Category Archives: Uncategorized

La tiranía digital y los Rockefeller-Gates “Pasaporte certificado Vaxx” de la OMS: hacia un escenario de la Tercera Guerra Mundial

¿Qué es la infame Agenda ID2020?

Detrás de su desarrollo está la Fundación Bill y Melinda Gates, con el apoyo de la Fundación Rockefeller, y otras que pertenecen a la siniestra agenda de la digitalización, la despoblación y la eugenesia. 

Es una alianza de socios público-privados, incluidas las agencias de la ONU y la sociedad civil.

Es un programa de identificación electrónica que utiliza la vacunación generalizada contra Covid-19 como plataforma para la identidad digital.

Es una identificación totalmente electrónica – que vincula todo a todo lo de cada individuo (registros de salud, criminales, bancarios, personales y privados, etc.), siendo administrada por una agencia estatal o in extremis, por el sector privado. – Imagínese, una compañía de seguros o un banco que maneja sus registros privados, convertidos en una identificación electrónica y eventualmente “chip”.

La privatización de sus registros personales puede parecer inverosímil, pero el gobierno suizo intentó que la gente pasara silenciosamente una Agenda ID2020 privatizada. Pero la gente se enteró y lanzó un referéndum contra la Agenda ID2020. La idea fue rechazada con un margen de 2: 1 en julio de 2021.

¿Qué pasará después? – ¿Respetará el gobierno suizo el voto de la gente, o seguirá el mandato del Estado Deep Dark desde arriba?

Alemania, Austria y Francia, y probablemente otros, implementaron ID2020 a través del Parlamento o por decreto, la mayoría de la gente no tiene idea.

La implementación de la Agenda ID2020 enlaza con, o surgió de, el infame ” Covid-19 – The Great Reset ” de Klaus Schwab (WEF) , que, por cierto, está disponible en Amazon (o lo estaba, la última vez que lo comprobé). Si ha sido quitado y censurado, tal vez por el mismo autor, no sería una sorpresa.

Escenario de la Tercera Guerra Mundial

Mientras tanto, vivimos literalmente en un escenario de la Tercera Guerra Mundial , donde las Constituciones de los países están prohibidas o simplemente invadidas por medidas dictatoriales que avanzan tan rápido que los movimientos civiles en muchos casos van demasiado tarde para intervenir, simplemente porque la sociedad civil, incluso la que está alerta, no se ha dado cuenta.

Sucede silenciosamente.

Ya sea por decreto, o por parlamentos cooptados y / o coaccionados. Una especie de Ley Marcial de la Salud se está implementando básicamente en todo el mundo, con énfasis en Occidente.

Y la mayoría del público en general no tiene idea.

Continue reading La tiranía digital y los Rockefeller-Gates “Pasaporte certificado Vaxx” de la OMS: hacia un escenario de la Tercera Guerra Mundial

De pandemias, vacunas y muertes.

Se sabe que el abuelo de Bill Gates, el doctor Frederick L. Gates, estuvo involucrado en el experimento Rockefeller de “meningitis bacteriana” que mató al menos a 100 millones de personas en el año 1918, unos hechos conocidos como “la gripe española” que ni fue una gripe ni tuvo nada que ver con España. Aquello consistió en inocular meningitis bacteriana en muchos individuos a la vez, todo se debió a las vacunas, es algo que está suficientemente investigado

Cuando se investiga lo que ocurrió en 1918 se comprenden muchas cosas de las que están ocurriendo ahora mismo, como por ejemplo cómo someter a la población a través de la imposición de la mascarilla, y cómo en aquel entonces los que murieron fueron también los vacunados, justo como está ocurriendo ahora mismo.

Cuando Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial en abril de 1917, la incipiente industria farmacéutica tenía algo que nunca antes había tenido: una gran cantidad de sujetos de prueba humanos. De 1918 a 1919, el ejército de los EE. UU. reclutó a 6 millones de hombres, de los cuales 2 millones fueron enviados al extranjero. El Instituto Rockefeller de Investigación Médica aprovechó este nuevo grupo de conejillos de indias humanos para realizar experimentos con vacunas.

En enero de 1918, se administraron vacunas a los soldados en Ft. Riley, Kansas. Poco después, el Cirujano de la División ofreció la vacuna al campamento en general. La vacuna utilizada se fabricó en el laboratorio del Instituto Rockefeller. Entre el 21 de enero y el 4 de junio de 1918, el Dr. Frederick L. Gates, abuelo del magnate Bill Gates, informó sobre un experimento en el que a los soldados se les administraron tres dosis de una vacuna contra la meningitis bacteriana. Las vacunas fueron dosis de escupitajo de un suero de vacuna derivado de caballos.

