All posts by chupete

Virus que no existen y vacunas que no valen (más que para arruinarte la salud)

Los CDC y 87 instituciones científicas de todo el mundo reconocen que el virus SARS-CoV-2 no está aislado. Los propios CDC además reconocen que las vacunas no sirven, que los vacunados son “superdifusores” y que las vacunas van a quedar obsoletas, unas vacunas que presentan millones de efectos adversos, siendo de los más comunes los trombos, y cuyos contratos de distribución blindan a las farmacéuticas, quienes más salen ganando con todo esto.

¿Una persona en su sano juicio mezclaría una muestra de un paciente (que contiene varias fuentes de material genético y que nunca se ha demostrado que contiene un virus en particular) con células de riñón de mono, suero bovino fetal y medicamentos tóxicos, y luego afirmaría que el brebaje resultante es un “aislado de SARS-COV-2” y lo enviaría al extranjero para su uso en investigaciones críticas (incluyendo el desarrollo de vacunas y pruebas)?

Porque este es el tipo de trabajo fraudulento que los equipos de investigación de todo el mundo hacen pasar por “aislamiento de virus”.

A partir del 27 de julio de 2021:

87 instituciones científicas y sanitarias de todo el mundo no han proporcionado ni citado ni un solo informe de aislamiento/purificación del “SARS-COV-2” por parte de nadie, en ningún lugar y en ningún momento.La lista de  estas instituciones se enumeran a continuación.

A continuación figuran todas las solicitudes de información y sus respuestas archivadas en cv19.fr, consulte los procedimientos completos de cada solicitud detallados en esta página: fluoridefreepeel.ca [archivo]

(1) Australia: University of Western Australia – home of Gates-funded researcher Christine Carson

(2) Australia: ACT Government (Government of the Australian Capital Territory) / Canberra Health Services (CHS)

(3) Australia: Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation – CSIRO

(4) Australia: Department of Health

(5) AustraliaPeter Doherty Institute for Infection and Immunity

(6) Britain: Health and Safety Executive

(7) Canada: Aylmer Police Services

(8) Canada: Centre for Disease Control, British Columbia

(9). Canada: City of Toronto, Ontario

(10 )Canada: Department of Health & Community Services, Newfoundland Labrador

(11) Canada: Health Canada

(12) Canada: Institut National de Sante Publique du Quebec

(13) Canada: Institutes of Health Research

(14) Canada: Kingston, Frontenac, Lennox and Addington Public Health, Ontario (re “any variant”)

(15) Canada: McGill University

(16) Canada: Ministry of Health, British Columbia

(17) Canada: Ministry of Health,Ontario

(18) Canada: Mount Sinai Hospital, Toronto, Ontario

(19) Canada: National Research Council, [2]

(20) Canada: Natural Sciences and Engineering Research Council of Canada

(21) Canada: Peterborough Police Service

(22) Canada: Peterborough Public Health

(23) Canada: Provincial Health Services Authority, British Columbia

(24) Canada:  Region of Peel, Ontario, [2]

(25) Canada: Sunnybrook Health Sciences Centre, Toronto, Ontario

(26) Canada: Toronto Police Service

(27) Canada: University of Toronto

(28) Canada: Vancouver Coastal Health Authority, British Columbia (re “the UK variant”)

(29) Canada: Grey Bruce Health Services

(30) Canada: McMaster University

(31) Canada: Public Health Agency of Canada[2]

(32) Canada: Vaccine and Infectious Disease Organization-International Vaccine Centre (VIDO-InterVac) at University of Saskatchewan

(33) Czech Republic: Ministry of Health

(34) Czech Republic: Univerzita Karlova

(35) Denmark: Statens Serum Institut

(36) England: Public Health England[2][3][4]

(37) Europe: Centre for Disease Prevention and Control

(38) India: Indian Council of Medical Research[2]

(39) Isle of Man: Department of Health and Social Care

(40) Netherlands: Ministry of Health, Welfare and Sport[2]

(41) New Zealand: Associate Minister of Health Hon Jenny Salesa

(42) New Zealand: Associate Minister of Health Hon Peeni Henare

(43) New Zealand:  Associate Minister of Health Julie Anne Genter

(44)New Zealand: Bay of Plenty District Board

(45)New Zealand: Department of the Prime Minister and Cabinet

(46)New Zealand: Institute of Environmental Science and Research – ESR[2]

(47)New Zealand: Ministry of Health

(48) New Zealand: University of Auckland

(49) New Zealand: University of Otago

(50) Norway: Norwegian Ministry of Health and Cares Services & subordinate agency the Directorate of Health

(51)Portugal: Ministry of Health (jugement du tribunal formalisant que le ministère ne dispose d’aucune donnée ou référence sur l’existence du virus)

(52) Republic of Africa: Governmental COVID-19 Advisory Committee (jugement Afrique du Sud, en savoir plus)

(53) Republic of Africa: Minister of Co-operative Governance and Traditional Affairs

(54) Republic of Africa: National Department of Health

(55) Republic of AfricaNational Institute for Communicable Diseases

(56) Republic of Africa: President

(57) Republic of Columbia: Ministry of Health & Social Protection

(58) Republic of Ireland: National Virus Reference Laboratory, University College Dublin

(59) Scotland: Public Health Scotland

(60) Slovenia: Department of Health

(61) Slovenia: Faculty of Medicine and Institute of Microbiology and Immunology, University of Ljubljana

(62) Slovenia: National Laboratory for Health, Environment and Food (Nacionalnega laboratorija za zdravje, okolje in hrano – NLZOH)

(63) Spain: Ministry of Health

(64) United Kingdom: Cabinet Office[2]

(65) United Kingdom: Department of Health and Social Care

(66) United Kingdom: Government Office for Science

(67) United Kingdom: House of Commons

(68) United Kingdom: House of Lords

(69) United Kingdom:  Imperial College London

(70) United Kingdom:  Medicines and Healthcare Products Regulatory Agency

(71) United Kingdom: Prime Minister’s Officelien vers cette réponse

(72) United Kingdom: University of Warwick

(73) USA: Agency for Toxic Substances and Disease Registry[2]

(74) USA: Centers for Disease Control and Prevention[2]

(75) USA: National Institute of Allergy and Infectious Diseases – NIAID, [2]

(76)USA: Oregon Health Authority

(77) Uruguay: Clemente Stable Biological Research Institute, Ministry of Education and Culture

(78)Uruguay: University of the Republic (UdelaR) Faculty of Chemistry

(79) UruguayMinistry of Public Health

(80) WalesPublic Health Wales[2]

(81) Canada: Hastings Prince Edward Public Health (Ontario)

(82) Ukraine: Ministry of Health

(83) Australia: Western Australia Minister & Department of Health

(84) Australia: South Australia Minister for Health and Wellbeing

(85) AustraliaNew South Wales Ministry of Health, Australia

(86) England: Pennine Acute National Health Service Trust

(87) England: Salford Royal National Health Service Foundation Trust

Algunas de las respuestas a estas solicitudes de información mencionan el hecho de que el aislamiento/purificación del SARS-CoV-2 no puede realizarse de la manera solicitada, y que el “aislamiento” mencionado en la literatura científica se refiere a un cultivo celular de muestra que muestra un efecto citopático, pero no se han realizado experimentos de control para demostrar que este efecto citopático está presente o no con los mismos procedimientos en un cultivo sano o estéril (ver FOI de los Países Bajos).

Continue reading Virus que no existen y vacunas que no valen (más que para arruinarte la salud)

La gran mentira de las PCR

El CDC ha emitido un documento que está repleto de admisiones interesantes y reveladoras. El comunicado, titulado “21/07/2021: Alerta de laboratorio: Cambios en la RT-PCR de los CDC para las pruebas de SARS-CoV-2” comienza de una forma explosiva:

“Después del 31 de diciembre de 2021, los CDC retirarán la solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) para la Autorización de uso de emergencia (EUA) del Panel de diagnóstico de RT-PCR en tiempo real (…). Los CDC están proporcionando este aviso previo para que los laboratorios clínicos tengan el tiempo suficiente para seleccionar e implementar una de las muchas alternativas autorizadas por la FDA ”.

Mucha gente cree que esto significa que los CDC están renunciando a la prueba de PCR como un medio para “detectar el virus”. No creo que los CDC estén diciendo eso en absoluto.

Dicen que se seguirá utilizando la tecnología PCR, pero están reemplazando lo que busca la prueba con una mejor “muestra de referencia”. Un mejor marcador. Un mejor objetivo. Un mejor fragmento de ARN supuestamente derivado del SARS-CoV-2.

Los CDC/FDA confiesan que ha habido un PROBLEMA con la prueba de PCR que se ha venido utilizando desde febrero de 2020 para detectar el virus.

En otras palabras, los millones y millones de “casos de COVID” basados en la prueba de PCR en uso son todos sospechosos.

Para confirmar esto, el documento de los CDC se vincula a un comunicado de la FDA titulado “Datos comparativos del panel de referencia del SARS-CoV-2”, donde se reconoce que:

“Durante los primeros meses de la pandemia de la Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19), las muestras clínicas [del virus] no estaban disponibles para los desarrolladores de IVD [diagnósticos in vitro] para detectar el SARS-CoV-2. Por lo tanto, la FDA autorizó los IVD basándose en los datos disponibles de muestras artificiales generadas a partir de una variedad de fuentes de material del SARS-CoV-2 (por ejemplo, ARN específico de gen, ARN sintético o ARN viral de genoma completo) para la evaluación del desempeño analítico y clínico. Si bien la validación con estas muestras artificiales proporcionó una medida de confianza en el rendimiento de la prueba al comienzo de la pandemia, no es factible comparar con precisión el rendimiento de varias pruebas que utilizaron muestras artificiales porque cada prueba validó el rendimiento utilizando muestras derivadas de diferentes genes específicos, fuentes de ácido nucleico sintético o genómico”.

Traducción: Nosotros, en el CDC, no teníamos una muestra del virus SARS-CoV-2 cuando inventamos la prueba de PCR para el SARS-CoV-2. Sí, es increíble, ¿verdad? Y esa es la prueba que hemos estado usando todo este tiempo. Así que CONTRIBUIMOS con muestras del virus. Fabricamos. Mentimos. Inventamos secuencias de genes sintéticos y DIJIMOS que estas secuencias DEBÍAN ESTAR cercanas a la secuencia del SARS-CoV-2, sin tener la menor idea de lo que estábamos haciendo, porque, de nuevo, no teníamos un espécimen del virus. No teníamos pruebas de que HABÍA algo llamado SARS-CoV-2.

Este increíble documento de la FDA dice que la Agencia ha otorgado aprobación de emergencia a 59 pruebas diferentes de PCR desde el comienzo de la (falsa) pandemia. 59. Y, “… no es factible comparar con precisión el rendimiento de varias pruebas que utilizaron muestras artificiales porque cada prueba validó el rendimiento utilizando muestras derivadas de diferentes fuentes de ácido nucleico genómico, sintético o genómico”.

Traducción: Cada una de las 59 pruebas de PCR diferentes para el SARS-CoV-2 decía mentiras diferentes e inventaba diferentes fabricaciones sobre la composición genética del virus, el virus que no teníamos. Entonces, obviamente, estas pruebas darían resultados poco fiables.

PERO, no se preocupe, sea feliz, porque AHORA, los CDC y la FDA dicen, realmente tienen muestras reales del virus del SARS-CoV-2 de los pacientes; tienen mejores objetivos para la prueba de PCR, y los laboratorios deberían comenzar a prepararse para las pruebas nuevas y mejoradas.

En otras palabras, estaban mintiendo ENTONCES, pero no están mintiendo AHORA. Estaban “ideando”, pero ahora, justamente ahora, están diciendo la verdad y debemos creerles.

Si cree eso, tengo a la venta agua de la Fuente de la Juventud, extraída del sistema contaminado con plomo de Flint, Michigan.

Lo que han llamado “aislamiento del virus” es lo más lejano que puede pensarse a un riguroso proceder científico:

Tienen una sopa que hacen en sus laboratorios.

Esta sopa contiene células humanas y de mono, sustancias químicas y drogas tóxicas, y todo tipo de material genético aleatorio. Debido a que las células comienzan a morir, los investigadores ASUMEN que un poco de moco de un paciente que dejaron caer en la sopa está causando la muerte, y EL VIRUS debe ser el agente asesino en el moco.

Esta suposición es totalmente injustificada. Los medicamentos y los productos químicos podrían estar matando las células, y los investigadores también están privando a las células de nutrientes vitales.

No hay pruebas de que el SARS-CoV-2 esté en la sopa, o que esté matando a las células, o, sencillamente, de que exista.

Sin embargo, los investigadores califican a la muerte celular de “aislamiento del virus”.

La virología equivale a “cómo difundir estupideces para ganarse la vida y asustar al mundo”. Aparte de eso, es perfecta (para hacer negocio, nota del “blogger”).

Jon Rappoport
(Traducción: Astillas de Realidad)

Arquetipo Zombi y nanotecnología en 2021

 Ibn Asad

¿Por qué se ha insistido en películas, series y videojuegos de zombis durante toda la década de los años 10?
¿Qué tienen que ver estos zombis ficticios con los zombis reales de las tradiciones de brujería afroamericana?
¿Y qué tienen que ver estos y aquellos con los zombis que vemos o veremos, somos o seremos, en este 2021? A lo largo de este artículo se dará respuesta a estas intrincadas cuestiones, enmarañadas a lo largo de estos últimos años por un certero adoctrinamiento y condicionamiento psicológico de la población mundial a través de los Resident Evil, The Walking Dead, World
War Z, y demás productos de entretenimiento. Por ello, como punto de partida, veamos qué es, en realidad, un zombi.

1.- EL ZOMBI. CONSIDERACIONES ETNOLÓGICAS Y FILOSÓFICAS

Etimológicamente “zombi” parece a todas luces una voz yoruba, originaria de África Occidental, que se usa con múltiples significados allá donde hubo esclavos yorubas en América: Brasil y el Caribe hispano. De hecho, aún más que al ámbito religioso, el nombre zombi (o zumbi o fumbi) está unido a la propia esclavitud, como muestra Zumbi dos Palmares, héroe brasileño del siglo XVII(1). En su sentido más amplio, la palabra zombi hace referencia a “espíritu” (fumbi cubano), “demonio” (nsumbi congueño) o “duende” (zumbi quimbundo), equiparable en cierto sentido útil a nuestra comprensión, al daemon griego o djinn árabe. Estamos en el rarísimo mundo de las tradiciones animistas de los esclavos afroamericanos, como el candomblé brasileño(2),
la santería cubana, el hoodoo estadounidense(5) o el vudú haitiano(3). De hecho, es de este último de donde se extraen los mitemas básicos para el trabajo de condicionamiento psicológico por parte de las fuerzas globalistas que veremos en el segundo punto. Por ahora quedémonos con el zombi haitiano.
Un zombi es un muerto que vuelve a la vida a través de prácticas mágicas para ser esclavo del hechicero que lo ha resucitado. Subráyese esta definición. Es decir, el hechicero (houngan criollo) hace zombi a una persona moribunda o muerta para someter su voluntad con vistas a su esclavización. Las creencias de los hounganes y mambos caribeños son paralelas, y en ocasiones idénticas, a la macumba y mandinga brasileñas(4): el individuo puede incorporar entidades espirituales que toman el control de la actividad intelectual, cognitiva y física, bien con fines “positivos” (como es el caso de los oráculos médium del candomblé) o “negativos”, como es este caso del zombi haitiano y su esclavitud(6). Este último es el que nos interesa.
¿Cómo convertía el hechicero vudú a un muerto o moribundo en zombi esclavo? Pues con magia(7), resulta evidente, pero veamos qué tipo de magia es esa desde una perspectiva occidental. Nosotros, europeos, nos negamos a aceptar que supersticiosos encantamientos hagan que un muerto vuelva a la vida, y mucho
menos, que le haga trabajar en una plantación durante dos años sin descanso(8). Si a los haitianos les bastaba con la creencia en el vudú para explicar estos fenómenos, tres occidentales intentaron explicarlos con teorías que, a pesar de ser insatisfactorias en su aspiración de explicar la totalidad del fenómeno, pueden acercarnos a la verdadera naturaleza del zombi como símbolo de muerte en vida y forma integral de esclavitud.
1.1.- Teoría etnobotánica-farmacológica
No es raro en todas las prácticas animistas afroamericanas el uso de plantas psicoactivas de diversa índole.
El etnólogo canadiense Wade Davis estudió el vudú haitiano y el fenómeno zombi, para llegar a la conclusión de que los magos negros zombificaban a sus víctimas con la inhalación de un polvo mágico que contenía alguna sustancia fuertemente neurotóxica, inicialmente la tetrodotoxina, extraída del pez globo caribeño(9).
La inhibición de la voluntad del zombi para su esclavización se explica desde esta teoría a través de la droga escopolamina, popularmente conocida como burundanga, extraída de una planta de la familia de las solanáceas(10). Según Davis, la esclavitud del zombi tendría una explicación química a través de drogas, y
aunque lo cierto es que no es posible con ninguna medicina de la farmacopea chamánica americana, una subyugación de la voluntad a ese nivel, esta teoría de la droga zombi habrá que tenerla en cuenta para acercarse a las problemáticas contemporáneas del tercer punto del artículo.
1.2.- Teoría magnética-animal
El médico y filósofo esoterista Franz Anton Mesmer no estudió el zombi vudú haitiano en concreto, pero sí que intentó explicar la fenomenología animista en general a través del llamado “magnetismo animal” (11).
Para el mesmerista, la vida sana era interpretada como el flujo libre de energía electromagnética a través de cientos de canales que recorren el cuerpo humano (12). Así como este magnetismo puede ayudar al médico a curar a un paciente, también podría ser manipulado para provocar la locura o la muerte. Hay que decir que la teoría del magnetismo animal jamás tuvo respaldo científico a pesar de que estos mismos estudios de Mesmer sentaron las bases de la hipnosis tal y como hoy la conocemos: la inducción de un estado mental en el cual se podría dirigir el comportamiento, bien con fines terapéuticos (hipnoterapia), bien con intención de
exhibir la manipulación de la voluntad de un sujeto hipnotizado (tal y como todos hemos visto en ciertos prestidigitadores más o menos circenses y televisivos).
1.3.- Teoría psiquiátrica-neurológica
Menosfantástica resulta la explicación del fenómeno por parte de Monica Murtaugh: el zombi es un enfermo mental que encajaría en los cuadros patológicos de la psiquiatría (13). La neurosis, la histeria y la esquizofrenia explicarían que un sujeto pudiera verse despojado de su identidad y someterse, consciente o
inconscientemente, a una voluntad que no es la suya (14). Según este punto de vista, la espiritualidad haitiana sólo habría mitificado los desórdenes mentales propios de un arquetipo de estupidez y sumisión. Pues he ahí los dos rasgos predominantes de la personalidad zombi: la demencia y el sometimiento. O llevados al
extremo de la expresión del folclore caribeño y la cultura popular: un muerto que, con aspecto cadavérico y ropa raída, aparenta resucitar como esclavo. El zombi es, desde todos los puntos de vista, un símbolo conjugado de muerte y esclavitud.
Obsérvese que el zombi verdadero (y con verdadero nos referimos a este simbólico tradicional del vudú y del animismo afroamericano) siempre será un muerto en vida esclavizado por la hechicería de un mago negro. Esta esclavización puede ser llevada a cabo por el uso malicioso de medicinas, prácticas hipnóticas apoyadas en teorías raras de magnetismo, o inducciones de desórdenes neurológicos o psiquiátricos, pero
jamás por un virus contagioso. Esa es la diferencia entre el zombi real de la tradición yoruba y los zombis de ficción de los últimos años del cine y la televisión. En algún momento del siglo XXI, el zombi dejó de ser un ente mágico de provincias y se convirtió en un tipo contagiado y contagiante de un virus apocalíptico global.
Veamos qué zombis víricos y virales son esos: los de Hollywood, los de AMC, los de esta Guerra Mundial Z. Continue reading Arquetipo Zombi y nanotecnología en 2021

Transformación global y guerra de potencias

Treinta y uno de diciembre de 2019. La noche anterior al año nuevo. Momento de grandes expectativas, de grandes cambios y grandes incertidumbres. Pocos podían sospechar que estábamos ante los cambios más grandes de los últimos 350 años. A mediados de marzo de 2020, se hizo evidente que estábamos ante un momento clave de la historia del mundo. Con la pandemia de COVID -19 la diplomacia se terminó, y la realidad y los riesgos de una crisis sistémica mundial se situaron en el centro de atención inmediato e inevitable de un mundo que ha elegido, en su mayoría, no saber lo que está en juego. Por ahora, esta guerra no se librará con balas y bombas. Es una guerra económica, una guerra de recursos humanos, una guerra entre naciones y sus sucedáneos, una guerra entre sociedades secretas y la humanidad. Nosotros contra ellos. Casi 8 000 millones de personas contra un puñado de individuos, los más poderosos y despiadados del mundo. Mientras tanto, nuestra civilización ha llegado a un punto de no retorno. Y al cruzar esas puertas, la pandemia de COVID -19 conjuntamente con el descalabro económico, político y social ha creado la tormenta perfecta, cuyos estragos son visibles hasta en el último rincón del planeta.

Lo que estamos viendo en los Estados Unidos y lo que ya hemos visto en todos los rincones del planeta Tierra no es el fin de una fase delirante. Ni siquiera es el principio. Es la antesala del principio. El mundo ha entrado en una recesión de proporciones inimaginables desde marzo del 2020, y muchos de los cincuenta y ocho millones de estadounidenses que perdieron su empleo como consecuencia de la COVID -19 nunca recuperarán sus puestos. Lo que hemos visto en estos meses en las grandes ciudades de Estados Unidos — incendios, destrozos—, pronto va a multiplicarse y a convertirse en tierra arrasada cuando la gente no tenga ni para comer ni para vivir. Cero ingresos significa miseria, enfermedad y eventualmente millones de personas muriendo por el uso descontrolado de drogas, alcohol; suicidios, depresión. Cuando desapareció la Unión Soviética, 25 millones de sus ciudadanos murieron por las causas mencionadas arriba. La Organización Internacional del Trabajo (OIT ) informa que 1 600 millones de empleos están en riesgo en la economía global. Se trata de la mitad de la fuerza laboral global de 3 300 millones de individuos. En esencia, no tenemos un sistema de orientación para el futuro ni tampoco la hoja de ruta de cómo crear un nuevo mundo. Si creemos que podemos volver a la globalización y al mundo de antes en los próximos meses, les aseguro que aquel mundo no volverá nunca más. El globalismo es la libre circulación de personas, productos, finanzas y servicios. Pero hoy ya no existe. El mundo sin fronteras está muerto. El colapso significa la pérdida de riqueza, propiedad, dinero, acciones, bonos, cualquier tipo de inversión. Por primera vez en más de tres siglos, desde el XVII , no tenemos un sistema de coordenadas para reemplazar nuestro sistema económico, que hoy está en su lecho de muerte. El capitalismo es finito, aunque necesita expansión perpetua. En el mundo capitalista, el costo de la innovación está incluido en el costo del producto. En otras palabras, el consumidor de hoy tiene que pagar por la innovación que se va a crear y vender en el futuro. Por esta razón, el capitalismo necesita la expansión de los mercados. Y los mercados son finitos. Hoy en día, hemos llegado al límite de crecimiento. Ya no podemos expandirnos más. Así que aquí estamos a finales del 2020 con deudas, pasivos no financiados y derivados de alrededor de entre dos y tres mil billones de dólares. Es una suma que es imposible de comprender, pero si decimos que es casi 50 veces el PIB mundial, nos da una idea aproximada con lo que el mundo y los bancos centrales tendrán que lidiar en los próximos años. Lo que pocas personas entienden, incluidos los llamados expertos, es que no habrá recuperación en absoluto ni reinicio alguno económico a corto o mediano plazo. Un declive extremadamente rápido de la economía mundial acaba de comenzar y será devastador en los próximos 6 a 12 meses. Las burbujas de activos solo pueden terminar de una de dos maneras: implosión o explosión. ¿Cuál es el escenario más probable? Una explosión violenta. Las principales burbujas de las que estamos hablando aquí son el sistema financiero, los mercados de valores, los mercados de bonos y los bienes inmuebles. El riesgo de un final explosivo es muy alto. Lo más probable es que implique problemas agudos en el sistema bancario que conduzcan a una quiebra bancaria importante, por ejemplo la del Deutsche Bank. Esto se extendería por todo el sistema bancario como un incendio forestal y obviamente también afectaría la burbuja de derivados de más de 1.5 billones de dólares. Ocurriría de forma tan vertiginosa que los bancos centrales no podrían imprimir dinero lo suficientemente rápido como para detenerlo. En cualquier caso, todo el mundo financiero sabría en ese momento que cualquier dinero recién impreso tendría un valor cero y, por lo tanto, un efecto cero. Una explosión de la burbuja claramente sería un cataclismo para el mundo. Conduciría a una depresión deflacionaria global de una magnitud nunca antes vista. También llevaría la vida a un nivel de devastación y privación que sería inimaginable hoy en día. ¿Cuál es el problema?

• A los bancos centrales no les quedan herramientas para salvar el sistema. Lo gastaron todo en la crisis de 2008. Las tasas ya están en cero y hacerlas negativas significa que tendrían que pagar por prestar dinero a un prestatario en quiebra.

• Las empresas, grandes y pequeñas, están quebradas o a punto de quebrar. Se están hundiendo miles de empresas en todos los sectores. Las pérdidas totales rondarán fácilmente los trillones de dólares.

• Antes de finales del año 2020, cientos de miles de empresas, grandes y pequeñas, solicitarán la protección por bancarrota.

• Los préstamos incobrables aumentan a medida que las empresas y los individuos no pueden permitirse pagar intereses o cuotas. Se estima que en los Estados Unidos no se han realizado pagos por más de 100 millones de préstamos.

• Las imprentas globales trabajan las 24 horas, los 7 días de la semana, para salvar al mundo de la perdición. Desde que comenzó la COVID -19, el estímulo fiscal y monetario total hasta el momento ha sido de 18 billones de dólares, que equivale al 22.5% del PIB mundial.

¿Y dónde queda en este discurso el coronavirus? La COVID -19 es una excusa conveniente pero no la causa de los problemas actuales. La actual pandemia fue un catalizador, pero la verdadera crisis esta vez comenzó en agosto-septiembre de 2019 con el pánico de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo.

¿Qué es la COVID -19 y de dónde viene? No sé de dónde viene. Los únicos que lo podrían saber son las agencias de inteligencia y los principales gobiernos del mundo. De hecho, para dibujar la imagen del futuro y entender la dirección de la crisis, no hace falta saber de dónde viene la COVID -19. Vamos a aplicar la inteligencia conceptual para navegar por los acontecimientos. La COVID -19 es un elemento vital en el cambio de un paradigma tecnológico a otro. Uno de los elementos clave para entender el coronavirus es comprender las fuerzas que lo promueven y las razones de por qué ha destruido el mundo. Una de estas razones tiene que ver con el cambio de un paradigma tecnológico a otro. Hemos ido del cuarto paradigma —la economía industrial— al quinto paradigma —la economía postindustrial, la tecnología de servicios financieros, IT , telecomunicaciones, entretenimiento—. Con el cambio del cuarto al quinto paradigma, los ingenieros y arquitectos fueron reemplazados por financieros de cuello blanco, banqueros y especuladores. Ahora, entre 2024-2030, llegará el sexto paradigma tecnológico: la economía transindustrial —la robótica, la Inteligencia Artificial, la realidad virtual, las tecnologías aditivas 3D—. Entre 2040-2050 llegará el séptimo paradigma tecnológico —NBIC (nano-bio-info-cogno), convergencia, transhumanismo, fusión fría, las bases en la luna—. Hasta ahora, todos los cambios tecnológicos han sucedido de manera natural. El cambio actual, del quinto al sexto paradigma tecnológico, va a producir un cataclismo social. La globalización era adecuada dentro de los parámetros del quinto paradigma tecnológico, pero es absolutamente inadecuada para el mundo que se nos viene encima.

Continue reading Transformación global y guerra de potencias

La neurotecnología como arma químico-biológica

Las neurotecnologías se basan en diversas herramientas para evaluar, acceder y afectar a las estructuras y funciones del cerebro que pueden estar implicadas en la cognición, las emociones y el comportamiento. No se trata sólo de intentar comprender lo que hace funcionar al cerebro y de cómo está construido, es “para efectuar el tic-tac, afectando la manera en que el cerebro está construido, la forma en que funciona “.

Las ciencias del cerebro o neurociencias, como campo con nombre, sólo existen desde hace 40 años. Desde entonces, ha crecido exponencialmente. Cada vez más, se ha convertido en una empresa internacional, multinacional y global que aumenta la capacidad de los científicos del cerebro a desarrollar no sólo nuevas teorías, sino también herramientas más sofisticadas.

En 2008, la National Academy of Sciences («NAS») et le National Research Council («NRC»)  concluyeron que las ciencias del cerebro “no estaban dispuestas”. En otras palabras, no eran viables, válidas y útiles para la seguridad nacional, la inteligencia y la defensa. En los años siguientes, el grupo del Dr. Giordano y otros a nivel internacional, incluido el Nuffield Council del Reino Unido, llevaron a cabo una revisión más exhaustiva de las capacidades internacionales. La conclusión fue que la ciencia del cerebro no sólo estaba “preparada”, sino que lo estaría más a medida que los países de todo el mundo desarrollaran la capacidad y los programas especializados para examinar y afectar al cerebro. En 2014, la NAS y la NRC reconocieron que las ciencias del cerebro estaban “dispuestas” y ya operativas.

Las tecnologías de las ciencias del cerebro pueden clasificarse en dos grupos: neuroevaluación y neurointervención.

Las tecnologías de evaluación neurológica incluyen: la neuroimagen; el registro neurofisiológico; la neurogenómica y la genética; la neuroproteómica; y la neurociencia computacional.

“Cuanto más sepa sobre lo que te hace vibrar, más mis interacciones contigo pueden ser concebidas para hacerte vibrar como yo quiero”.

Continue reading La neurotecnología como arma químico-biológica

Una pandemia orquestada: La larga y deliberada preparación del SARS-CoV-2 y sus vacunas

Dr. David E. Martin, Director de M-CAM, empresa de control de patentes de innovación en todo el mundo revela que la supuesta «novedad» del SARS CoV-2 no es tal. Existen 73 patentes otorgadas a diversas farmacéuticas desde hace más de una década para explotar comercialmente esta «pandemia».

Durante dos décadas al menos el mundo farmacéutico viene preparando lo que está pasando

 Todo lo que se dice que es «novedoso» en esta versión del virus -sitio de clivaje polibásico, dominio de unión al receptor de ACE2, y proteína espiga- es conocido y hay patentes emitidas para aprovecharlo lucrativamente desde hace muchos años 

El “virus” ni es natural, ni escapó de un laboratorio

 El concepto «Nueva Normalidad» fue introducido en 2004. Se viene trabajando en la conceptualización y respuesta a un fenómeno de suelta deliberada de un SARS desde hace décadas. 

 La OMS presentó su «manual» sobre cómo manejar la situación en setiembre de 2019, recogiendo experiencia acumulada durante quince años

 

La secuencia genética reportada, que se dijo que fue aislada como un nuevo coronavirus, e indicada como tal por el ICTV, el Comité Internacional de Taxonomía de los Virus de la Organización Mundial de la Salud, carece de validez científica. Tomamos las secuencias genéticas reales que fueron reportadas como nuevas, y las revisamos contra los registros de patentes que estaban disponibles en la primavera de 2020. Y lo que encontramos, como verán en nuestro informe, son mas de 120 pruebas patentadas que sugieren que la declaración de un nuevo coronavirus era en realidad una falacia completa. No había ningún coronavirus nuevo.

Hay innumerables y muy sutiles modificaciones de las secuencias de coronavirus que han sido cargadas. Pero no se encontró ningún coronavirus nuevo identificado en absoluto. De hecho, encontramos registros, en los archivos de patentes, de secuencias atribuidas a lo que se consideró ahora novedoso, que se remontaban a patentes que se solicitaron ya en 1999. Así que esto no era ninguna novedad. En realidad no sólo no era novedoso el año pasado, sino que no ha sido algo novedoso por más de dos décadas. Pero vamos a hacer un breve recorrido por el panorama de las patentes para asegurarnos de que la gente entiende lo que pasó.

Continue reading Una pandemia orquestada: La larga y deliberada preparación del SARS-CoV-2 y sus vacunas

¿HACIA LA EXTINCIÓN? ‘NUESTRA ESPECIE ESTÁ SIENDO MODIFICADA GENÉTICAMENTE’ — ANÁLISIS DEL MICROBIOMA Y EL VIROMA

Este año marca un punto de inflexión fundamental en la historia de la humanidad. Por primera vez desde que comenzó la civilización humana, nuestra especie está siendo modificada genéticamente. Los fabricantes de vacunas ahora han hecho posible que el genoma humano se altere permanentemente, y que la relación de la humanidad con la naturaleza cambie para siempre, mediante una inyección farmacéutica experimental a la que se hace referencia falsamente como una “vacuna”.

A la luz de este evento definitorio, debemos mirar con seriedad los motivos y actos que están renovando la humanidad tal como la conocemos. Al mismo tiempo, debemos examinar nuestro tratamiento cada vez más destructivo del mundo natural. 

El microbioma

El microbioma (derivado de las palabras griegas micro , que significa “pequeño” y biotikos , que significa “perteneciente a la vida”) es un ecosistema masivo que consta de billones de microorganismos. Increíblemente, unas 40.000 especies de bacterias , 300.000 especies de parásitos , 65.000 especies de protozoos y entre 3,5 millones y 5 millones de especies de hongos habitan el entorno que nos rodea y viven en o sobre el cuerpo humano. Este complejo mundo de microorganismos secreta continuamente un mar de virus, que sirven como red de comunicación para bacterias, parásitos, protozoos y hongos. Y estos virus siempre han estado aquí para ayudarnos, no para obstaculizarnos. En otras palabras, afirman la vida, no inducen a la muerte.

Aquí hay un indicio de la complejidad, la increíble diversidad y el tamaño infinitesimal del microbioma: ¡la cantidad de genes dentro del reino fúngico es de al menos 125 billones! En comparación, el genoma humano consta de tan solo 20.000 genes. Una mosca de la fruta tiene 13.000 genes y una pulga 31.000. Por lo tanto, en términos de complejidad genética, el genoma humano tiene solo un pequeño fragmento de información genética en comparación con el vasto mundo de información genómica que contiene el microbioma.

Un aspecto fascinante del microbioma es su red de comunicación simbiótica, que permite la transmisión de información proteica de un microorganismo a otro. Por ejemplo, la red micelial (una matriz de finos filamentos blancos) en los hongos permite que los hongos se comuniquen entre sí a distancias que pueden extenderse a varios kilómetros. Estas estructuras miceliales son capaces de transferir recursos minerales y proteicos a más de un kilómetro. ¿Cómo? Utilizan energía luminosa y electrones que fluyen a través de las vías dentro del sistema del suelo. De esta manera, el microbioma ayuda a que florezcan las plantas y otras formas de vida multicelulares. No es exagerado llamar a la red micelial en el reino de los hongos el “cerebro” literal del planeta.

Por difícil que sea de comprender, al menos 1,4 billones de bacterias y 10 billones de hongos viven dentro del cuerpo humano. Solo dentro del colon humano hay 3,8 x 10 13 células bacterianas. Cada órgano del cuerpo, incluido el cerebro, tiene su propio microbioma. El propósito de las bacterias y los hongos en nuestro cuerpo es nutrir y nutrir nuestras células, manteniéndonos saludables y en equilibrio con el microbioma más grande que nos rodea.

 El viroma

El viroma es el inmenso mundo en el que existen los mensajeros de la Madre Naturaleza. Está compuesto por billones y billones de virus producidos por las bacterias, parásitos, protozoos y hongos del microbioma antes mencionado.

El cuerpo humano adulto promedio contiene 1 x 10 15  virus. Por el contrario, en el aire que envuelve la tierra hay 1 x 10 31 virus; en el suelo de la tierra hay 2,5 x 10 31 virus; y en los océanos de la Tierra hay 1,2 x 10 30 virus. Para proporcionar una perspectiva sobre estos impresionantes números, 1 x 10 31 es 10 millones de veces mayor que el número de estrellas conocidas en todo el universo.

En pocas palabras, un virus es información genómica, ya sea ADN o ARN, envuelta en una envoltura de proteína. Las pequeñas hebras de proteína que sobresalen de la superficie exterior de la envoltura proteica de un virus se denominan proteínas de pico. Los virus no son organismos vivos. No producen su propio combustible. No tienen metabolismo para producir energía. Y no pueden reproducirse.   

Los virus han estado viajando por todo el mundo, por encima de la capa límite atmosférica , durante millones de años, mucho antes de que se inventaran las máquinas para viajar en avión. Sus códigos genéticos han estado cubriendo la tierra durante eones, creando biodiversidad y permitiendo la adaptación en todo el ecosistema. Por adaptación, los virus siempre buscan adaptar sus códigos genéticos con el fin de crear una salud resistente en todas las formas de vida del planeta. Es ridículo sugerir que, para viajar de una región del mundo a otra, un virus debe subirse a un avión, como nos quiere hacer creer la División de Investigación de Seguridad Nacional de RAND .

Continue reading ¿HACIA LA EXTINCIÓN? ‘NUESTRA ESPECIE ESTÁ SIENDO MODIFICADA GENÉTICAMENTE’ — ANÁLISIS DEL MICROBIOMA Y EL VIROMA

La tecnología nos sigue matando: una historia de biomedicina, vacunas y radiaciones.

Podemos confirmar oficialmente que el número de personas que han muerto debido a las vacunas Covid en los últimos 6 meses es casi el doble de la cantidad de personas que han muerto de Covid-19 desde marzo de 2020.

Podemos confirmarlo gracias a los datos publicados por Public Health England Scotland, junto con los datos publicados por la  MHRA on the Yellow Card Report scheme (programa de Tarjeta Amarilla del MHRA). Sin embargo, el panorama real es probablemente mucho peor debido a la gran cantidad de muertes registradas debido a las vacunas que se producen en Escocia. De hecho Public Health England se niega a publicar estos datos.

Según los datos publicados por el NHS sobre las muertes relacionadas con el Covid-19 hasta el 10 de junio de 2021, se produjeron 87253 muertes en los 28 días siguientes a un test positivo. Sin embargo, entre ellos, sólo 3.591 murieron a causa de Covid-19, mientras que todos los demás padecían enfermedades preexistentes, desde enfermedades cardíacas hasta demencia.

Es posible que los 83.662 fallecidos con enfermedades preexistentes sólo se hayan añadido a las estadísticas de mortalidad de Covid porque recibieron un resultado positivo en el test del virus SRAS-CoV-2 en los 28 días posteriores a su muerte. Un resultado de test que se habrá obtenido debido a que los hospitales exigen esencialmente que se realicen pruebas antes de ofrecer el tratamiento, a pesar de que esto es contrario a la ley.

El test utilizado es el test PCR, que no puede detectar la infección y puede encontrar cualquier cosa que quiera encontrar si se realiza con una alta tasa de ciclos, produciendo falsos positivos, por lo que no es difícil entender por qué decenas de miles de personas han muerto por otras causas han sido añadidas a las estadísticas de muerte de Covid.

Utilizando la cifra de 3.591 personas que supuestamente habrían muerto por Covid-19 según los datos del NHS, podemos ver que una media de 239,4 personas murieron por mes desde marzo de 2020 hasta junio de 2021.

Esto incluye a 3.501 personas mayores de 40 años y a penas 90 menores de 40 años.

Esto realmente pone las cosas en perspectiva cuando se toma la cifra conocida de las personas que han muerto por las vacunas Covid-19. Desde el 9 de diciembre de 2020 hasta el 30 de junio de 2021, se han notificado al programa de Tarjeta Amarilla del MHRA un total de 450 muertes como reacciones adversas a la vacuna Covid-19 mRNA de Pfizer. Una media de 75 al mes.

Desde el 5 de enero de 2021 hasta el 30 de junio de 2021, un total de 960 muertes registradas han sido notificadas al al programa de Tarjeta Amarilla del MHRA como reacciones adversas a la vacuna AstraZeneca Covid-19. Una media de 160 al mes.

La vacuna Moderna de ARNm también fue objeto de 6 informes de muerte. El programa de tarjetas amarillas de la MHRA también recibió 24 informes de muertes en los que no se especificaba la marca de la vacuna.

Esto significa que el número total de muertes notificadas al programa de tarjetas amarillas de la MHRA como reacciones adversas a todas las vacunas Covid-19 aprobadas de urgencia en los últimos 6 meses asciende a un total de 1440 hasta el 30 de junio de 2021. Esto supone una media de 240 muertes al mes. Esta estadística por sí sola ya supera en 0,6 la media de muertes al mes por Covid-19.

Sin embargo, también tenemos datos publicados por Public Health Scotland sobre los que trabajar.

Un informe publicado por PHS el 23 de junio de 2021 ha revelado que, entre el 8 de diciembre de 2020 y el 11 de junio de 2021, un total de 5.522 personas murieron en los 28 días siguientes a recibir una dosis de la vacuna Covid-19.

Según la hoja de cálculo proporcionada por Public Health Scotland, que incluye el número de muertes por tipo de vacuna y la fecha en la que se produjeron, 1877 muertes se debieron a la vacuna de Pfizer, 3643 a la de AstraZeneca y 2 a la de Moderna.

Esto equivale a una media de 920 muertes al mes por las vacunas Covid-19 sólo en Escocia. Superando la media de las muertes por Covid-19 en Inglaterra de 680,6 al mes.

Combinando el número total de muertes notificadas a la MHRA como reacciones adversas a las vacunas Covid-19, con el número total de muertes registradas en los 28 días siguientes a una vacuna Covid-19 en Escocia, podemos ver que se han producido 6.962 muertes en los últimos 6 meses a causa de las vacunas Covid-19. Esta cifra es casi el doble del número de personas que han muerto por Covid-19 en Inglaterra en los últimos 15 meses.

Esto también significa que, según los datos disponibles, una media de 1.160 personas mueren cada mes a causa de las vacunas Covid-19. Esto supone 920,9 más que la media de personas que mueren por Covid-19 cada mes.

Utilizando los datos sobre el número de muertes debido a  las vacunas Covid-19 en Escocia, también podemos estimar cuál es el número probable de muertes debido a las inyecciones en Inglaterra Ajustándonos al tamaño de la población, estimamos que el número real de muertes debido a los golpes en Inglaterra en los últimos 6 meses podría ser tan alto como 57,470.Pero al escuchar a Devi Sridhar decir que las vacunas son 100% seguras, os oímos llorar. Lamentamos informarles de que no ha dicho la verdad.

Los datos por  Escocia también revelan que el número de muertes por vacunas Covid-19 en 6 meses es diez veces mayor que el número de personas que murieron por Covid-19 entre marzo de 2020 y enero de 2021. En una solicitud de acceso a la información realizada el 30 de enero, se pedía al Gobierno escocés que revelara el número total de personas que han muerto por Covid-19 desde marzo de 2020.

A lo que el Gobierno escocés respondió el 11 de marzo de 2021 como sigue:

“La respuesta a su pregunta es que se han registrado 596 muertes relacionadas con COVID-19 19 sin ninguna afección médica preexistente entre marzo de 2020 y enero de 2021 (incluido)”.

Se mire como se mire, los datos demuestran que las vacunas Covid-19 matan a mucha más gente de la que mató Covid-19. El problema que tenéis ahora es que quieren vacunar a vuestros hijos, y pueden morir.

Pero por qué muere la gente. Al parecer por una combinación de proteínas de espiga, nanopartículas magnéticas, óxido de grafeno y tecnología 5G. Todo esto sin olvidar la tecnología CRISPR que tienen las vacunas de ARNm, capaces de modificar el ADN.

Continue reading La tecnología nos sigue matando: una historia de biomedicina, vacunas y radiaciones.

El colapso es inminente

Una de las alertas más recientes procede del economista jefe de Moody’s Analytics, Mark Zandi, que prevé una corrección del mercado de hasta el 20%, ya que a la Reserva Federal no le queda más remedio que subir los tipos de interés en medio de la creciente inflación. Esta vez, a diferencia de otras caídas bruscas del pasado, Zandi sostiene que no se producirá una recuperación rápida, sobre todo porque el mercado está muy sobrevalorado.

Los analistas de Morgan Stanley también advierten que los principales índices bursátiles estadounidenses se encuentran en una “corrección rodante”, a pesar de haber registrado una serie de nuevos máximos. “A medida que los inversores se apartan de los nombres de mayor riesgo y que la amplitud del mercado disminuye, los principales índices seguirán siendo vulnerables”, dijeron en la nota los analistas dirigidos por el estratega de renta variable Michael Wilson. “Bajo la superficie, los mercados financieros han adoptado una postura mucho más defensiva”, señala la nota. Esto significa que están observando las fases iniciales de la caída de la bolsa, ya que los inversores han empezado a abandonar los activos de riesgo. Hasta este momento, Morgan Stanley ha compartido una visión menos optimista y más realista de los mercados en comparación con otros bancos. Los analistas dijeron que esperan plenamente que se produzca una transición en el mercado y que, en el proceso, varios valores sobrevalorados se enfrenten a un desplome hasta finales de este año.

Sólo hace falta “un copo de nieve más para iniciar una avalancha… y que esto explote”, dijo el veterano inversor, economista y analista financiero Harry Dent en una reciente entrevista. Dent afirmó que es probable que la épica burbuja del mercado “estalle a finales de este mes, si no en septiembre”. Sostuvo que las acciones ya no tienen cabida en las carteras de los inversores, y predijo que la mayoría de las acciones se desplomarán un 80% en otoño. “Será el mayor desplome de nuestra vida”, subrayó.

Hemos estado repuntando desde que [la crisis sanitaria] nos estrelló en marzo del año pasado. Los estímulos se salieron de madre. Los bancos centrales dijeron: “Vamos a triplicar”. Pero no creo que el rebote vaya a durar, y los mercados no creen que vaya a durar. Así que la pregunta es: ¿Cuándo estalla?”.

Y a esa pregunta, presentó la previsión de que “el final de este mes es uno de los momentos más probables, si no septiembre”. Dent se encuentra entre los expertos que ven que lo que estamos enfrentando es una “burbuja de todo” que incluye acciones, viviendas y bonos. Un solo fallo puede provocar el estallido simultáneo de los tres mercados, y el analista da la voz de alarma sobre la burbuja del mercado inmobiliario. “El sector inmobiliario sigue burbujeando, pero las ventas de viviendas en Estados Unidos han bajado un 22% o 23% en cuestión de los últimos cinco o seis meses. Eso es una señal de que la burbuja tiene un límite. Así que ese es el principio”.

Del mismo modo, el economista que predijo con exactitud el colapso financiero de 2008 agita ahora una bandera roja sobre otro desastre que se avecina. Sin embargo, esta vez, las cosas son mucho peores de lo que parecen. Nouriel Roubini, economista de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, sostiene que el próximo desplome del mercado de valores será el catalizador de una crisis de proporciones extraordinarias que podría llevarnos a un colapso social devastador.
Roubini añade que, debido a la inminente crisis de la deuda, el gobierno será insolvente y, por tanto, no podrá rescatar a los bancos, las empresas y los hogares. En otras palabras, nadie vendrá a rescatarnos. Nos quedaremos con una economía que se derrumba, con los mercados colapsados, con las empresas en quiebra y sintiendo los impactos catastróficos de un poder adquisitivo en decadencia. Esto significa que el próximo estallido de la burbuja de todo podría ser el principio del fin. Este choque de trenes en cámara lenta parece inevitable. Pronto veremos cómo la estanflación de los años 70 se une a la crisis de la deuda del periodo posterior a 2008 y se funden en el desastre económico y financiero más devastador de la historia. La cuestión no es si, sino cuándo.

Este colapso no se producirá solo, por arte de magia, será inducido por todo un entramado capitalista que opera desde la City de Londres y que, conectado con Wall Street y con Suiza, posee el Banco Internacional de Pagos y la mayoría de Bancos centrales y Bancos Universales del mundo (bancos que son tanto comerciales, como de inversiones, como de emisión de moneda). Parece que la pandemia es la estocada definitiva que enmascara el cambio de modelo dentro de un sistema, de una élite de poder al que el capitalismo, tal y como lo conocemos, ya no le sirve para sus planes de control y pretende afianzar su poder instaurando otro monstruo aun peor, antes de que el derrumbe de su antiguo y querido sistema arrastre a esa elite también.

Continue reading El colapso es inminente

DARPA, Moderna, el G7 y la guerra biológica

En 2013, el portal de internet de Moderna Therapeutics, la empresa pionera en la tecnología de terapia ARNm, anunció que:

la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) concedió a la empresa hasta 25 millones de dólares para investigar y desarrollar su plataforma de terapia ARNm como forma rápida y fiable de fabricar fármacos productores de anticuerpos para protegerse contra una amplia gama de enfermedades infecciosas emergentes conocidas y desconocidas y amenazas biológicas de ingeniería.” [1]

En 2013, un Tribunal estadounidense dictaminó que la modificación del genoma humano mediante una inyección de ARNm crea un nuevo genoma que puede patentarse y ser propiedad del titular de la patente [2].

En 2020, Moderna Therapeutics declaró ante la Comisión de Bolsa y Valores​​ de los Estados Unidos que “la FDA considera la tecnología ARNm como un Producto de terapia génica” [3].

Como advierte la prestigiosa Red Voltaire [4], por chocante que parezca, la trama de la fuga del laboratorio de Wuhan y los Fauci Mails, si bien son reveladores, en realidad “no prueban que el laboratorio de ‎Wuhan haya estado implicado en el inicio de la epidemia de Covid-19”:

En cambio, el laboratorio militar estadounidense de Fort Detrick fue responsable de la producción ‎de las esporas de ántrax enviadas por vía postal a varios políticos y medios de prensa ‎en Estados Unidos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Ese laboratorio ‎estadounidense realiza investigaciones consideradas ilegales en Estados Unidos y dispone de ‎varias dependencias fuera de ese país, como el Richard Lugar Center for Public Health Research, en ‎Georgia. ‎En el verano de 2019, el laboratorio militar estadounidense de Fort Detrick fue cerrado ‎temporalmente por orden del Center for Disease Control and Prevention (CDC, la autoridad ‎sanitaria estadounidense a cargo del control y prevención de enfermedades). Posteriormente, en ‎diciembre de 2019, una misteriosa infección respiratoria apareció entre los vecinos de ‎Fort Detrick… precisamente al mismo tiempo que aparecía el Covid-19 en Wuhan. [Por ello] la República Popular China ha iniciado una campaña mediática para obtener información sobre las ‎actividades del laboratorio militar estadounidense de Fort Detrick.‎”

La historia enseña que la maquiavélica estrategia imperial del orden a través del caos se basa en la creación de un problema —por ejemplo, un patógeno— que le permita a un imperio implantar objetivos definidos antes de la creación del problema —por ejemplo, aplicar una vacuna con terapia génica incluida y reducir la población mundial. Mientras tanto, para dirigir la atención hacia afuera y evitar un conflicto interno, el imperio debe culpar a un enemigo geoestratégico —por ejemplo, China— y buscar enfrentarlo en el exterior [5].

Continue reading DARPA, Moderna, el G7 y la guerra biológica