LOS ROTHSCHILD REGISTRARON UN SISTEMA PARA TESTAR EL COVID-19 HACE CINCO AÑOS


https://astillasderealidad.blogspot.com

Para los que aún no tienen claro quienes están dirigiendo la Plandemia en la sombra, hoy traigo al blog una información demoledora que proviene de registros oficiales de patentes en los Países Bajos y Estados Unidos, información que confirma lo que los medios alternativos venimos denunciando (y documentando): toda la Covidiocracia es una mascarada y una simulación preparada durante mucho tiempo por el Banco Mundial/FMI/los Rothschild y sus tentáculos: Rockefeller, Soros, Gates, la O.M.S. … Sí, hay una enmarañada conspiración en marcha, y funciona gracias a que las masas aborregadas y adoctrinadas prefieren descalificar al mensajero en vez de hacer el esfuerzo por analizar el peligro del que les avisa.

Primera patente: Países Bajos, 2015

Hacer click en la magen para ampliar

Fuente: sitio web del registro de patentes del gobierno holandés

Información:

Se proporciona un método para adquirir y transmitir datos biométricos (por ejemplo, constantes vitales) de un usuario, donde los datos se analizan para determinar si el usuario sufre de una infección viral, como COVID-19. El método incluye el uso de un oxímetro de pulso para determinar al menos el pulso y el porcentaje de saturación de oxígeno en sangre, que se transmite de forma inalámbrica a un teléfono inteligente. Para garantizar que los datos sean precisos, se utiliza un acelerómetro dentro del teléfono inteligente para medir el movimiento del teléfono inteligente y/o del usuario. Una vez que se adquieren los datos precisos, se cargan en la nube (o host), donde los datos se utilizan (solos o junto con otros signos vitales) para determinar si el usuario está sufriendo (o es probable que sufra) una infección viral como COVID-19. Dependiendo de los requisitos específicos, los datos, cambios de los mismos, y/o el diagnóstico pueden ser usados para alertar al personal sanitario y tomar las medidas correspondientes.

Segunda patente: EE. UU., 2017

(Fuente).

Un llamativo detalle de ambas patentes es que pese a que fueron registradas y actualizadas hace años estaban programadas para hacerse públicas en septiembre de 2020.

En otras palabras: en 2015 la élite ya sabía lo que sucedería en septiembre de 2020 y registró un sistema de seguimiento para una “enfermedad” que no se “descubrió” hasta diciembre de 2019.

Tercera patente: EE.UU., 2017 (actualización de la de 2015)

Fuente

Antes de echar un vistazo a los detalles técnicos de la patente, miremos el perfil de “Facebook” de su inventor.

Sí, Richard Rothschild se siente tan poderoso como para publicar en una red social la afirmación “Poseo el mundo”. Tal cual.

Información de la patente:

Título: Sistema y método de uso, registro biométrico y visualización de datos biométricos.
Solicitud de patente de los Estados Unidos 20170229149 Código de tipo: A1

Resumen: Se proporciona un método para procesar y mostrar datos biométricos de un usuario, ya sea aislados o junto (en sincronización) con otros datos, como grabación de video del usuario durante un tiempo en que se adquirieron los datos biométricos. El método incluye almacenamiento de datos biométricos para que estén vinculados a un identificador y al menos una marca de tiempo (por ejemplo, una hora de inicio, una frecuencia de muestreo, etc.), y almacenamiento datos de video para que estén vinculados al identificador y en al menos una marca de tiempo (por ejemplo, una hora de inicio) …

Si alguien anuncia que tu casa se va a quemar un día determi-
nado, puedes pensar dos cosas: que tiene poderes … o que es
el pirómano. ¿Cuál es más lógica?
 

Inventores: Rothschild, Richard A. (Londres, GB)
Macklin, Dan (Stafford, GB)
Slomkowski, Robin S. (Eugene, Oregón, EE. UU.)
Harnischfeger, Taska (Eugene, Oregón, EE. UU.)
Número de solicitud: 15/495485
Fecha de publicación: 10/08/2017
Fecha de presentación: 24/04/2017
Imágenes de patente: Descargar PDF 20170229149  

Ahora a esperar sentados que “Maldito bulo” desmienta estas evidencias.

 

La medicina convencional miente: revisando los postulados de Koch

El siguiente artículo, publicado por la revista Discovery Salud, demuestra cómo en la ciencia existen relaciones de poder y cómo la medicina convencional miente sistemáticamente sobre nuestra salud y las enfermedades. Esperemos que esta impecable exposición de Jesús García Blanca sirva para que se caigan muchas vendas de los ojos.

Revisando los postulados de Koch

¿Se puede demostrar que existen virus patógenos?

Meses investigando la existencia del SARS-Cov-2 que dicen causa la Covid-19 y seguimos sin encontrar un solo trabajo que lo demuestre a pesar de que no cesan de aparecer artículos y declaraciones en redes sociales y medios de comunicación – así como en las páginas de fact-cheking patrocinadas por George Soros – asegurando que existe y se secuenció tras ser aislado; y ahora incluso se citan artículos según los cuales se hizo además cumpliendo los llamados Postulados de Koch. Vamos a incorporar nuevas evidencias sobre la falsa pandemia y una perspectiva más amplia y rigurosa sobre los virus, los microbios y su relación con las enfermedades, así como un análisis más detallado sobre los citados postulados, si pueden aplicarse a los virus y si se cumplen en el caso del SARS-Cov-2.

(…) Conocemos bien – y las hemos analizado y explicado – las relaciones de poder que determinan la Ciencia en general y las ciencias biomédicas en particular pero sabemos que, a pesar de todo, hay científicos honestos que trabajan resistiendo las presiones y los intereses de una industria farmacéutica que se ha convertido en una de las más poderosas del mundo.

Es casi innecesario decir que vivimos tiempos oscuros, difíciles y traumáticos pero también que la misma gravedad e intensidad de la situación está llevando a muchas personas a abrir los ojos y a adquirir una mayor conciencia de que las cosas no son como creíamos, como nos habían hecho creer. Y entre esas mentiras nos han hecho creer que los sistemas sanitarios (…) trabajan en beneficio de nuestra salud cuando lo cierto es que constituyen una de las más poderosas herramientas de control de la población como se ha visto claramente y de forma dramática en el caso de la falsa enfermedad pandémica bautizada como Covid-19.

Vamos a proporcionar nuevas evidencias sobre esta falsa pandemia dando una perspectiva más amplia y rigurosa sobre los virus, los microbios y su relación con las enfermedades que, a la luz de los nuevos descubrimientos o de la revisión en profundidad de datos ya publicados, se pueden contemplar de un modo muy diferente a como lo hicieron en su día los llamados “padres de la microbiología”, así como sus sucesores, deslumbrados por las nuevas tecnologías y la biología molecular.

Continue reading La medicina convencional miente: revisando los postulados de Koch

LA FUNDACIÓN GATES PRESIONA PARA LA VACUNACIÓN OBLIGATORIA

Un nuevo artículo en el New England Journal of Medicine (NEJM), que es conocido por estar entre las revistas médicas más prestigiosas del mundo, sostiene que los gobiernos estatales necesitan una “estrategia” para implementar la próxima vacuna COVID-19. Concluye señalando la necesidad de que los legisladores estatales generen “confianza pública”, para no “[levantar] sospechas de que el beneficio y no la salud pública están detrás de tales propuestas [para imponer un mandato de vacuna]”.

Preocupados de que solo el 51% de los ciudadanos estadounidenses planean recibir la vacuna , los tres autores establecen un marco para que los legisladores “ayuden a garantizar la aceptación de la vacuna cuando esté disponible”, con un enfoque en los “seis criterios desencadenantes” que los estados deben considerar cuándo decidir si es necesario un mandato de vacuna COVID-19.

“Este artículo revela el amenazador plan para la imposición de mandatos por parte de las grandes farmaceuticas que podrían obligar a cientos de millones de personas reacias a ser sometidas a un procedimiento médico arriesgado con vacunas ineficaces, de responsabilidad cero y mal probadas”, dijo Robert F. Kennedy , Jr., presidente de Children’s Health Defense. “El NEJM ha confirmado una vez más la advertencia de su ex-editora Marcia Angell de que esta revista, una vez reconocida, se ha convertido en un vehículo de propaganda para las farmacéuticas”.

El artículo también sugieren un “programa de compensación generoso para las personas que tienen efectos secundarios graves de las vacunas”. La pregunta de por qué los gobiernos estatales deberían exigir una vacuna que espera induzca efectos secundarios graves no tiene respuesta en el artículo.

Los autores recomiendan que los estados primero introduzcan una provisión voluntaria de vacunas y si eso resulta “infructuoso”, impongan un mandato de vacunación. Esto es necesario ya que “los principios de la ética de la salud pública apoyan el intento de políticas menos onerosas antes de pasar a otras más onerosas”. Sin embargo, el período de suministro voluntario de vacunas “debería limitarse a unas pocas semanas”, escriben.

Los autores continúan describiendo cómo se vería un mandato de vacunación: cada estado redactará su propia legislación, pero también podría ser apropiado que el gobierno federal exija que ciertos grupos reciban la vacuna.

(Aunque el poder constitucional para proteger la salud pública recae principalmente en los estados, una emergencia nacional declarada en marzo permite tales medidas federales relacionadas con COVID-19).

Argumentan que, si bien sería inapropiado que los mandatos estatales tomaran la forma de vacunación obligatoria, el incumplimiento debería incurrir en “sanciones relativamente sustanciales”.

Desalientan a los estados a introducir sanciones penales, a fin de no “invitar a impugnaciones legales por motivos de debido proceso procesal”, pero fomentan sanciones como “suspensión del empleo o órdenes de quedarse en casa”.

Curiosamente, aunque los autores desalientan las multas, reconociendo que “perjudican a los pobres”, se sienten cómodos abogando por que las personas pierdan potencialmente sus trabajos a menos que se vacunen.

Si bien los autores solo establecen esta posibilidad de sanciones para las personas en “grupos de alta prioridad”, la determinación de quién se considera de alta prioridad quedaría en manos de las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley, quienesquiera que sean. Esto es especialmente preocupante si se considera que los pobres tienen más probabilidades de ser considerados de alto riesgo en términos de contraer COVID-19.

“Los fabricantes de vacunas deben mantenerse al margen”, escriben. Esto podría resultar difícil, considerando que el principal asesor científico para la búsqueda del gobierno de EE. UU. de una vacuna COVID-19, denominada “Operación Warpspeed”, es Moncef Slaoui, ex ejecutivo de GlaxoSmithKline (GSK) asignado por Trump.

GSK es la compañía de vacunas más grande del mundo por ingresos, y fue responsable de lo que el Departamento de Justicia de los EE. UU. llamó “el acuerdo de fraude de atención médica más grande en la historia de los EE. UU.” en ese momento. Slaoui posee actualmente alrededor de $ 10 millones en acciones de GSK .

Y aunque los tres autores del artículo de NEJM no revelaron ningún interés financiero, es significativo que los tres autores puedan asociarse con la Fundación Gates, la autoproclamada “mayor financiadora de vacunas del mundo”.

La autora principal, Michelle Mello, es oriunda de la Universidad de Stanford, que hasta ahora ha recibido $ 2.7 millones de la fundación Gates en 2020. El coautor Ross Silverman es oriundo de la Universidad de Indiana, que recibió $ 3.4 millones de la Fundación Gates en 2020.

Y quizás lo más sorprendente es la conexión entre la fundación y el tercer autor del artículo, Saad Omer, el director inaugural del Instituto de Yale para la Salud Global. El grupo de investigación privado de Omer está financiado tanto por la Fundación Gates como por la Alianza Global para Vacunas e Inmunización, que está estrechamente vinculada con la Fundación Gates y cuyo mayor patrocinador privado es la Fundación Gates.

 

Jeremy Loffredo https://cienciaysaludnatural.com/

El capitalismo y la tecno-industria nos conducen a la muerte: Nueva ruta de la seda, covid y la industria cárnica

Según la Medicina Tradicional China, y la inmensa mayoría de las medicinas del mundo, excepto la medicina occidental capitalista, un patógeno es un factor externo que ataca al cuerpo pero éste sólo tendrá una importancia decisiva si el organismo pierde su homeostásis, es decir si está en desequilibrio. Este patógeno puede ser una condición climática (por ejemplo un viento frío). Estas medicinas no dan una importancia central a los microbios o a las bacterias en el proceso de la enfermedad, no los hacen su causa principal. Históricamente los conocían aunque los mencionaban de una forma un tanto mística. Para estas medicinas virus y bacterias son elementos de la vida y participan de una manera decisiva en su creación y desarrollo. Es el medio, el equilibrio del organismo lo que realmente cuenta y un patógeno puede desestabilizarlo si el medio está debilitado. El desequilibrio, la pérdida de homeostásis es lo que produce la enfermedad.

Científicos como Bernard o Béchamp, sostuvieron también, mucho tiempo después, que el medio era lo importante (unos tres o cuatro mil años después, pero eran científicos y por lo tanto hay que tener paciencia con ellos porque van más despacito, y cuando descubren algo, que generalmente ya está descubierto, lo renombran con términos raros y creen que han inventado algo cuando muchas veces sólo constatan lo que ya era sabido). Sin embargo fueron ignorados porque sus investigaciones, que demostraron, al contrario que Koch o Pasteur, no eran rentables.

Tiempo más tarde apareció la Nueva Biología – desembarazada la mayoría de las presiones y corrupciones de la todopoderosa industria farmacéutica -, que profundizaba en estas investigaciones y las reforzaba con nuevas pruebas (sirviéndose de sus aparatitos, como el microscopio electrónico). Demostraron a sus colegas científicos, porque el resto de disciplinas no tecno-capitalistas ya lo sabían, que virus y bacterias siempre estaban presentes en seres humanos y en la vida y que en condiciones normales no eran los causantes de las enfermedades porque tenían una función homeostática. Sostiene además esta disciplina que en condiciones normales un virus o microbio no salta de una especie a otra, incluso es difícil que salte de una persona a otra (porque todas las personas en condiciones normales los tienen). También demostraron lo realmente difícil que es la mutación natural de un virus: éstas son casi siempre artificiales.

Un microbio se convierte en patógeno cuando sale forzosamente de su ecosistema y se introduce en otro. En ese momento puede llegar a realizar una función que no es la adecuada en el nuevo ecosistema (por ejemplo un organismo humano o animal) en un momento no adecuado. Por “automatismo” puede realizar lo que siempre hace sólo que en el lugar equivocado y cuando no hace falta. En este momento es cuando un microbio se convierte en patógeno, porque en condiciones normales no infecta una célula sana. Si el organismo en el que entra además está debilitado, por ejemplo por el estrés, la contaminación, radiaciones, químicos, mala calidad del aire, mala alimentación, fatiga, falta de ejercicio o deficiencia en el mismo, estrés inmunitario, cambios inducidos en el clima… (¡vaya! A qué nos suena, ah, sí, a nuestras vidas) la enfermedad aparecerá.

Sin embargo la ciencia tecno-capitalista culpa de todo a los microbios porque es más fácil y rentable curarlo todo con pastillas que ella misma te vende, que recetarle a alguien reposo, ejercicio y buenos alimentos.

El mismo “contagio” y el proceso de enfermedad es un fenómeno colectivo, no en el sentido de que se propaga de uno en uno hasta llegar a muchos, sino porque por la forma de vida de la sociedad de cada momento, se adquiere a la vez al estar debilitados los sistemas inmunológicos de las poblaciones por la condiciones ambientales, económicas,… (nuevamente, contaminaciones, estrés, mala alimentación, fatiga, cambios del clima, etc)

Son pues las epidemias un producto de la artificialización de la vida (por eso a medida que avanzamos en el tiempo, son más y más frecuentes). Si fueran accidentes espontáneos en los que un virus o bacteria salta de manera natural de animales a humanos y se transmite entre estos, el ser humano no hubiera llegado vivo al 2020.

Continue reading El capitalismo y la tecno-industria nos conducen a la muerte: Nueva ruta de la seda, covid y la industria cárnica

Los gobiernos quieren obligar a la población a vacunarse

Hay datos suficientes para inferir que la intención del gobierno de Pedro Sánchez es imponer a toda la población española una vacuna contra el SARS-CoV-2 alegando que la situación es tan dramática que así lo exige su deber como gobernante. Apelar al supuesto riesgo para la salud pública le permitiría obviar que en nuestro país ninguna vacuna es obligatoria, que todo fármaco exige el consentimiento informado del paciente y que su seguridad y eficacia precisan años de seguimiento. Y lo peor es que la vacuna escogida ha sido la desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford y se basa en ¡adenovirus modificados genéticamente! El gobierno atiende así las peticiones de los multimillonarios «filántropos» Bill Gates y George Soros con los que el presidente del Gobierno español mantiene «relaciones» muy estrechas.

El gobierno quiere obligar a todos los españoles a vacunarse contra el SARS-CoV-2. Lo indica que el 14 de agosto anunció que ya se había garantizado ¡31 millones de dosis! de la vacuna que está desarrollando AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford. Y es que España es uno de los países firmantes de los Acuerdos de Adquisición Anticipada puesto en marcha por la Comisión Europea que ha decidido dedicar a ella 300 millones de euros. Según el laboratorio cada dosis costará entre 3 y 4 dólares por lo que de ser así España debería abonar por ellas de 93 a 124 millones a pesar de tratarse de una vacuna que no ha demostrado su eficacia y cuyos potenciales efectos secundarios negativos no van a avaluarse durante el tiempo mínimo habitual necesario -que es de años- alegando falsamente que la urgencia de la situación -inexistente a pesar de la machacona propaganda- así lo exige.

Continue reading Los gobiernos quieren obligar a la población a vacunarse

Capitalismo, comunismo, fascismo y democracia: cuatro partes del mismo engaño civilizado

 

Para que el verdadero significado de las cosas no pueda golpear a los goyim antes del momento apropiado, lo enmascararemos bajo un supuesto deseo ardiente para servir a las clases trabajadoras…”

Protocolos de Sión VI

Karl Heinrich Marx (5 de mayo de 1818 – 14 de marzo de 1883), fue un ideólogo político judío alemán del siglo XIX que se presentó al mundo como filosofo, periodista y economista. Es mejor conocido por subvertir el naciente movimiento socialista, muy probablemente financiado por la Casa de Rothschild, aparentemente primos lejano suyos. Siguiendo a su mentor Moses Hess, Marx creó una teoría supuestamente científica conocida como marxismo, que dedicó gran parte de su recorrido a anatemizar y ridiculizar otras teorías socialistas, a las que tildaba de “utópicas”.

Marx procedía de una larga línea de rabinos judíos. Vivía en la calle Dean de Londres, en la miseria, cuando le pidieron a él y Friedrich Engels, en el Red Lion Pub en el Soho, lugar que ambos frecuentaban, que escribieran lo que se convirtió en el Manifiesto Comunista. Su obra más conocida es el libro Das Kapital, que no menciona que el dinero está impreso de la nada y por sus supuestos primos, los Rothschild.

Continue reading Capitalismo, comunismo, fascismo y democracia: cuatro partes del mismo engaño civilizado

La vacuna de Bill Gates propaga la poliomielitis en el Continente africano

 

El fundador de Microsoft, Bill Gates, se ha convertido en el zar mundial de las vacunas, su fundación gasta miles de millones de dólares en la difusión de nuevas vacunas en escala mundial.

Si bien se ha prestado mucha atención al papel de Gates detrás de la corrupta Organización Mundial de la Salud (OMS) en la promoción de vacunas de coronavirus no probadas, el historial de la Fundación Gates impulsando una vacuna oral contra la polio en África es preocupante.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha admitido recientemente que han aparecido casos de parálisis infantil o polio han en África a partir de una vacuna oral contra la polio desarrollada con un fuerte apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates. Es parte de lo que sucedió en Estados Unidos en la década de 1950. Pienso que vale la pena analizarlo más de cerca.

Vacunas que provocan polio

A la industria de farmacéutica le encanta citar el desarrollo de las vacunas en la década de 1950 como el único responsable de erradicar lo que fue una enfermedad paralítica grave que alcanzó su punto máximo en Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial, lo mismo en Inglaterra, Alemania y otros países europeos. Ahora, a pesar de que no se han detectado nuevos casos de virus de la “polio salvaje” en toda África desde 2016, la Fundación Bill y Melinda Gates y sus aliados de la OMS proclamaron que la campaña de vacunación africana de Gates, con una inversión estimada de 4 mil millones dólares durante diez años, finalmente había eliminado la temida poliomielitis. Esto fue a finales de agosto.

 

Una semana después, el 2 de septiembre, la OMS se vio obligada a retractarse y admitir que los nuevos brotes de polio en Sudán estaban vinculados a una serie de nuevos casos de polio en Chad y Camerún. Según la OMS, se han registrado más casos de poliomielitis en más de una docena de países africanos, incluidos Angola, Congo, Nigeria y Zambia. Pero lo sorprendente es que todos los brotes fueron provocados ​​por la vacuna oral contra la polio respaldada por Gates.

En un comentario bastante revelador, un virólogo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), involucrado con la OMS y la Fundación Gates en la campaña de vacunación masiva contra la poliomielitis en África, parte de algo llamado “Iniciativa de Erradicación Mundial de la Polio”, reconoce que la vacuna está creando más casos de parálisis de la poliomielitis que los engañosamente denominados de “polio salvaje”. “Ahora hemos creado más nuevas emergencias derivadas del virus de las que hemos detenido”, sostiene Marcos Pallansch, virólogo de los CDC. La Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Poliomielitis (GPEI, por sus siglas en inglés) es un esfuerzo combinado de la OMS, la UNICEF, los CDC de Estados Unidos, la Fundación Bill y Melinda Gates y Rotary International.

Según los informes, Bill Gates fue responsable de impulsar la campaña para desarrollar la vacuna oral líquida contra la polio y administrarla masivamente a las poblaciones de África y Asia a pesar de la casi ausencia de casos de “polio salvaje”. De acuerdo con uno de los socios de la iniciativa Gates contra la polio, Rotary International,

“Gates impulsó a nivel personal el desarrollo de una nueva vacuna contra la polio que ahora se encuentra en las etapas finales de prueba. Cuando se presentó la idea, cuando se produjo el último caso de poliomielitis en la India, muchos pensaban que la vacuna no jugaría un papel importante en la erradicación (de la enfermedad), pero Gates insistió (en seguir adelante)”.

Cuando alguien le preguntó por qué (combatir) la polio, que casi había desaparecido en todo el mundo, Gates respondió: “La polio es una enfermedad terrible”.

Esta respuesta resulta curiosa, ya que existen enfermedades mortales mucho más generalizadas, incluida la malaria o la diarrea crónica debido a la falta de agua potable, y el saneamiento deficiente en África que causa la muerte por deshidratación, mala absorción de nutrientes o complicaciones infecciosas. Ambas son “terribles”.

En 2016, la OMS incluyó la diarrea crónica como la segunda causa principal de muerte en niños menores de cinco años en todo el mundo. En África fue causa de casi 653,000 muertes, sin embargo, el señor Gates y sus amigos están interesados ​​en otras cosas.

La insistencia de Gates en impulsar la vacunación masiva a través de una nueva vacuna oral contra la poliomielitis que su fundación respaldaba en un momento en que la poliomielitis incluso en los países pobres de Asia y África era prácticamente inexistente, debería haber hecho sonar las alarmas. Si su objetivo era ayudar a más niños africanos a llevar una vida sana, proyectos sencillos de tratamiento de agua salvarían muchas más vidas. ¿O hay algo detrás de la vacuna contra la polio de lo que no estemos informados? ¿Contiene aluminio como adyuvante, y que esté documentado que actúa como paralizante del sistema nervioso central? ¿U otras toxinas?

La Fundación Gates gastó casi 4,000 millones de dólares en desarrollar y administrar la vacuna oral contra la poliomielitis en los países más pobres del mundo a partir de 2018. Esto a pesar de que la OMS declaró que los casos de poliomielitis en Pakistán y Afganistán pasaron de unos 350,000 por año a 33 en 2018. De hecho, hace años no ha habido un solo caso en América o Europa Occidental, desde antes de que se lanzara el proyecto Gates contra la poliomielitis.

¿Definirlo?

Aquí se mete uno en unos juegos lingüísticos muy sospechosos por parte de la OMS, Gates y compañía. Están tratando de encubrir sus acciones afirmando que la mayoría de los casos de polio son en realidad algo que decidieron llamar parálisis flácida aguda (AFP, por sus siglas en inglés). Se trata de una enfermedad debilitante con un cuadro clínico prácticamente idéntico al de la poliomielitis. Pero mantiene bajos los números de “polio”. Según los CDC de Estados Unidos hubo más de 31,500 casos documentados de parálisis flácida aguda en solo 18 países en 2017. Esto se suma a lo que ellos llaman parálisis de polio asociada a la vacuna (VAPP, por sus siglas en inglés). Sin embargo, desde el punto de vista de los síntomas clínicos, la polio derivada de la vacuna, la polio salvaje y la parálisis flácida aguda son idénticas, al igual que la mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés), un subtipo de la AFP. Con esta proliferación de nombres médicos que suenan “serios” para describir algo que produce los mismos síntomas médicos, tenemos un campo enorme para la manipulación.

En un artículo escrito por Neetu Vashishi y Jacob Puliyel publicado en el Indian Journal of Medical Ethics en 2012 se aborda el esfuerzo de vacunación oral masiva contra la poliomielitis de Gates-CDC-OMS: “… aunque India ha estado libre de poliomielitis durante un año, ha habido un gran aumento en la parálisis flácida aguda no (relacionada con) polio (NPAFP, por sus siglas en inglés). En 2011, hubo 47,500 nuevos casos de NPAFP. Clínicamente indistinguible de la parálisis de la poliomielitis, pero dos veces más mortal, la incidencia de NPAFP fue directamente proporcional a las dosis orales de poliomielitis recibidas. Aunque estos datos se recopilaron dentro del sistema de vigilancia de la poliomielitis, no se investigaron…”

Los años 50

Definir los casos de poliomielitis o parálisis infantil, como se llamó durante la epidemia en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, se remonta a la década de 1950 y a los escándalos de muerte que fueron borrados desde entonces, que involucraron la primera supuesta vacuna contra la polio desarrollada por Jonas Salk. Considerado hoy un héroe médico, en realidad fue todo menos héroe.

El aumento en los casos de lo que entonces se denominó poliomielitis o parálisis infantil en Estados Unidos comenzó a explotar alrededor de 1946. Es importante señalar que Estados Unidos estaba promoviendo una toxina acumulativa altamente peligrosa, un insecticida que ahora está prohibido, también conocido como DDT, fue promovido por el gobierno como un “seguro” contra mosquitos y moscas que, se decía, eran los “portadores” del virus de la poliomielitis. Desde entonces, lo que prácticamente quedó borrado del registro del gobierno es la coincidencia precisa entre el número de casos de niños con síntomas de poliomielitis aguda con el grado de aspersión aguda de DDT, y la disminución igualmente precisa y reflejada de los casos de poliomielitis humana desde finales de la década de 1940 hasta la década de 1950, después de una fuerte disminución del uso de DDT. En 1953, el médico de Connecticut, Morton S. Biskind argumentó públicamente que, “la explicación más obvia de la epidemia de polio, es que las enfermedades del sistema nervioso central…como la polio son en realidad manifestaciones fisiológicas y sintomáticas de una inundación con venenos del sistema nervioso central de la población llevada a cabo por el gobierno y la industria”.

La vacuna contra la poliomielitis de Salk se implementó por primera vez en 1955, es decir, dos años después de la dramática disminución de casos registrados de poliomielitis. Ese hecho fue convenientemente olvidado cuando se promovió la narrativa de que la nueva vacuna por sí sola estaba erradicando la temida polio.

Los médicos y otras personas presentaron pruebas serias al Congreso estadounidense de que había una clara conexión entre las epidemias de polio de verano y los pesticidas de metales pesados ​​usados ​​en el verano, como el DDT. Fueron ignorados. La promoción del DDT como insecticida inofensivo fue tan generalizada que los niños incluso se acercaban a los camiones que rociaban las calles y albercas con DDT, creyéndolo inofensivo.

Campañas publicitarias proclamaron que la polio mortal era transmitida misteriosamente por insectos y que el DDT era un protector. Se les dijo a los agricultores que rociaran repetidamente a sus vacas lecheras con DDT para protegerse de los peligrosos insectos. El DDT terminó contaminando el suministro de leche. El uso de DDT explotó a fines de la década de 1940 en Estados Unidos. Como lo describió una persona: “Preocupados, los padres fueron más allá para proteger a sus hijos. Temían al virus invisible como si estuviera cazando a sus hijos. Convirtieron sus hogares en zonas estériles rociando constantemente insecticidas y lavando las paredes con desinfectantes”. Esto suena familiar.

Salk y Rockefeller

La investigación de vacunas de Jonas Salk y de su rival, Albert Sabin, fue financiada por la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil, más tarde conocida como ‘March of Dimes’. En 1954, Salk convenció a las autoridades sanitarias de Estados Unidos de que su vacuna contra la polio solo contenía virus inactivos (IPV, por sus siglas en inglés) y era absolutamente segura. Pudo convencer a las autoridades reguladoras de que se debía prescindir de los “procedimientos costosos y difíciles que se habían sugerido para la detección de posibles virus vivos residuales” en su vacuna. Los ensayos de campo de la vacuna Salk en 1954 fueron expuestos por la Revista de la Asociación Americana de Estadística: “… un 59% del ensayo no tenía ningún valor debido a la falta de controles adecuados…” Ese informe fue ignorado por el Departamento de Salud de Estados Unidos y la Fundación Nacional (‘National Foundation’) proclamó que la vacuna Salk estaba lista para distribuirse masivamente en la primavera de 1955.

Ya en 1955 habían surgido resultados alarmantes de la vacuna Salk. Su vacuna, fabricada por Cutter Laboratories, se administró a más de 400,000 personas, en su mayoría estudiantes. En cuestión de días, comenzaron a surgir informes de parálisis. En un mes, tuvo que suspenderse el programa de vacunación masiva contra la poliomielitis. En junio de 1956, los casos de poliomielitis comenzaron a aumentar drásticamente en Chicago entre los niños que habían recibido la vacuna. La Fundación Nacional (‘National Foundation’) envió una carta urgente a sus miembros instándolos a “tener la seguridad de que la vacuna Salk actual es segura y eficaz para los pacientes, padres y otras personas de su comunidad que aún tienen dudas…”

La vacuna de Salk había provocado 70,000 casos de debilidad muscular, 164 casos de parálisis severa y 10 muertes. Tres cuartas partes de las víctimas quedaron paralizadas de forma permanente. El secretario de Salud, Educación y Bienestar Social renunció y el director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) renunció. El incidente de Cutter fue rápidamente minimizado por el gobierno y las vacunas se volvieron a aplicar después de una pausa de 21 días, utilizando vacunas de Wyeth Labs, que también produjeron casos de parálisis.

Entre 1923 y 1953, antes de la introducción de la vacuna Salk, la tasa de mortalidad por polio en Estados Unidos había disminuido por sí sola en un 47%; Inglaterra había observado un patrón similar. Tras el uso de la vacuna de Salk entre 1955 y 1963, los casos de poliomielitis en Estados Unidos aumentaron, en un 50% entre 1957 y 1958, y en un 80% entre 1958 y 1959. Pero esto se ocultó por un cambio en el gobierno norteamericano en su forma de definir la poliomielitis, tal como la OMS y los CDC lo hacen hoy en África. Las enfermedades que anteriormente se habían agrupado bajo el paraguas de la “poliomielitis” comenzaron a notificarse como enfermedades por separado. Una de ellas fue la meningitis aséptica o viral, una enfermedad infecciosa que es difícil de distinguir del poliovirus, o la mielitis transversa, una inflamación poco común de la médula espinal o síndrome de Guillain-Barré ¿Fueron resultado de las toxinas generalizadas que se usaron en la vacuna? El gobierno y la industria de las vacunas no estaban interesados ​​en saber ni contar.

Finalmente, en 1963, el gobierno de Estados Unidos reemplazó la vacuna IPV de Salk por una vacuna oral atenuada contra la polio (OPV, por sus siglas en inglés) desarrollada por Albert Sabin. Como vacuna de un virus vivo, también fue y es capaz de provocar en sus receptores síntomas de polio o la polio misma. Salk testificó ante un subcomité del Senado en 1977 que la vacuna oral contra la polio de Sabin había provocado la mayoría de los casos de polio en Estados Unidos desde principios de la década de 1960.

¿Eugenesia de los Rockefeller?

La Fundación Nacional (‘National Foundation’) para la Parálisis Infantil, que financió tanto a Salk como a su rival Sabin en el desarrollo de vacunas contra la polio en la década de 1950, estaba dirigida por dos médicos del Instituto Rockefeller de Investigación Médica: el Dr. Henry Kumm, que había pasado 23 años en el Instituto Rockefeller, y el Dr. Thomas Rivers.

Henry Kumm pasó a la Fundación Nacional (‘National Foundation’) en 1951, en el pico de la epidemia de polio. En mayo de 1953, Kumm se convirtió en Director de Investigación de Polio en el NFIP. En particular, durante la Segunda Guerra Mundial, Kumm se había desempeñado como consultor civil del Cirujano General del Ejército estadounidense en Italia, dirigiendo estudios de campo para el uso de DDT contra los mosquitos de la malaria.

Thomas Rivers fue desde 1922 jefe de la sala de enfermedades infecciosas del Instituto Rockefeller de Investigación Médica, y se convirtió en director del Instituto en 1937. Como presidente de los Comités de Investigación y asesoría de vacunas de la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil, supervisó los ensayos clínicos de la vacuna de Jonas de Salk realizados por el grupo del Dr. Kumm. Se podría decir que la Fundación Nacional (‘National Foundation’) fue el ariete de un programa de vacunación masivo contra la polio auspiciado por los Rockefeller.

El investigador de la poliomielitis, David Oshisky, declaró:

“En verdad, la polio nunca fue la epidemia rabiosa retratada en los medios de comunicación, ni siquiera en su apogeo en las décadas de 1940 y 1950. Diez veces más niños morirían en accidentes en esos años y tres veces más morirían de cáncer. El estatus especial de la poliomielitis se debió, en gran parte, a los esfuerzos de la Fundación Nacional (‘National Foundation’) para la Parálisis Infantil, más conocida como ‘March of Dimes’, que empleó las últimas técnicas en publicidad, recaudación de fondos e investigación motivacional para convertir una enfermedad horrible, relativamente poco común, en la aflicción más temida de su tiempo. La genialidad de la Fundación Nacional (‘National Foundation’) contra la polio radica en su capacidad para destacar la polio con especial atención, haciéndola aparecer como más siniestra que otras enfermedades”.

La Fundación Nacional (‘National Foundation’) estaba dirigida por los médicos de Rockefeller. En buena medida, esto es lo que está haciendo ahora la Fundación Gates con su vacuna antipoliomielítica oral en África, donde la poliomielitis casi había desaparecido antes de la campaña masiva de vacunación de la OMS y la Fundación Gates.

En este caso, la apuesta por la eugenesia y las vacunas peligrosas parece unir tanto a los Rockefeller como a Bill Gates, quien en muchos sentidos es simplemente el heredero y la continuación del mortífero trabajo de eugenesia impulsado por los Rockefeller. Todo esto nos debería llevar a tomar una pausa antes de tomar en cuenta los pronunciamientos de Bill Gates sobre el coronavirus y sus vacunas “favorables” como parte de una verdad científica.

F. William Engdahl

 

Nanomundo

Artículo extraído de la revista Libres y Salvajes nº 4

http://archivomoai.blogspot.com/

 

La época en la que vivimos es aquella del capitalismo tecnológico, de la alta tecnología. Todo está profundamente influenciado: desde las relaciones sociales, las ciudades, la naturaleza, hasta nuestras vidas y aquellas de cualquier otro ser vivo que vive con nosotros en este planeta. Entonces, si queremos entender este mundo y las fuerzas que lo rigen, no podemos no ocuparnos de él y no considerar los desarrollos tecnológicos con la importancia que merecen como un punto de partida fundamental. Estamos rodeados de una multitud de informaciones sobre prácticamente cada aspecto, sabemos tanto de todo que no sabemos ya de nada, y la verdad sobre el sentido de la tecnología se difumina cada vez más lejos. Es justo entre los deshechos cada vez más nocivos de este mundo caótico que tendremos que empujar nuestra búsqueda de un sentido, utilizando nuestros instrumentos analíticos no infectados por parte de quien espera otro tecno-mundo posible.

Lo que es evidente, sin necesidad de apelar a los expertos de siempre, es una destrucción y una degradación sin antecedentes del mundo natural. El ecocidio actual ya ha alcanzado y superado ampliamente la barrera de la irreversibilidad. Esto significa que los mismos elementos que hacen posible la vida en el planeta se están degradando y desapareciendo, un ecosistema más complejo en su integridad se ha convertido en una rareza.

¿Cómo podemos hoy pensar en una liberación real sin un mundo en el que vivir y que pueda sostener aquella complejidad y diversidad necesaria que siempre ha caracterizado la historia del planeta? No será posible ninguna liberación si no entendemos que el mundo natural que nos rodea es un único y frágil organismo viviente intrínsecamente ligado también a nosotros. Y si no entendemos el verdadero alcance de determinados desarrollos tecnológicos, sin esta profunda comprensión, nuestra reflexión permanecerá sólo y únicamente en lo superficial, sin la capacidad de socavar los fundamentos sobre los cuales se sustenta y avanza este sistema tecno-científico. Un sistema con la necesidad de encontrar nuevas fuentes energéticas y nuevos materiales, para hacer computadoras con una capacidad de cálculo cada vez más rápida, de renovar sectores enteros, de nuevos fármacos, de nuevas terapias genéticas: en definitiva hacer de todo para sobrevivir y renovarse.

Con las ciencias convergentes el poder entra en un nivel todavía más profundo, con el control de los procesos biológicos desde el nacimiento hasta la muerte: la convergencia de la nanotecnología que se funde con la biotecnología permite el control de la vida a través de la manipulación genética y con la neurociencia permite el control de la mente a través de la manipulación de las neuronas. El control de átomos, neuronas y genes conduce a un control absoluto sobre la mente y sobre todos los procesos de la vida de un ser vivo.

Continue reading Nanomundo

Carta abierta a los investigadores y científicos

Vosotras que os habéis erigido por encima del resto de los mortales, subidos en el altar de los especialistas del conocimiento nos mostráis la Verdad, la Razón y el Progreso, y deslegitimáis cualquier conocimiento no científico, mientras os enfundáis el traje de gurús y salvadores de la humanidad (sin embargo la salvación no consiste en servir de respaldo ideológico a las peores atrocidades). Vosotros que en nombre de la ideología científica promulgáis que la tecno-ciencia es la única vía válida para definir nuestro futuro. Si tecno ciencia porque vuestro trabajo consiste en producir hechos a partir de máquinas, unos hechos que no son formulables al margen de todo el aparato tecnológico que preside vuestros experimentos y que estructura vuestra relación con la realidad (estáis condicionados por el sistema tecno-industrial, os convertís en una pieza importante que sostiene técnica e ideológicamente el mundo-máquina). Vosotros que establecéis un conocimiento total y objetivo de los fenómenos gracias a las matemáticas y adquirir el dominio técnico que se asocia a ellas, os habéis convertido en un número más. Vosotras que adoráis, sois fetichistas, de los datos y de las explicaciones cuantitativas que sacrilizais los hechos objetivos por encima de la comprensión de las relaciones y los procesos multiformes. Vosotras que habéis estandarizado, homogeneizado, mercantilizado y artificializado cada uno de los procesos de esta vida, así son vuestros análisis: reduccionistas, sólo tenéis en cuenta aquello que es mensurable.

Vuestras investigaciones, vuestros objetivos son definidos por los poderes económicos, industriales y militares (sois sus trabajadores, más bien sus peones). Son ellos quienes os financian, quienes utilizan vuestras investigaciones que sirven en su mayoría para aumentar el poder económico, militar e industrial. No nos vale la excusa de la venda en los ojos, muchas de vosotros ni siquiera sabéis en que terminan vuestras investigaciones y otras tantas mirais para otro lado con tal de continuar vuestra carrera de prestigio y poder. La falta de responsabilidad en vuestros actos es una característica de la modernidad pero a nosotros no nos valen las excusas, igual que Paul Tibbets, piloto del Enola Gay(1), quien se justificó diciendo que sólo obedecía órdenes, lo vuestro tampoco tiene justificación, él arrojo una bomba atómica vosotrxs obedeceis a quienes devastan nuestras vidas y la tierra. No os engañéis la CIENCIA NO ES NEUTRA . Es una ideología: crea un mundo según los intereses del sistema tecno industrial, crea un mundo-máquina con un proyecto claro: controlar y mercantilizar todo lo vivo.

Quizás os justifiquéis, neguéis lo expuesto aquí hasta ahora, quizás pensáis que trabajáis por el bien de la humanidad (más bien trabajáis para perpetuar este sistema de miseria y terror), pero el bien de la humanidad no lo pueden lograr organizaciones sociales centralizadas y autoritarias como son los laboratorios y empresas donde trabajáis, no puede ser ese mundo que intentáis crear un mundo artificializado y devastado por vuestras creaciones e investigaciones. Laboratorios donde creáis una vida sintética, no hay que ver más que todas las investigaciones y desarrollos en biología sintética donde creáis y modificáis la vida a vuestro antojo, más bién al antojo del sistema tecno industrial, estáis transformando la vida al nivel del átomo, nuevas técnicas como el Crispr/9 donde podéis cortar, modificar y pegar el ADN de los seres vivos, construir al ser humano, como si fuese una maquina más, es lo que pretendéis como si de un objeto más se tratase. Al igual que a la naturaleza consideráis al humano imperfecto por ello queréis mejorarlo mediante la ingeniería genética mejorarlo en base a los patrones de la sociedad industrial, mejorarlo para que se adapte a vuestro mundo de rentabilidad, eficacia y eficiencia. Un humano eficiente para el mundo eficiente, uniformando la la complejidad y diversidad de la vida.. Desde las modificaciones realizadas mediante el diagnostico pre implantacional en la reproducción asistida hasta las interfaces humano-maquina. Todo ello para crear un humano-máquina que encaje en vuestro mundo-maquina……podríamos hablar de las décadas de sufrimiento y asesinatos realizados a animales en vuestros laboratorios.. podriamos hablar de las armas biológicas productos de vuestras investigaciones,,,,,podriamos hablar de todas las aplicaciones para los smartphones que nos desposeen de nuestros habilidades, percepciones e intuiciones……….para vosotros salváis el mundo para nosotras es una catástrofe.

Investigaciones nauseabundas e interesadas que iban a curar y alimentar a la mayoría y a mejorar sus condiciones de vida, sin embargo, no hay más que echar un ojo para ver como la catástrofe social-ecológica y la miseria se encuentran presentes en cada punto del saqueado planeta. Vuestra fe en el progreso y en la modernización ha causado tal desastre ecológico que las cosas más elementales se han convertido en objetos de lujo: aire y agua puros, comida, salud etc… La idea de un progreso continuo en las condiciones de existencia gracias al perfeccionamiento técnico apenas oculta la sumisión de los individuos a los fenómenos que se les imponen lo que les vuelve dependientes de las nuevas tecnologías (fruto de vuestras investigaciones) y de las satisfacciones compensatorias que estas ofrecen, la dependencia a estas nuevas tecnologías (internet, smartphones y sus aplicaciones etc…)crea un mundo alienante y controlado.

La devastación es causada por vuestro frenesí científico la tecno ciencia como principal responsable de esta devastación nada podrá hacer contra las radiaciones, los ciclones o los canceres que son y seguirán siendo catástrofes, pretender resolverlas con soluciones técnicas supone encerrarse en una absurda huida hacia adelante, que nos empuja un paso más hacia el abismo………Encerrados en vuestros laboratorios sólo veis la solución, a la devastación que habéis causado, en el desarrollo tecnológico algo tan aberrante como querer convertir una carretera en un espacio acogedor.

Como tecno científicos no veis más allá de la máquina que os alimenta y protege, que artificializa la vida y mecaniza las relaciones sociales. Vosotros que os creeis libres y que trabajáis por el bien de la humanidad os debeís al poder tecno científico que erige su hegemonía sobre la deslegitimación de otras formas de vida posible y sobre la destrucción de las condiciones que las harían posibles.

La investigación, en su forma actual, es inseparable de la organización técnica del mundo que provoca la miseria a lo largo y ancho del planeta, es quien suministra a la sociedad tecno industrial los medios técnicos para alcanzar sus funestas ambiciones. La investigación se ubica en el núcleo del desarrollo económico y de sus inherentes catástrofes: desvalorización del trabajo humano mediante la simplificación y la automatización de gran parte de sus actividades, colonización y desfiguración de la vida cotidiana por parte de las mercancías tecnológicas, perfeccionamiento de las técnicas militares y policiales, agotamiento de nuestro entorno y extinción de las especies.

Rechazamos entonces vuestras investigaciones convertidas en la dictadura de los expertos que deslegitiman el resto de saberes y conocimientos, que han marcado vías de conocimiento sin recurrir al dominio técnico sin embargo vuestra ciencia no puede disociarse de un deseo de dominio instrumental del universo, vuestra ciencia está modelada y mediada por la tecnología, rechazamos el racionalismo mórbido de la sociedad industrial que aspira a encasillar todo en sus cálculos y previsiones técnicas y económicas.

Nosotros no queremos gestionar las catástrofes, no queremos “acercar la ciencia a las ciudadanas” queremos demoler la lógica de los expertos y su mundo racional, no queremos democratizar la ciencia queremos demoler los laboratorios y empresas donde se planifican nuestras vidas, queremos demoler el mundo hipertecnológico y totalitario, nosotros amamos la curiosidad y el conocimiento fuera de vuestra lógica, amamos vivir nuestra realidad y experiencias no vuestra realidad y experiencia sintéticas fabricadas en los laboratorios de aquellxs que gestionan y administran nuestras vidas. Queremos un mundo libre y salvaje.

Contra toda nocividad

http://contratodanocividad.espivblogs.net

 

Notas:

(1) NdE.-  Enola Gay fue el nombre del avión (bombardero Boeing B-29 Superfortress) , pilotado por el comandante y jefe de misión Paul Tibbets (quien bautizó el avión con el nombre de su madre), que lanzó la bomba atómica sobre Hirosima el 6 de agosto de 1945, matando a 135.000 personas (66.000 de manera inmediata y 69.000 a causa de sus heridas en los meses posteriores). Unos días después (9 de agosto de 1945) otra bomba atómica fue lanzada sobre Nagasaki matando a otras 80.000 personas.

Juegos de poder civilizados: la “política del cielo” y los seis proyectos globales que controlan el mundo

“Presidentes y primeros ministros son sólo camareros que sirven café en un restaurante de la élite mundial.” Bajo esta sentencia el autor y ex-agente de contrainteligencia ruso, Daniel Estulin, se refiere a que ningún candidato a la presidencia o cancillería de un país representa los intereses del mismo sino los de alguno de los proyectos globales que controlan el mundo. Según los conceptos de Ley de cambio, mandato del universo y “política del cielo” desarrollados por la inteligencia rusa en la era postindustrial, en este planeta actualmente gobiernan seis proyectos globales de élite que continuamente se disputan y reparten el mundo entre sí. Estos son: Nueva Babilonia, Nueva Jerusalén, Gran Europa, Gran Eurasia, Nuevo Califato y Datung China. Las características comunes a estos proyectos son un sueño de gobernanza mundial, sistemas económicos independientes y sistemas de inteligencia con alcance mundial. En América Latina no hay nada de esto, pero lo que sí abunda es la pobreza y descontento provocados por el modelo liberal banquero financista en el que aún vivimos, que se basa en la expansión sin límite en un planeta con recursos naturales limitados, y que está estructurado en torno al beneficio de organizaciones supranacionales y corporaciones controladas por familias de la aristocracia europea y judía. Ahora que el modelo liberal banquero financista de la élite global está acabado, los países latinoamericanos al no constituir proyectos propios de alcance global solamente pueden aspirar a formar parte de alguno de ellos, como elemento secundario. Y por si esto fuera poco, el problema principal a nivel mundial es que no hay ningún modelo financiero que pueda sustituir al modelo liberal banquero financista, excepto los que la élite global califica como viables. Jacob Rothschild, el patriarca de una de las familias de banqueros que están a la vista del público, dijo en 2015 que sólo hay tres salidas a la crisis global: una guerra mundial, una revolución tecnológica transhumanista, o cambiar el patrón petrodólar al patrón oro. La élite mundial está reacomodando sus proyectos globales y alianzas de acuerdo a las alternativas reveladas por los cabalistas que hablan a través de Lord Rothschild. La pregunta sigue siendo si habrá tiempo y lugar para evitar un colapso desastroso de la civilización y un nuevo engaño por parte de los controladores y sus proyectos globales arcónticos.

Continue reading Juegos de poder civilizados: la “política del cielo” y los seis proyectos globales que controlan el mundo