Los detalles están disponibles en un informe del Dr. Gates: “Vacunación antimeningitis y observación de aglutininas en la sangre de portadores de meningococos crónicos”.

Gates escribió que los hombres en el experimento mostraron síntomas similares a los de la gripe, como tos, vómitos y diarrea, después de recibir la vacuna. Estos síntomas son un desastre para los hombres que viven en cuarteles, viajan en trenes a la costa atlántica, navegan a Europa y viven y luchan en trincheras.

Luego, poco antes del desayuno del lunes 11 de marzo, comenzó la primera ola de la llamada influenza de 1918. Al mediodía, el cirujano del campo Edward R. Schreiner tenía más de 100 hombres enfermos en sus manos, todos aparentemente “sufriendo de la misma enfermedad”.

Continue reading De pandemias, vacunas y muertes.

Permanecer humano significa resistir

Y, por favor, no encuentras natural lo que sucede todos los días. Nada se dice «es natural» en estos tiempos de sangriento desconcierto, ordenado desorden, voluntad planificada, humanidad inhumana, por lo que nada vale como cosa inmutable.

B. Brecht, La excepción y la regla

 

La disensión es un sentimiento diferente, un sentimiento diferente al sentimiento común, al sentimiento homologado y homologante, al sentimiento amorfo y árido. Es un movimiento en el alma, un movimiento que puede ser momentáneo, fugaz y espantoso, pero que puede llegar a ser duradero, permanente y atrevido, que puede salir de los límites preestablecidos y trazados.
Un sentimiento que no sea un sentimiento en contra, el elemento
fundacional a partir del cual se puede desarrollar una protesta, una oposición, un conflicto. Haciendo mías las palabras de Ulrike Meinhof, distingo protesta y oposición: protesta es cuando digo que algo no me conviene, oposición es cuando me aseguro de que lo que no me gusta ahora nunca vuelva a suceder.
El disenso puede agotarse en mera indignación, reducirse a la
impugnación de un aspecto específico, puede convertirse en parte del teatro democrático e inclusivo participando y apoyando efectivamente las mismas demandas del sistema o puede llegar a impugnar todo el sistema.
estructura de poder del nuevo orden mundial que definitivamente se está estructurando.
La disensión dirigida hacia aspectos farisaicos y marginales, la
fragmentación de instancias y pseudo-luchas en mil arroyos que se pierden al alejarse de la vía principal a seguir, los micro-lotes
horizontalmente entre los últimos con la consecuente horizontalización del conflicto. , son todos aspectos funcionales para la dirección de este sistema tecnocientífico y la creación de esclavos ideales: una masa de arco iris de brillo pacífica y homologada de totalitarismo glamuroso.
Un esclavo ideal que actúa para satisfacer las necesidades inducidas por el sistema haciéndolas suyas, deseándolas, reclamándolas y reafirmándolas. La única forma de disensión -que en realidad no lo es- será, pues, la preestablecida por el propio poder. Una pseudo disensión y una pseudo rebelión que en realidad son solo una homologación a los valores del biomercado y el transhumanismo, funcional para consolidar y
fortalecer el consenso hacia el orden dominante.

La nueva forma sutil de poder dulce , permisivo, cautivador y
confortable que caracteriza los tiempos de hoy llega donde no llegaron los totalitarismos del pasado, logrando no reprimir la disidencia, sino asegurar que no se pueda generar. Asistimos a una anulación de la posibilidad misma de estar en desacuerdo, de sentirse otro y de sentirse en contra. Una estandarización, una adaptación, una nivelación, una asfixia de cualquier posibilidad de disentimiento en una sociedad tecno-médica cibernética.

Una regulación de todos los ámbitos de la existencia vaporiza el
disenso, sin necesidad de reprimir sus manifestaciones, anulando la posibilidad misma de su generación y por tanto también de desenvolverse en conflicto.
El poder no impone una dirección única, se asegura de que sea la única viable, la única posible y sobre todo la única imaginable.
Si la humanidad, con la excepción de los subhumanos que se van a constituir como cuenca de explotación, se transforma por completo en un fluido por su esencia amorfa, sin identidad y sin valores, se volverá incapaz de poder pensar otro. que la cosmovisión dominante. El pensamiento tal como lo conocemos ya no existirá debido a una anestesia de la conciencia y la posibilidad misma de resistencia.
Es más fácil dominar a los que no creen en nada, a los que no tienen sueños, a los que no tienen pasiones, a los que no tienen nada que defender y preservar, a los que no tienen nada que oponer al vacío de sentido, de ataduras, de relaciones, de sentimientos, de significados, de memoria, de valores. El post-humano emergente es un ser humano biomedicalizado, un ser humano neutral sin rostro con un distanciamiento social internalizado. La anulación del rostro conduce a un individuo
neutral y homologado, sin individualidad, sin personalidad, pulsión
vital, el distanciamiento social conduce a la desintegración de los
lazos para una sociedad sin comunidad y sin raíces.

La desaparición del rostro fue paralela al levantamiento de los muertos, en la imposibilidad de enterrarlos y en la última despedida negada durante el primer período de encierro en el que se prohibió realizar funerales y poder acudir a los seres queridos. hospitalizados y en domicilios.
“En este espacio vacío, sometido en todo momento a un control ilimitado, se mueven ahora individuos aislados unos de otros, que han perdido el fundamento inmediato y sensible de su comunidad y solo pueden intercambiar mensajes dirigidos a un nombre sin rostro. […] Entendemos entonces por qué un mundo sin caras solo puede ser un mundo sin muertes.
Si los vivos pierden la cara, los muertos se vuelven sólo números, que, en la medida en que han sido reducidos a su pura vida biológica, deben morir solos y sin entierros”.  El dolor, la vejez y la muerte no se conciben en el orden digital, son solo inconvenientes, límites a superar o eliminar. “La digitalización es
anestesia”, una anestesia del dolor, en la sociedad de los afines, en el que todo debe ser efímero, alegre, reluciente y confortable, lo que conduce a una anestesia de la misma realidad.
La sociedad cibernética y transhumanista, caracterizada por una
rarefracción de los cuerpos, que pierden su densidad, para volverse fluidos y porosos, también se caracteriza por una rarefracción del otro que conduce a una rarefracción del mismo dolor. En los nuevos tiempos pandémicos el otro se convierte en mero portador del virus del que alejarse, el dolor de los demás se disuelve aún más en esta distancia y se dispersa en la cuenta infinita de contagiados, de muertes. Y es precisamente el dolor lo que distingue el pensamiento del mero cálculo algorítmico: «Sólo la vida que vive, que es capaz de experimentar dolor, puede pensar».

«No somos dispositivos […] objetivadores y registradores, con tripas heladas – debemos generar constantemente nuestros pensamientos a partir de nuestro dolor y brindarles maternalmente todo lo que tenemos en nosotros, sangre, corazón, fuego, placer, pasión, tormento, conciencia, destino, fatalidad ».

La desaparición de los ritos es funcional a la erosión y atomización de una comunidad. Su desaparición no se sitúa en un proceso emancipatorio, sino en ese proceso multifacético que hace de la vida una mera supervivencia. Los ritos crean un «ritmo común», se inscriben en el cuerpo creando un «conocimiento y una memoria encarnada, […] un vínculo encarnado» en una comunidad que es también dimensión corporal.
Una dimensión que se evapora en una “digitalización descorporeizante”, guiada por meros impulsos rápidos, momentáneos y efímeros, esencialmente distintos de los sentimientos y las emociones. Los ritos de paso marcan las fases de la vida, quien cruza un umbral concluye una fase de la vida y entra en otra, cada una con sus cambios, especificidades, diversidad, posibilidades y límites. Hoy todo es «prisionero de lo mismo», no aceptamos los cambios en nuestro cuerpo y los límites de nuestra edad, hoy envejecemos sin envejecer, en una retórica liberadora «todo es posible, como yo lo quiero y cuando Lo quiero … un niño, ser mujer, ser eternamente joven … ”, una retórica que no es más que un principio profundamente transhumanista.

El poder afecta las manifestaciones de la realidad, transformándolas también a través del lenguaje, a través de las consecuencias materiales del lenguaje. El pensamiento también se desarrolla gracias a palabras significativas. A través de la destrucción de las palabras y su significado, es posible que ya ni siquiera se tenga la posibilidad de formar un pensamiento.

«La crítica al régimen se vuelve imposible porque simplemente faltan las palabras que podrían permitirlo … Si los significantes desaparecen, las cosas significadas también se evaporan».

Destruida la palabra que capta una manifestación de lo real, esta última se evapora y se resignifica volviéndose irremediablemente otra. En las ciencias de la vida, las resignificaciones son todas funcionales a los procesos de ingeniería y artificialización de los vivos. Piense en las fuertes presiones de las empresas de biotecnología, la fundación Gates, las asociaciones y los centros de investigación para aprobar organismos modificados genéticamente con la técnica de ingeniería genética CRISP / Cas como «no transgénicos» a nivel europeo.
Pensamos en el Newspeak (neolengua) que impone a las personas que menstrúan borrando el cuerpo de una mujer o las presiones actuales por una identidad de género que va a suplantar al sexo biológico al decretar un cuerpo conceptual más verdadero que el cuerpo real.
Pensamos en el término reproducción, que «en lugar de procreación implica un cambio: es un término médico y ya no se refiere a una ética inscrita en la naturaleza, sino a una ética cuyos preceptos éticos pueden cambiar según los desarrollos técnicos», palabras significativas de investigadores transhumanistas.
Piense en los últimos experimentos con embriones en los que los
«embriones similares a los humanos» se desarrollaron en el laboratorio a partir de células madre reprogramadas con una diferenciación de términos que subrayan lo que se debe considerar como un producto y hacia lo que se define como «blastoides» y no -blastocistos un producto , todo es
lícito, cualquier experimentación, modificación y artificialización.

La dictadura tecno-médica se convierte en el ambiente cotidiano del que se nutre y toma forma la vida de los individuos, la necesidad de resistencia debe ser vital, indispensable para la vida: para nuestra vida y para la vida entendida como lo que nace y lo que muere. Pero, evidentemente, la mayoría se ha adaptado y acostumbrado rápidamente a la mera supervivencia, a una existencia de no-vida. Una vida que se aniquila para dejar espacio a una cómoda y tranquilizadora supervivencia regulada y biomedicalizada en la única dimensión posible, el espacio del
cálculo algorítmico. Una anestesia de las emociones – amor, odio, rabia, dolor, angustia, ansiedad… – todo debe ser nivelado y anestesiado. Pero solo la vida que vive, esencialmente distinta a la mera supervivencia, es capaz de experimentar pasiones.
En el flujo de la vida y los eventos no todo se puede calcular y
predecir, lo inesperado no se puede aprovechar en la red algorítmica.
Así como los procesos biológicos nunca serán completamente aprovechados y descifrables en su totalidad y complejidad a diferencia de las máquinas. Pero esta conciencia no debe tranquilizarnos, mientras en sus laboratorios se preparan nuevas quimeras para nacer y morir.
La sociedad de la comodidad es la sociedad de lo positivo en la que todo está regulado y nivelado. La vida también se convierte en solo lo que se puede medir, se convierte en una función, algo que debe ser monitoreado y optimizado constantemente.
Una percepción normalizada de las cosas que se convierte en una visión de la vida cotidiana, una visión del mundo, que se convierte en la naturaleza misma del mundo y la naturaleza misma de la humanidad.

Estamos viviendo un pasaje histórico que nos lleva a tener que
orientarnos para no perder la brújula y reconocer a quienes podrían ser aliados.
Vivimos en una situación nueva y extraña, donde saltan los referentes clásicos, en la que tanto los contextos de izquierda, desde los más moderados hasta los más radicales  como los anarquistas -salvo excepciones- organizan tampones gratis, salen a la calle gritando a viva voz «vacunas» para todos y todas – eslogan que nos remite a la PMA para todos y todos – organizar controles fuera de las sedes de las multinacionales farmacéuticas y biotecnológicas, identificando las patentes y los beneficios de las multinacionales como los únicos problemas de estas «vacunas«.

En esta inversión, en esta reconfiguración de las partes, nosotros – y con nosotros, me refiero a los anarquistas radicales y ecologistas que siempre hemos estado en contra de las tecnociencias, los primeros en criticar los transgénicos, las nanotecnologías, el transhumanismo, cuando estos términos aún no se conocían. para la mayoría, no tenemos un lugar. Pero, mirando estos procesos, también debemos colocarnos y, como
simple hecho fáctico, colocándonos de un lado a nuestro lado no
encontramos los contextos de izquierda con algunos de los cuales algunos estábamos más acostumbrados a relacionarnos y emprender. pedazos del camino, porque a pesar de las diferencias, esa era la cuenca con la que, sin embargo, estábamos acostumbrados a mirar, al igual que no vemos
muchos contextos anarquistas. Solo sé que estoy en el lado correcto de la historia y veo quién está del otro lado. Nos guste o no.
No podemos negar una memoria histórica de pertenencia, la resistencia, las luchas de los 70, y sabemos de qué lado hubiéramos estado en esos años. Siempre hay una línea divisoria y siempre hay que elegir de qué lado tomar. Hoy esa línea sigue ahí. La desorientación proviene de quienes vemos más allá y más allá.

Todos los casilleros tranquilizadores saltan. Todas las categorías que también son tranquilizadoras saltan.
Las viejas distinciones no pueden usarse para describir el surgimiento confuso de disensiones variadas contra este estado de cosas.
Las nuevas generaciones, las que logran no ser completamente
lobotomizadas por las redes sociales y distanciadas en el alma, las que no están de acuerdo, ya no tendrán nuestras referencias históricas, demasiado lejanas en el tiempo y sin los últimos testimonios y la izquierda, tanto más democrática. y más radical, será percibido como un enemigo, como algo diferente a sí mismo porque será el que ha apoyado, alimentado y fortalecido el desarrollo de una dictadura de la salud. La disensión que se desarrollará tendrá nuevas características, a las que no estaremos acostumbrados, se volverá contra la izquierda, reivindicará
valores como la familia, las tradiciones, la religión, la pertenencia a una comunidad. Todo eso hoy se desmorona con la complicidad de la izquierda, una izquierda profundamente posmoderna que, tras un aparente camino liberador y emancipador, está destruyendo todos los valores, acusándola de reaccionaria y abominación pro-naturaleza y esencialista.
Como soy consciente de las tradiciones patriarcales o de la explotación de otros animales y de los roles sumisos que también pueden estar presentes dentro de una familia, también soy consciente de que una comunidad sin tradiciones y rituales es una comunidad vacía y débil, que un vínculo con su territorio puede representar raíces, relaciones, solidaridad y, por qué no, complicidad para luchar.
En este sentido, son significativas las palabras de Ida Auken,
parlamentaria de Dinamarca, en el WEF 2016 «Bienvenidos al 2030. No tengo nada, no tengo privacidad y la vida nunca ha sido mejor»: un futuro en el que no habrá más propiedad privada (y no como pretendía Proudhon…), en la que habrá una renta universal para todos, en la que cada individuo será un migrante, en perenne movimiento como los flujos de mercancías, sin ningún vínculo con su propio territorio.
Como soy consciente de que si la familia se desmorona, la consecuencia será que los padres no podrán oponerse a una vacuna, a un tratamiento de salud, a una terapia hormonal. Y los padres que no estén alineados podrán llevarse a sus hijos. Los signos ya están ahí, solo necesitas conocerlos y querer reconocerlos. Piense en el padre encarcelado en Estados Unidos porque se opuso al tratamiento hormonal para su hija menor. Piense en la Ley Trans en España que permite que un menor de 12 años tenga derecho a la autocertificación del género y a emprender la vía de transición con bloqueadores de la pubertad incluso sin, de hecho, el consentimiento de los padres a los que se puede privar de la paternidad si se oponen al camino de la transición.
¿Cómo puede ser que la izquierda -teóricamente anticapitalista- y
también muchos círculos anarquistas estén en un silencio rotundo o incluso apoyen una dictadura de la salud con la retórica de la
responsabilidad social?

Podemos encontrar una respuesta en el hecho de que una gran parte de la izquierda hace tiempo que se alejó de la oposición directa al capitalismo en una incapacidad para comprender que el desarrollo tecnocientífico no es más que la evolución del capitalismo y que el progreso tecnológico no es nada. lo mismo que el progreso social o humano. La izquierda ha evolucionado así en el marco de un sistema tecnocientífico, aceptando esencialmente sus desarrollos y el nuevo paradigma biotecnológico. En consecuencia, a menudo no tiene nada que
proponer más que su reforma o su reetiquetado, alineándose con los nuevos principios transhumanistas.

En cuanto a los contextos anarquistas, quienes siempre han considerado marginales o incluso ridiculizados una crítica y una prioridad en la lucha contra las tecnociencias se encuentran ahora sin herramientas para entender qué significa esta campaña de vacunación y entender las transformaciones actuales.
Permanecer encerrados en las viejas categorías habituales para
interpretar el presente y afrontar los habituales problemas específicos -carcelario, represión, luchas obreras …- abstrayéndolos de un contexto que cambia cada vez más rápidamente, como si se pudiera razonar de forma estanca. compartimentos, conduce irremediablemente a la escisión de la realidad, ya que ya no puede asir la realidad, este escape al entendimiento también escapa a las oposiciones posibles, pero
quizás no realmente deseadas.
Las nuevas generaciones antagónicas no recuerdan las luchas contra la energía nuclear, contra los transgénicos, no recuerdan los desastres de la talidomida y hasta el feminismo radical ha perdido la memoria de las luchas de las feministas de los setenta contra la medicalización de los cuerpos.
Las tendencias transfeministas y queer, tendencias transversales que han permeado todos los contextos, traen una mirada de entusiasmo hacia el potencial liberador de las tecnociencias e, incluso en áreas críticas para estos desarrollos, las nuevas pseudo-subversiones cyborg queer trans-xeno-feministas. no permiten tener una comprensión crítica profunda de todo el paradigma biotecnológico y de modificación corporal.
Indignarse no es suficiente, es necesario actuar en la realidad, aquí y ahora, oímos con razón, pero muchas veces más como una mera celebración de uno mismo con palabras que se pierden en el viento. ¿Pero cómo actuar, me pregunto, si no solo no se reconocen las direcciones y fundamentos de este sistema, sino si se sustentan? ¿Cómo pueden los contextos anarquistas, o más generalmente anticapitalistas seguir criticando – hablar de oposición ya sería demasiado – el control social, la militarización, la autoridad del Estado si no se oponen hoy a la imposición de la vacuna?
No puede haber crítica dentro de la narrativa dominante, dentro de la única verdad posible e imaginable que los algoritmos revelarán al eliminar la capacidad de comparar con la realidad. Una verdad
sistemática, que según Hannah Arendt tiene una función tiránica porque “los enunciados […] una vez percibidos como verdaderos y declarados como tales, [tienen] en común el hecho de que están más allá de acuerdo, más allá de la discusión […]; considerada desde el punto de vista de la política, la verdad tiene un carácter despótico «.
Pensar hoy en términos de conflicto significa dejar las huellas del
pensamiento único, que no solo entierra la crítica, sino que canaliza cada instancia en la misma dirección de este sistema tecnocientífico transhumanista, significa hacer preguntas incómodas y no tener miedo de ser acusado de ambiguo. , esencialistas, pro-naturaleza, conservadores, reaccionarios.
Pensar en términos de conflicto hoy significa pensar en términos de procesos, comprender su dirección, anticiparlos siempre que sea posible.
Es ser consciente de que ninguna crítica y ningún camino de oposición puede ignorar los procesos que se están acelerando y que se están generando bajo el pretexto de esta pseudopandemia.
No nos opongamos hoy a la dictadura de la salud con sus llamadas «vacunas» de ADN y ARNm recombinante, tecnologías de ingeniería genética y plataformas de reprogramación y modificación celular, sin saber o no querer reconocer un ataque a nuestro cuerpo y al ser vivo no está teniendo más el herramientas para poder implementar una crítica de lo existente.

Antes los opositores eran etiquetados como terroristas, pero esto
todavía entraba dentro de una esfera de confrontación política, hoy se les tacha de teóricos de la conspiración y tontos. En el nuevo orden mundial, la crítica no se concibe y se convierte en una locura. Este es un paso fundamental para comprender. La propaganda descalifica a quienes se oponen a la red 5G como teóricos de la conspiración, esto bien representa cómo el 5G juega un papel fundamental en la transición definitiva a una sociedad cibernética.
La situación de «emergencia» facilita la creación de aceptación social, ciertos procesos, que antes hubieran tenido resistencia, hoy ni siquiera tienen dudas. De «vacunas» el salto a microchips bajo la piel ya no está tan lejos. Mientras tanto, los experimentos con interfaces neuronales, iniciados hace algún tiempo también por DARPA y Fecebook, están pasando de otros animales a los humanos. Neuralink, la empresa de neurotecnología de Elon Musk, ha sido autorizada para cambiar al humano por dispositivos médicos para pacientes de Parkinson, para personas con
prótesis, pero según las palabras del propio Musk: «la visión a largo plazo es crear dispositivos lo suficientemente seguros y potentes para ser deseado por personas sanas «.
La nueva estructura que se está extendiendo a nivel mundial tendrá que deshacerse de todas las barreras éticas y todo lo que se considera obsoleto, en este contexto incluso el ser humano, como lo ha sido hasta ahora, se convierte en un oropel inútil, cuando no se implementa, micro-chip, si no está conectado y monitoreado permanentemente. El humano en la continua adaptación a este mundo-máquina, a esta sociedad tecnobiomedicizada, sufrirá transformaciones tan irreversibles, globales y profundas que la transformación tomará las características de una metamorfosis. Una metamorfosis de lo humano en una sociedad poshumana y posnaturaleza.

Todo lo que es ligero flota en las superficies, contra la ligereza y el
descuido volvemos a darle un peso a las cosas y a sentir un peso en el estómago.
A diferencia de la velocidad compulsiva que tritura y pulveriza relaciones y significados, a diferencia de la instantaneidad de un momento pasajero, lo que dura es lo que resiste.
Seguir siendo humano significa resistir.

Silvia Guerini

(El Grito de la Tierra, número 9, julio de 2021)

SARS-CoV-2: “El fraude más grande en la historia de la medicina”

El infierno está vacío y los demonios están todos aquí 

William Shakespeare , La tempestad, 1610-1611

Introducción

Hay una secuencia de mentiras y fabricaciones descaradas que se utilizan para justificar decisiones políticas de gran alcance que en el transcurso de los últimos 18 meses están literalmente destruyendo la vida de las personas en todo el mundo.

La “ciencia falsa” se utiliza para justificar el encierro, el distanciamiento social, la mascarilla, la prohibición de reuniones sociales, eventos culturales y deportivos, el cierre de la actividad económica, todo lo cual se sostiene como un medio para derogar el “virus asesino”.

¿Quién es este “virus asesino” que ha sido personificado tanto por los medios de comunicación como por nuestros gobiernos, responsable de desencadenar el caos económico y social en todo el mundo?

Quizás recuerde que en el apogeo del colapso financiero de febrero de 2020, “V the Virus” fue responsable de la mayor caída del mercado de valores desde 1929.

¿Se ha identificado el “virus asesino”?¿Se logró aislar el SARS-CoV-2?

La pregunta central es la siguiente: ¿Existe evidencia confiable proporcionada por la OMS y las autoridades sanitarias nacionales de que el presunto virus del SARS-CoV-2 ha sido aislado / purificado de una “muestra no adulterada tomada de un paciente enfermo”?

Si bien el presunto virus se definió inicialmente como el nuevo coronavirus de 2019 (2019-nCoV) en enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no tenía en su poder detalles sobre el aislamiento / purificación y la identidad de 2019-nCoV.

Y debido a que los detalles sobre el aislamiento / purificación no estaban disponibles, la OMS decidió “personalizar” la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa en tiempo real (rRT-PCR) utilizando el presunto virus del SARS 2003 “similar” (posteriormente rebautizado como SARS-1) como ” un punto de referencia ”para la detección de fragmentos genéticos del novedoso 2019-nCoV.

Lo que implica esta decisión es que el nuevo 2019-CoV-2 NO es un virus nuevo. Las autoridades chinas y la OMS lo clasificaron como “similar” al SARS-CoV de 2003 y al MERS.

Posteriormente, el SARS-CoV de 2003 pasó a llamarse SARS-CoV-1.

Continue reading SARS-CoV-2: “El fraude más grande en la historia de la medicina”

Políticos responsables en materias sanitarias reciben dinero del Big Pharma

La formación política VOX, supuestamente tan denostada por la mayoría de los medios de comunicación tradicionales, parece tener un escudo protector oculto dentro de este duopolio informativo que hace que estén protegidos frente a los escándalos vinculados a los polémicos medicamentos experimentales a los que erróneamente se les llama vacunas. Vamos, igual que PP, PSOE, PNV, Bildu, Podemos… En este tema, al igual que en muchos otros, todos los partidos políticos existentes (y casi que por existir) son iguales. El polémico protagonista, cómo no, el diputado que más ha fomentado y promovido la salvaje campaña de vacunación (no son vacunas, sino, como mucho, medicamentos experimentales) de todas las Cortes Generales, es decir, Juan Luis Steegmann.

Empresas vinculadas a Steegmann (en la mayoría parece que ejercía de director general o, cuando menos, directivo) habrían recibido gigantescas subvenciones por parte de las farmacéuticas. Steegmann, además de ser diputado por Madrid, es el responsable de Sanidad de VOX. Según esta información, empresas vinculadas a Steegmann han recibido tan sólo en 2020 subvenciones por cantidad de 858.000€ por parte de dos polémicas farmacéuticas. En concreto, 222.000€ de Pfizer y la friolera de 636.000€ de Johnson & Johnson. De ahí se entiende su afán vacunatorio, como el coordinador de la OMS en España

DE PFIZER:

Fundación Pethema: 161.182€

SEHH: 3.840€

Fundación Curación LMC: 28.000€

AMHH: 16.400€

FEHH: 13.000€

DE JOHNSON & JOHNSON:

FEHH: 458.290€

Fundación Investigación Biomédica: 85.469€

AMHH: 23.000€

SEHH: 69.643€

Steegman, por supuesto, no es el único. Más políticos vinculados de manera polémica con la Big Pharma, el ex alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Da igual el color político están todos manchados. Hace poco se celebró un debate en la cadena 8TV de Cataluña. En el mismo participaron, entre otros, Xavier Trias, ex alcalde de Barcelona y Presidente del Instituto Catalán de Salud (ICS), así como el popular youtuber Joan Planas. En un momento en el que Planas comentó un titular de Business Insider, Trias lo negó, llegando a afirmar que “la gente vacunada y que se contagia de coronavirus, no se muere”. A razón de esta mentira descarada, Planas ha publicado un vídeo en su canal de YouTube con las declaraciones de Trias, con su intervención y con varios recortes de prensa con los que desmonta tales mentiras. Cabe a destacar que en el portal de transparencia de la polémica Janssen se puede comprobar lo que ha percibido el Institut Catalá de Salut, presidido por Trias desde hace tres meses, de Janssen. La cantidad entregada por Janssen a esta empresa pública a lo largo del año 2020 asciende a 315.000 euros. Más subvenciones astronómicas como la de las empresas vinculadas a Steegmann , aunque no tanto: Asimismo, el ICS también ha recibido aportaciones económicas de la farmacéutica Pfizer en 2020, aunque en una cantidad abrumadoramente menor. La cantidad entegada en 2020 fue de 5.120 euros.

Hay que destacar que estos políticos, no sólo son políticos – y como todos unos títeres en manos de las grandes empresas y del gran capital – sino que también ocupan cargos importantes en empresas o fundaciones relacionadas con la salud. Así las farmacéuticas no sobornan indiscriminadamente a cualquier politicucho o diputado, sino a los especialistas de los partidos en sanidad quienes, antes la estúpidez, ignorancia y corrupción de sus colegas de partido, imponen los enfoques del Big Pharma. Como los partidos son jerárquicos y no se cuestionan las órdenes, votan todos en los parlamentos, gracias a la disciplina de partido, lo impuesto por la dirección, que en materia de sanidad es lo que dicta su responsable en el tema. Por eso los grandes lobby saben a quién untar para que les resulte más barato. Si a eso le sumamos el mecanismo intrínseco del parlamento y el funcionamiento de la democracia, hace que el círculo cierre y todo sea completo: un sistema en manos de una élite, diseñado para oprimir a la población y “estímulado” con pasta cuando no funciona lo suficientemente rápido o eficaz. Y esto es así en todos los países del globo, sean democracias o dictaduras.

Así en EE.UU o en el Reino Unido, por ejemplo, los grandes lobbys (armamentísticos, tecnológicos, energéticos, financieros, o en este caso farmacéuticos) dictan, o bien compran, las decisiones que toman los políticos en los respectivos parlamentos, las decisiones de los médicos, de los gobiernos y por supuesto de la OMS y de los tribunales, lo que hace – como siempre ha sido – prácticamente inútil recurrir a ellos, al menos en cuestiones de fondo o gran calado.

Como pequeña muestra, en la piel de toro el Tribunal Supremo ha avalado y autorizado la petición de la Xunta para poder exigir la presentación del ‘pasaporte covid’ a los ciudadanos que quieran acceder a interior de los locales de hostelería y de ocio nocturno en la comunidad gallega. La sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha estimado finalmente el recurso presentado por la el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo contra el auto del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que había rechazado esta medida. Esta medida de pie a que también en España se afiance, como en Francia, Italia, Israel o Australia, entre otros lugares, la dictadura sanitaria.

Fuentes

La transparencia y la innovación nuestro compromiso 2020 pftransparencia –   https://www.transparencia-pfizer.es/transparencia2018  “profesionales sanitarios” Seleccionar S Página 85, control F, “Steegmann”.

https://www.transparencia-pfizer.es/transparencia2019 “profesionales sanitarios” Seleccionar S Página 84 Control F, “Steegmann”. www.transparencia-pfizer.es www.transparencia-pfizer.es

euskalnews.com

El cuerpo humano como emisor de Bluetooth desde 2015

Este artículo fue publicado el 2 de septiembre de 2015, en él, ingenieros estadounidenses demuestran haber desarrollado una técnica que utiliza el cuerpo humano para emitir datos a través de campos magnéticos. Teniendo en cuenta la gran cantidad de personas vacunadas que están magnetizadas, es decir, que están emitiendo y recibiendo campos magnéticos (incluso Japón ha retirado 2,6 millones de viales de la vacuna de Moderna por haber encontrado metales sensibles a la imantación en ellos), ¿tienen algo que ver ambos fenómenos? Quizás en el país de los Teletubies pudiera ser una coincidencia pero conociendo mínimamente los entresijos del Poder, es ampliamente dudoso que, en el mundo real, donde la gente y la naturaleza solo es una mercancía sujeta a compra-venta, un ente a ser gestionado por un gobierno o multinacional por obra y gracia de los estados y del capitalismo, estos hechos sean mera casualidad. Pero quién sabe, como el mundo se ha vuelto – más – loco…

Ingenieros de EE.UU. han desarrollado una nueva técnica que utiliza el cuerpo humano para emitir datos de forma inalámbrica, mediante un campo magnético. La transmisión es más segura y más eficiente energéticamente que el Bluetooth.

Ingenieros eléctricos de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) han desarrollado una nueva técnica de comunicación inalámbrica que funciona enviando señales magnéticas a través del cuerpo humano.

La nueva tecnología “podría ofrecer una manera más segura y con menos gasto energético de enviar información entre dispositivos electrónicos portátiles, proporcionando una alternativa mejorada a los sistemas de comunicación inalámbrica existentes”, según los investigadores, que la han presentado en la 37ª Conferencia Anual Internacional de la Sociedad de Ingeniería Médica y Biológica IEEE, en Milán (Italia).

Si bien este trabajo es sólo una demostración de prueba de concepto, los investigadores imaginan desarrollarlo como un sistema inalámbrico de ultra baja potencia que pueda transmitir fácilmente información por el cuerpo humano. Una aplicación de esta tecnología sería una red inalámbrica de sensores de salud.

«Actualmente, los dispositivos electrónicos se transmiten información entre sí a través de Bluetooth, que utiliza una gran cantidad de energía. Estamos tratando de encontrar nuevas maneras de comunicar información por el cuerpo utilizando mucha menos energía», explica Patrick Mercier, profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación de la universidad, que dirigió el estudio. