una condición por la cual las personas sufren efectos adversos para la salud debido a la exposición a campos electromagnéticos (EMF). Comúnmente, se conoce como Sensibilidad Electromagnética (EMS), Electrosensibilidad, Electrohipersensibilidad (EHS), síndrome/enfermedad de microondas o enfermedad por radiofrecuencia. Esta sección explora los impactos en la salud del EMS.

Junta de Acceso de EE. UU. – Proyecto de Calidad Ambiental Interior de IEQ
“La Junta reconoce que las sensibilidades químicas múltiples y las sensibilidades electromagnéticas pueden considerarse discapacidades según la ADA si afectan tan gravemente las funciones neurológicas, respiratorias u otras funciones de un individuo que limitan sustancialmente una o más de las principales actividades de la vida del individuo”.

Nilsson et al. (2023)
“Este estudio se suma a estudios disponibles anteriormente que muestran que el síndrome o enfermedad de microondas aparece en niveles muy por debajo de las pautas actuales recomendadas por la ICNIRP”.

Leszczynski (2022)
“Sin embargo, los síntomas que experimentan las personas autodeclaradas EHS afectan su bienestar y, según la Constitución de la OMS, son un problema de salud. Por lo tanto, independientemente de las causas de los síntomas de EHS, este deterioro del bienestar admitido debe abordarse globalmente mediante el desarrollo de una política de salud uniforme. Además, la OMS, la ICNIRP y el IEEE-ICES deberían promover y apoyar investigaciones que generen evidencia científica confiable sobre cuáles son las posibles causas de EHS. Sin dicha investigación no es posible desarrollar métodos de diagnóstico ni posibles enfoques de mitigación. Existe una necesidad urgente de que la OMS abogue por que los gobiernos nacionales desarrollen urgentemente una política sanitaria integral y común sobre EHS”.

Hardell et al. (2021)
“En conclusión, existen al menos tres tipos de campos electromagnéticos presentes en la sala de trabajo, que provocan una exposición prolongada a los trabajadores. La exposición a campos electromagnéticos de múltiples fuentes podría ser la causa del desarrollo de síntomas relacionados con EHS. Sin embargo, la persona había estado expuesta a ELF-EMF también en otros lugares del edificio, por lo que la exposición a RF-EMF parece ser la causa más probable de sus problemas de salud desarrollados”.

Belpomme et al. (2020)
“En conjunto, estos datos sugieren firmemente que el EHS es un trastorno patológico neurológico que puede diagnosticarse, tratarse y prevenirse. Debido a que la EHS se está convirtiendo en una nueva e insidiosa plaga mundial que afecta a millones de personas, pedimos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que incluya la EHS como un trastorno neurológico en la clasificación internacional de enfermedades”.

Stein et al. (2020) 
“Se concluye que los mecanismos subyacentes a los síntomas de EHS son biológicamente plausibles y que muchas respuestas fisiológicas orgánicas ocurren después de la exposición a los EMF. Los pacientes pueden tener síntomas neurológicos, neurohormonales y neuropsiquiátricos después de la exposición a los campos electromagnéticos como consecuencia de daño neuronal y respuestas neuronales hipersensibilizadas. Deberían desarrollarse pruebas de diagnóstico más relevantes para EHS. Los límites de exposición deben reducirse para protegerse contra los efectos biológicos de los CEM. Se debe reducir la propagación de las redes inalámbricas locales y globales y se deben utilizar redes cableadas más seguras en lugar de inalámbricas, para proteger a los miembros vulnerables del público. Los lugares públicos deberían ser accesibles para las personas electrosensibles”.

Bevington (2019) 
“Se evalúa que la evidencia actual indica que, además de la sensibilidad subconsciente, la prevalencia de IEI-EMF/EHS está entre aproximadamente el 5,0 y el 30 por ciento de la población general para los casos leves, el 1,5 y el 5,0 por ciento para los casos leves. casos moderados y < 1,5 por ciento para casos graves”.

Belyaev et al. (2016)
“Ahora parece necesario tener en cuenta las “nuevas exposiciones” como los campos electromagnéticos (CEM). Los médicos se enfrentan cada vez más a problemas de salud por causas no identificadas. Los estudios, las observaciones empíricas y los informes de pacientes indican claramente interacciones entre la exposición a los CEM y los problemas de salud. Con frecuencia se ignoran la susceptibilidad individual y los factores ambientales. Se han introducido nuevas tecnologías y aplicaciones inalámbricas sin ninguna certeza sobre sus efectos en la salud, lo que plantea nuevos desafíos para la medicina y la sociedad… Los síntomas comunes de EHS incluyen dolores de cabeza, dificultades de concentración, problemas para dormir, depresión, falta de energía, fatiga y síntomas similares a los de la gripe. .”

Carpenter (2015)
“Cada vez hay más evidencia de que el “síndrome de microondas” o “electrohipersensibilidad” (EHS) es una enfermedad real causada por la exposición a los campos electromagnéticos, especialmente aquellos en el rango de las microondas. La incidencia reportada del síndrome está aumentando junto con la creciente exposición a los campos electromagnéticos de la electricidad, WiFi, teléfonos y torres móviles, medidores inteligentes y muchos otros dispositivos inalámbricos. No está claro por qué algunas personas son más sensibles. Si bien la mayoría de las personas que informan tener EHS no tienen antecedentes específicos de exposición aguda, la exposición excesiva a los CEM, incluso por un breve período de tiempo, puede inducir el síndrome”.

Impactos en la salud de los teléfonos móviles

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a los teléfonos celulares.

Boileau et al. (2022)
“El uso de un teléfono móvil para llamadas durante más de 30 minutos al día durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el crecimiento fetal. Se debe realizar un estudio prospectivo para evaluar más a fondo este vínculo potencial”.

Alkayyali et al. (2021)
“Nuestra revisión reveló que la radiación de radiofrecuencia (RFR) de los teléfonos móviles podría estar asociada con insuficiencia de la glándula tiroides y alteraciones en los niveles séricos de hormona tiroidea, con una posible alteración en el eje hipotalámico-pituitario-tiroideo. La revisión también mostró cambios histopatológicos en los folículos de la glándula tiroides después de la exposición de ratas a radiación no ionizante. Los resultados estaban directamente relacionados con la cantidad y duración de la exposición a la radiación EMF”.

Shih et al. (2020)
«El uso excesivo de teléfonos inteligentes aumentó significativamente el riesgo de cáncer de mama, particularmente para los participantes con adicción a los teléfonos inteligentes, una distancia cercana entre los senos y el teléfono inteligente y el hábito de usar el teléfono inteligente antes de acostarse».

Programa Nacional de Toxicología – Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (2018)
La alta exposición a 900 MHz utilizados por teléfonos celulares (2G y 3G) se asoció con:

  • Evidencia clara de una asociación con tumores (schwannoma maligno) en el corazón de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (glioma maligno) en el cerebro de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (feocromocitoma combinado benigno, maligno o complejo) en las glándulas suprarrenales de ratas macho.

Departamento de Salud Pública de California (2017)
El Departamento de Salud Pública de California emitió una guía sobre teléfonos celulares para familias, particularmente aquellas familias con niños, incluidos adolescentes:

  • Mantenga el teléfono alejado del cuerpo
  • Reducir el uso del celular cuando la señal es débil
  • Reducir el uso de teléfonos móviles para transmisión de audio o vídeo o para descargar o cargar archivos grandes
  • Mantenga el teléfono alejado de la cama por la noche
  • Quitar los auriculares cuando no esté en una llamada
  • Evite los productos que afirman bloquear la energía de radiofrecuencia. Estos productos pueden aumentar la exposición.

Gorpinchenko et al. (2014)
«Existe una correlación entre la exposición a la radiación de los teléfonos móviles, el nivel de fragmentación del ADN y la disminución de la motilidad de los espermatozoides».

Adams y cols. (2014)
“Concluimos que los resultados combinados de estudios in vitro e in vivo sugieren que la exposición a los teléfonos móviles afecta negativamente la calidad del esperma. «

Oeste y col. (2013)
“Informamos una serie de casos de cuatro mujeres jóvenes (de 21 a 39 años) con cáncer de mama invasivo multifocal que plantea la preocupación de una posible asociación con la radiación no ionizante de la exposición a campos electromagnéticos de teléfonos celulares. Todas las pacientes llevaban regularmente sus teléfonos inteligentes directamente contra sus senos en sus sostenes hasta 10 horas al día, durante varios años, y desarrollaron tumores en áreas de sus senos inmediatamente debajo de los teléfonos”.

Informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (2013)
“Cada vez hay más pruebas de que los trabajadores con un uso intensivo y prolongado de teléfonos inalámbricos que desarrollan glioma o neuroma acústico deben ser compensados”.

Volkow et al. (2011)
«En participantes sanos y en comparación con ninguna exposición, la exposición al teléfono celular durante 50 minutos se asoció con un aumento del metabolismo de la glucosa en el cerebro en la región más cercana a la antena».

Diván y cols. (2010)
«Los hallazgos de la publicación anterior se replicaron en este grupo separado de participantes y demostraron que el uso de teléfonos celulares se asociaba con problemas de conducta a la edad de 7 años en niños, y esta asociación no se limitaba a los primeros usuarios de la tecnología».

Schüz et al. (2009)
“En conclusión, los excesos de migraña y vértigo observados en este primer estudio sobre teléfonos móviles y enfermedades del SNC merecen mayor atención”.

Diván y cols. (2008)
“La exposición a teléfonos celulares prenatalmente y, en menor grado, posnatalmente, se asoció con dificultades de conducta, como problemas emocionales y de hiperactividad, alrededor de la edad de ingreso a la escuela. Estas asociaciones pueden no ser causales y pueden deberse a factores de confusión no medidos. Si fueran reales, serían un problema de salud pública dado el uso generalizado de esta tecnología”.

Hardell et al. (2007)
“Los resultados de los estudios actuales sobre el uso de teléfonos móviles durante aproximadamente 10 años dan un patrón consistente de mayor riesgo de neuroma acústico y glioma. El riesgo es mayor para la exposición ipsilateral”.

Impactos en la salud del Wi-Fi

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a Wi-Fi.

Capucci et al. (2022)
“En conjunto, estos datos indican que la radiación de radiofrecuencia emitida por dispositivos WiFi podría ejercer efectos genotóxicos en Drosophila y sentar las bases para explorar más a fondo los efectos biológicos de la radiación electromagnética WiFi en los organismos vivos”.

Pall (2018) 
«Estudios repetidos sobre Wi-Fi muestran que Wi-Fi causa estrés oxidativo, daño a los espermatozoides/testiculares, efectos neuropsiquiátricos que incluyen cambios en el EEG, apoptosis, daño al ADN celular, cambios endocrinos y sobrecarga de calcio».

Dasdag et al. (2015)
“La exposición prolongada a RF de 2,4 GHz puede provocar efectos adversos como enfermedades neurodegenerativas originadas por la alteración de la expresión de algunos miARN y se deberían dedicar más estudios a los efectos de la radiación de RF en los niveles de expresión de miARN”.

Özorak et al. (2013)
“En conclusión, la EMR inducida por Wi-Fi y teléfonos móviles causó daño oxidativo al aumentar el grado de peroxidación lipídica y el nivel de hierro, al tiempo que disminuyó el estado antioxidante total, el cobre y los valores de GSH. La EMR inducida por Wi-Fi y teléfonos móviles puede causar pubertad precoz y lesión oxidativa de riñón y testículo en ratas en crecimiento”. 

Avendaño et al. (2011)
“La exposición ex vivo de espermatozoides humanos a una computadora portátil conectada a Internet disminuyó la motilidad e indujo la fragmentación del ADN por un efecto no térmico. Especulamos que mantener una computadora portátil conectada de forma inalámbrica a Internet en el regazo cerca de los testículos puede resultar en una disminución de la fertilidad masculina”.

Impactos en la salud de las torres de telefonía móvil

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a las torres de telefonía celular.

Rangkooy et al. (2023)
“El estudio tuvo como objetivo investigar el efecto de la exposición a las ondas emitidas desde las estaciones transceptoras base (BTS) en la salud de los trabajadores… Los resultados revelaron que los parámetros sanguíneos en los operadores de BTS mostraron más cambios. Por lo tanto, se puede concluir que estos impactos en la salud son el resultado de la exposición ocupacional a las ondas BTS”.

Balmori et al. (2022)
«Los resultados generales de esta revisión muestran tres tipos de efectos de las antenas de las estaciones base en la salud de las personas: enfermedad por radiofrecuencia (RS), cáncer (C) y cambios en los parámetros bioquímicos (CBP)».

Clegg et al. (2020)
“Un estudio realizado por el Instituto Ramazzini italiano que se realizó a intensidades más bajas (por debajo de los límites de la FCC) diseñado para imitar la radiación de las torres de telefonía móvil. Los tumores encontrados en estos estudios a gran escala eran del mismo histotipo que en algunos estudios epidemiológicos en humanos con teléfonos celulares”.

Falcioni et al. (2018)
“Los hallazgos del RI [Instituto Ramazzini] sobre la exposición a campo lejano a RFR son consistentes y refuerzan los resultados del estudio NTP sobre exposición a campo cercano, ya que ambos informaron un aumento en la incidencia de tumores cerebrales y cardíacos en RFR. -ratas Sprague-Dawley expuestas. Estos tumores son del mismo histotipo que los observados en algunos estudios epidemiológicos en usuarios de teléfonos móviles. Estos estudios experimentales proporcionan evidencia suficiente para exigir la reevaluación de las conclusiones de la IARC sobre el potencial cancerígeno de la RFR en humanos”.

Meo et al. (2018)
“La alta exposición a RF-EMF producida por MPBST [estaciones base de teléfonos móviles] se asoció con retraso en las habilidades motoras finas y gruesas, la memoria de trabajo espacial y la atención en adolescentes escolares en comparación con los estudiantes que estuvieron expuestos a RF-EMF bajos. «

Meo et al. (2015)
“Se concluye que la exposición a RF-EMFR alto generado por MPBS [estaciones base de teléfonos móviles] se asocia con niveles elevados de HbA1c y riesgo de diabetes mellitus tipo 2”.

Dodé et al. (2011) 
“Se identificaron conglomerados de estaciones base (BS) y muertes por neoplasia en el municipio de Belo Horizonte. La tasa de mortalidad ha sido mayor para los residentes dentro de un área de 500 m de la BS. También se ha observado la superposición de radiación cerca de la BS; cuanto más cerca, más fuerte”.

Khurana et al. (2010)
“Al buscar en PubMed, identificamos un total de 10 estudios epidemiológicos que evaluaron los supuestos efectos sobre la salud de las estaciones base de telefonía móvil. Siete de estos estudios exploraron la asociación entre la proximidad de la estación base y los efectos neuroconductuales y tres investigaron el cáncer. Encontramos que ocho de los 10 estudios informaron una mayor prevalencia de síntomas neuroconductuales adversos o cáncer en poblaciones que viven a distancias <500 metros de las estaciones base. Ninguno de los estudios informó una exposición superior a las pautas internacionales aceptadas, lo que sugiere que las pautas actuales pueden ser inadecuadas para proteger la salud de las poblaciones humanas. Creemos que se necesitan urgentemente estudios epidemiológicos exhaustivos sobre la exposición a largo plazo a estaciones base de teléfonos móviles para comprender de manera más definitiva su impacto en la salud”.

Abdel-Rassoul et al. (2007)
“Los habitantes que viven cerca de estaciones base de telefonía móvil corren el riesgo de desarrollar problemas neuropsiquiátricos y algunos cambios en el desempeño de las funciones neuroconductuales, ya sea por facilitación o inhibición. Por lo tanto, se recomienda revisar las pautas estándar para la exposición del público al RER desde las antenas de las estaciones base de teléfonos móviles y el uso de NBTB para la evaluación regular y la detección temprana de efectos biológicos entre los habitantes alrededor de las estaciones”.

Impactos en la salud de las redes inalámbricas de quinta generación (5G)

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición al 5G.

Hardell et al. (2023)
“En un par de días, una nueva estación base 5G provocó síntomas graves en dos personas previamente sanas que corresponden al síndrome de microondas… Los síntomas se revirtieron rápidamente cuando la pareja se mudó a una vivienda con una exposición mucho menor”.

Hardell et al. (2023)
“Este estudio confirma nuestras publicaciones anteriores sobre el síndrome de microondas causado por las emisiones de radiación de RF del 5G. Nuestros tres estudios se encuentran, hasta donde sabemos, entre los primeros que han investigado los efectos en la salud de las estaciones base 5G. 5G aumenta sustancialmente la exposición a la radiación de microondas y en el presente caso, así como en los estudios de caso anteriores, el despliegue de 5G fue seguido por un rápido desarrollo de síntomas conocidos como síndrome de microondas. Es necesario que las agencias gubernamentales responsables presten atención urgente a los peligros para la salud del 5G”.

Nilsson et al. (2023)
“En pocas semanas, una nueva estación base 5G provocó síntomas típicos del síndrome de microondas o enfermedad de radiofrecuencia en dos hombres que trabajaban y vivían en la oficina debajo de la estación base. El despliegue de 5G también provocó una exposición no térmica a la radiación de microondas/RFR máxima (pico) muy alta, aunque muy por debajo de las directrices de la ICNIRP. Los síntomas desaparecieron por completo unas semanas después de que los hombres se mudaron de la oficina a viviendas con una exposición mucho menor”.

McCredden et al. (2023)
“La evidencia presentada anteriormente sugiere que existen riesgos creíbles de efectos de interferencia biológica para las frecuencias planificadas para 5G, que se producen muy por debajo de los límites de referencia de la ICNIRP. Dada la naturaleza ubicua y a menudo no consensuada de las exposiciones a la radiación inalámbrica provocada por el hombre, la presencia de incluso un pequeño número de bioefectos significativos requiere un seguimiento con una investigación más centrada”.

Perov et al. (2022)
«Los resultados sugieren que la exposición a un campo electromagnético multifrecuencia que simula los efectos de los sistemas 5G afectó la actividad funcional del eje hipotálamo-pituitario-suprarrenal y fue de naturaleza estresante».

Kin et al. (2022)
“Se descubrió que el comportamiento similar a la ansiedad y la capacidad de memoria espacial de los ratones no cambiaron, pero el comportamiento similar a la depresión se indujo en ratones después de una exposición a RF de 4,9 GHz. Además, el número de neuronas se redujo significativamente y el nivel de piroptosis obviamente aumentó en la amígdala en lugar del hipocampo. Estos resultados sugirieron que la exposición a RF de 4,9 GHz podría inducir un comportamiento similar a la depresión, que podría estar asociado con la piroptosis neuronal en la amígdala”.

ICBE-EMF (2022)
“Por lo tanto, se necesitan con urgencia límites de exposición que protejan la salud de los seres humanos y el medio ambiente. Estos límites deben basarse en evidencia científica y no en suposiciones erróneas, especialmente dada la creciente exposición mundial de las personas y el medio ambiente a la RFR, incluidas nuevas formas de radiación provenientes de las telecomunicaciones 5G para las cuales no existen estudios adecuados sobre los efectos en la salud”.

Nyberg et al. (2022)
“En conjunto, esta evidencia establece una alta prioridad para la Unión Europea hacia (i) reemplazar las directrices defectuosas actuales con umbrales de protección, y (ii) imponer una moratoria al despliegue de 5G para (iii) permitir que científicos independientes de la industria el tiempo necesario para proponer nuevas directrices de protección de la salud. La relevancia de este Llamamiento de 2021 se vuelve aún más apremiante en el contexto de los planes de la UE para implementar la sexta generación de tecnologías inalámbricas, 6G, lo que aumenta aún más los riesgos conocidos de la tecnología RFR para los humanos y el medio ambiente. Todo esto lleva a una pregunta importante: ¿Tienen los responsables de la toma de decisiones de la UE el derecho de ignorar las propias directivas de la UE al priorizar el beneficio económico sobre la salud humana y ambiental?

Kim y cols. (2022)
“En resumen, los efectos iluminadores de 5G EMR sobre la pigmentación de la piel se confirmaron en múltiples niveles que van desde la línea celular B16F10 y un modelo artificial de piel pigmentada humana según lo determinado por el contenido reducido de melanina y la regresión morfológica de la activación de los melanocitos. Podemos observar que la exposición a 5G atenuó la producción de melanina mediante la regulación de genes melanogénicos y la producción de ROS. En comparación con nuestro estudio publicado anteriormente, la exposición a 5G por sí sola no afectó la síntesis de melanina; sin embargo, la exposición conjunta con estímulos de síntesis de melanina, como α-MSH, mostró un efecto de supresión de la melanina inducida por α-MSH como se informó en los estudios PMBT del longitudes de onda más cortas. Además, en el futuro es necesario examinar los efectos de 5G EMR sobre la síntesis de melanina en escenarios de exposición más extremos, como una intensidad más fuerte o durante un tiempo prolongado”.

Servicio de Investigación del Parlamento Europeo (EPRS) – Impacto en la salud del 5G (2021)
“Existe evidencia suficiente en animales de experimentación sobre la carcinogenicidad de la radiación de radiofrecuencia”.

«Existe evidencia suficiente de efectos adversos sobre la fertilidad de los hombres».

“FR1 (450 a 6000 MHz): Como síntesis de lo que hemos logrado analizar en la literatura científica disponible, tanto en estudios en humanos como en animales, podemos decir que la exposición a frecuencias RF-EMF en FR1 probablemente cause cáncer, y en particular gliomas y neuromas acústicos en humanos”.

“FR1 (450 a 6000 MHz): Estas frecuencias afectan claramente a la fertilidad masculina. Estas frecuencias posiblemente afecten la fertilidad femenina. Posiblemente tengan efectos adversos sobre el desarrollo de embriones, fetos y recién nacidos”.

Hardell et al. (2020)
“En conclusión, este artículo demuestra que la UE ha otorgado mandato a un grupo privado no gubernamental de 13 miembros, el ICNIRP, para decidir sobre las pautas de radiación de RF. Está bien demostrado que la ICNIRP, así como el SCENIHR, no utilizan la evaluación científica sólida sobre los efectos perjudiciales de la radiación de RF, que está documentada en la investigación que se analiza anteriormente (9,10,21-24,54,55). . Estas dos pequeñas organizaciones están produciendo informes que parecen negar la existencia de informes científicos publicados sobre los riesgos relacionados. Quizás debería cuestionarse si esto entra en el ámbito de la protección de la salud humana y el medio ambiente por parte de la UE y si la seguridad de los ciudadanos de la UE y el medio ambiente pueden protegerse si no se comprenden plenamente los riesgos relacionados con la salud”.

Kostoff et al. (2020)
“Este artículo identifica los efectos adversos de la radiación no ionizante no visible (en adelante denominada radiación inalámbrica) informados en la principal literatura biomédica. Destaca que la mayoría de los experimentos de laboratorio realizados hasta la fecha no están diseñados para identificar los efectos adversos más graves que reflejan el entorno operativo de la vida real en el que operan los sistemas de radiación inalámbricos. Muchos experimentos no incluyen pulsaciones ni modulación de la señal portadora. La gran mayoría no tiene en cuenta los efectos adversos sinérgicos de otros estímulos tóxicos (como los químicos y biológicos) que actúan en conjunto con la radiación inalámbrica. Este artículo también presenta evidencia de que la naciente tecnología de redes móviles 5G afectará no solo a la piel y los ojos, como comúnmente se cree, sino que también tendrá efectos sistémicos adversos”.

Russell (2019)
“Aunque la tecnología 5G puede tener muchos usos y beneficios inimaginables, también está cada vez más claro que podrían ocurrir importantes consecuencias negativas para la salud humana y los ecosistemas si se adopta ampliamente. Las longitudes de onda de radiación de radiofrecuencia (sic) actuales a las que estamos expuestos parecen actuar como una toxina para los sistemas biológicos. Se justifica una moratoria en el despliegue de 5G, junto con el desarrollo de juntas asesoras independientes de salud y medio ambiente que incluyan científicos independientes que investiguen…”

Llamamiento 5G (2017)
“Nosotros, los abajo firmantes, más de 180 científicos y médicos de 36 países, recomendamos una moratoria en el despliegue de la quinta generación, 5G, para las telecomunicaciones hasta que se hayan investigado completamente los peligros potenciales para la salud humana y el medio ambiente. por científicos independientes de la industria. 5G aumentará sustancialmente la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (RF-EMF) además de los 2G, 3G, 4G, Wi-Fi, etc. para las telecomunicaciones que ya existen. Se ha demostrado que RF-EMF es perjudicial para los seres humanos y el medio ambiente”.

New Hampshire: Informe final de la Comisión para estudiar los efectos ambientales y de salud de la evolución de la tecnología 5G (2020)

New Hampshire formó una Comisión Estatal para examinar los efectos en la salud de la tecnología 5G en evolución y si la radiación inalámbrica es realmente dañina para la salud humana. La mayoría de la Comisión Estatal de New Hampshire llegó a la conclusión de que la exposición a la radiación inalámbrica es perjudicial para la salud humana y el medio ambiente. La comisión fue convocada a través de una legislación bipartidista firmada por el gobernador y entre los miembros de la comisión se encontraban expertos imparciales en campos relacionados con la salud y la exposición a la radiación. Su Informe Final publicado en 2020 afirma:

“La mayoría de la Comisión cree que la FCC no ha ejercido la debida diligencia en su misión de gestionar el entorno electromagnético al no establecer límites de exposición que protejan contra los efectos sobre la salud. No han logrado apoyar medios técnicos ni investigaciones destinadas a reducir la exposición humana a la radiación electromagnética (REM) en los sistemas de telecomunicaciones y optimizar las modulaciones inalámbricas para reducir los impactos biológicos y de salud”.

Impactos en la salud de las ondas milimétricas (MMW)

Las frecuencias que van desde 30 gigahercios a 300 gigahercios en el espectro EMR se definen como MMW. Esta sección explora los impactos en la salud reportados por MMW, una parte del espectro 5G .

Redmayne et al. (2023)
“Una vez que la banda 5G mmW esté operativa a nivel internacional, una proporción significativa de la población mundial estará expuesta a nuevos peligros. La intensidad y complejidad de la exposición al campo cercano, como cuando se lleva un teléfono en el bolsillo o se usa junto a la cabeza, será diferente para 5G, y esta es la primera vez que se utilizan mmW para las telecomunicaciones públicas y la primera vez. La formación de haces se ha introducido deliberadamente para uso en campo cercano. Sin una investigación sobre el impacto del 5G de campo cercano, este paso global es un experimento a nivel poblacional. Teniendo esto en cuenta, existe una necesidad vital y urgente de realizar investigaciones específicas y de reevaluar la relevancia científica del enfoque y los supuestos básicos de los estándares actuales de exposición humana a RF”.

Di Ciaula (2018)
“Observaciones preliminares mostraron que los MMW aumentan la temperatura de la piel, alteran la expresión genética, promueven la proliferación celular y la síntesis de proteínas relacionadas con el estrés oxidativo, procesos inflamatorios y metabólicos, podrían generar daños oculares y afectar la dinámica neuromuscular. Se necesitan más estudios para explorar mejor y de forma independiente los efectos sobre la salud de los RF-EMF en general y de MMW en particular. Sin embargo, los hallazgos disponibles parecen suficientes para demostrar la existencia de efectos biomédicos, invocar el principio de precaución, definir a los sujetos expuestos como potencialmente vulnerables y revisar los límites existentes”.

Kostoff et al. (2020)
“Enfatiza que la mayoría de los experimentos de laboratorio realizados hasta la fecha no están diseñados para identificar los efectos adversos más graves que reflejan el entorno operativo de la vida real en el que operan los sistemas de radiación inalámbricos. Muchos experimentos no incluyen pulsaciones ni modulación de la señal portadora. La gran mayoría no tiene en cuenta los efectos adversos sinérgicos de otros estímulos tóxicos (como los químicos y biológicos) que actúan en conjunto con la radiación inalámbrica. Este artículo también presenta evidencia de que la naciente tecnología de redes móviles 5G afectará no solo a la piel y los ojos, como comúnmente se cree, sino que también tendrá efectos sistémicos adversos”.

Wu et al. (2015)
“Por lo tanto, se espera que la lesión térmica debido a la sobreexposición de mmWave produzca quemaduras superficiales como las que se producen cuando una persona toca objetos calientes o llamas. En otras palabras, las quemaduras inducidas por ondas mm probablemente generarán ampollas y respuestas inflamatorias locales similares a las quemaduras convencionales en lugar de la lesión térmica del tejido profundo característica de la sobreexposición a frecuencias de microondas”.

Alekseev et al. (2008)
«Las ondas milimétricas penetran en la piel humana lo suficientemente profundamente (delta = 0,65 mm a 42 GHz) como para afectar la mayoría de las estructuras de la piel ubicadas en la epidermis y la dermis».

Impactos en la salud de la radiación electromagnética de baja frecuencia

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a los CEM por debajo de 3 kilohercios en el espectro de radiación electromagnética (EMR).

Informe de bioiniciativa: resúmenes de investigación actualizados (2022)
“Claramente continúa la tendencia de que la gran mayoría de los estudios informan efectos de exposiciones de baja intensidad tanto a ELF-EMF como a RFR, y un pequeño porcentaje de estudios publicados informan que no se observan efectos”. 

Hosseini et al. (2022)
“Se puede concluir que la participación de ELF-EMF y el estrés prenatal en la posible inducción de un comportamiento similar a la ansiedad a través del hipocampo puede ser diferente, de modo que ELF-EMF puede iniciar un comportamiento similar a la ansiedad al aumentar el 25 (S) -OHC y PNDMDAr2/NMDAr2 en el hipocampo, mientras que el estrés prenatal probablemente aumenta el comportamiento similar a la ansiedad al elevar la corticosterona y disminuir la serotonina”. 

Seomun et al. (2021)
“Se observaron asociaciones significativas entre la exposición a ELF-MF y la leucemia infantil. Además, también se observó un posible efecto dosis-respuesta”.

Carles et al. (2020)
“Encontramos asociaciones significativas entre la duración acumulada de vida a <50 m de líneas de alto voltaje y: i) todos los tumores cerebrales (OR 2,94; IC del 95%: 1,28–6,75); ii) glioma (OR 4,96; IC95% 1,56-15,77). Se necesitan más investigaciones, particularmente para mejorar la calidad y disponibilidad de datos geográficos y técnicos sobre las líneas eléctricas”.

Havas (2017)
“Los puntos clave de este comentario son los siguientes: (1) La aplicación del modelo IR a NIR es inapropiada ya que los mecanismos de las interacciones biológicas son diferentes; (2) Existe evidencia científica suficiente de daño celular causado por NIR a niveles muy por debajo de las pautas térmicas; y (3) Se han documentado varios mecanismos que involucran estrés oxidativo y pueden explicar el aumento de tumores documentados en estudios epidemiológicos con exposición electromagnética tanto de baja frecuencia como de radiofrecuencia. De hecho, este tipo de estrés oxidativo puede ser responsable del daño a los espermatozoides expuestos a RFR y de algunos de los síntomas clasificados como electrohipersensibilidad (EHS)”.

Benassi et al. (2015)
La exposición al campo magnético de frecuencia extremadamente baja (ELF-MF) sensibiliza las células SH-SY5Y a la toxina pro-Parkinson.

Mecanismos de daño

Esta sección explora los mecanismos biofísicos por los cuales la exposición a los CEM produce impactos en la salud. 

Panagopoulos et al. (2021)
“El presente estudio revisa el daño al ADN y los efectos relacionados inducidos por los campos electromagnéticos de origen humano. Se describe ampliamente el mecanismo de oscilación forzada de iones para la activación irregular de canales iónicos activados por voltaje en las membranas celulares mediante campos electromagnéticos polarizados/coherentes. La disfunción de los canales iónicos altera las concentraciones iónicas intracelulares, que determinan el equilibrio electroquímico y la homeostasis de la célula. El presente estudio muestra cómo esto puede provocar daños en el ADN a través de especies reactivas de oxígeno/sobreproducción de radicales libres. Por lo tanto, se proporciona una imagen completa de cómo la exposición a los campos electromagnéticos provocados por el hombre puede provocar daños en el ADN y patologías relacionadas, incluido el cáncer”.

Yakymenko et al. (2015)
“En conclusión, nuestro análisis demuestra que la RFR de baja intensidad es un agente oxidativo expresivo para las células vivas con un alto potencial patógeno y que el estrés oxidativo inducido por la exposición a la RFR debe reconocerse como uno de los mecanismos primarios de la actividad biológica. de este tipo de radiación”.

Informe de bioiniciativa – Resumen para el público (2007)
«El estrés oxidativo a través de la acción del daño de los radicales libres al ADN es un mecanismo biológico plausible para el cáncer y las enfermedades que involucran daño de ELF al sistema nervioso central».

Incluso la propia Ciencia, la misma que colabora en la producción de estas ondas y en los aparatos que las producen, reconoce que son nocivas para la salud. Una parte de esta Ciencia, la mayoritaria, el cientificismo, está totalmente dominada por el gran capital y los poderes fácticos, además de por sus paradigmas fanáticos y ciegos, reduccionistas, arrogantes; la otra, siempre llegando tarde y mal (aunque hay que reconocerle que por lo menos alza algo la voz de vez en cuando), está totalmente dominada por su propio paradigma reduccionista, idéntico al del cientificismo pero menos exacerbado, cuando no también por el ego y la arrogancia. Ésta última facción de la ciencia, vamos a denominarla no cientificista, al menos tiene buena intención aunque en su prisión mental de la estupidez y del rechazo (cierto es que ya no tan fuerte) a otras formas de entender el mundo también produce daños, por incapacidad de comprender y, muchas veces, por omisión. No obstante siempre hay excepciones en todos los campos. Esas son con las que se puede hablar y entenderse – siempre y cuando abandonen su arrogancia y ego – para tratar de evitar la decadencia total y, posiblemente, el genocidio (literal o metafórico) de una especie, la humana, que quizás se lo merezca.

Fuente

Ciencia y Salud Natural

El pretexto ecologista, los fondos buitre y el modelo Mercadona prenden la mecha de las protestas agrarias

El Boletín Oficial del Estado del viernes 12 de mayo de 2023 incorporaba, mediante decreto ley una inquietante modificación del Impuesto de Sociedades que se incardinaba en un extenso título, que justificaba el grueso de sus medidas en dos factores que últimamente están de moda: Ucrania y el cambio climático

Se trataba de una bonificación del Impuesto de Sociedades a una vieja norma de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea, por la que quedaban bonificadas del pago de este impuesto las cantidades percibidas como consecuencia del abandono o arranque de cultivos y plantaciones de peras, melocotones, nectarinas, manzanas, plátanos, remolacha o sus viñedos. También a los ganaderos que abandonen sus explotaciones lecheras.

Si bien el precepto no es nuevo, y no son las únicas materias primas que se han visto afectadas por medidas similares, sin duda es el síntoma de una tendencia que no siempre se analiza en profundidad. La pregunta es, si se subvenciona el arranque, ¿de dónde sale lo que se vende como producto nacional?.

En España existe un histórico fraude en el origen de los alimentos que, ya sea de la manera burda de cambiar el etiquetado, o mediante la técnica legal de envasar en España, pero importar desde países terceros, es el caballo de batalla de los pequeños productores locales. Se trata de una práctica que han denunciado en numerosas ocasiones las organizaciones agrarias y donde señalan directamente a las principales cadenas de supermercados y a los fondos de inversión que han tomado fuerza en el negocio de la alimentación.

En España once empresas controlan el 75% del mercado total de la alimentación. Según la Red de Supermercados Cooperativos, se trata de nueve grandes grupos de supermercados y tres centrales de compra donde sólo una de ellas (Mercadona) controla el 20% del total. Estas son cifras aproximadas basadas en su facturación, que abarca diferentes canales de venta, principalmente las tiendas físicas, pero también la venta online.

A todo esto hay que sumar que al menos cuatro de estos grandes supermercados (Alcampo, Carrefour, Lidl y Aldi) disponen en España de empresas creadas para realizar grandes compras de productos, principalmente fruta y verdura, para sus supermercados españoles, europeos o del resto del mundo, concentración económica que aparte de permitir imponer precios, trabajan con la lógica de la maximización de beneficios y que, por su carácter multinacional, tienen a su disposición mercados en el mundo que les permite elegir cuándo comprar las naranjas en Arabia Saudí, México o Argentina, y traerlos a España camuflados como productos patrios.

Bajo este modelo, se impone a la agricultura local una serie de desincentivos a la producción cuando, paralelamente, se privilegia la importación, en función de los menores costes. La lógica de la PAC es que los productores locales son contaminantes, atrasados y no maximizan la producción debidamente, porque no son eficientes.

A ellos se oponen las cada vez mayores empresas hortofrutícolas, con capital suficiente para hacer los cambios en la producción que se sugieren desde Bruselas con el pretexto ecologista, pero que en realidad son medidas para eliminar a los pequeños competidores, que no disponen de capital para adaptarse. De hecho se pueden permitir vender a pérdidas, que aunque esté prohibido desde 2021, no existen fiscalizaciones serias que lo impidan.

Según el último Censo Agrario (2020) publicado por el Instituto Nacional de Estadística a (INE), el 58% de la superficie agrícola española está en manos de explotaciones de más de 100 hectáreas cuando, en 1999, fecha del último censo, era del 54%.

En 1999, el 54% de la tierra agrícola estaba en explotaciones de más de 100 hectáreas, esta proporción aumentó hasta el 55% diez años más tarde y, en 2020, los macro cultivos ya suponían el 58% de toda la superficie agrícola de España. El resto de explotaciones de otros tamaños han ido perdiendo terreno mientras las más grandes crecían cada vez más.

Otro dato es que el 6% de las explotaciones agrícolas en España están a nombre de empresas, que representan la cuarta parte de la superficie agrícola. En cambio, las personas físicas, titulares de más del 90% de las explotaciones, tienen solo tres cuartas partes de la tierra, y cuya dispersión permite la imposición de precios.

La tendencia a la concentración en la producción y distribución agroalimentaria es creciente, y la PAC apunta precisamente a eso. Esto implica liquidar a la clase media agraria, es decir, a los pequeños propietarios que están siendo el motor de las protestas de los últimos días.

Pero no son los únicos perjudicados, pues este modelo ha permitido a todas las cadenas de supermercados y a todos los grandes distribuidores incrementar precios sin pestañear. Según el informe de márgenes empresariales del Banco de España del último trimestre de 2023, estas empresas fueron junto a la banca y las energéticas, el otro gran sector que cada año se supera en beneficios, a costa de los demás.

No por casualidad Juan Roig, presidente de Mercadona y que da nombre a esta práctica, se jactaba hace pocos meses de que hemos subido una burrada los precios sin que tuviera mayor trascendencia. Aparte de cortar carreteras, que está muy bien y es muy sano, también habría que darse un paseo por los almacenes de estos especuladores.

Mpr21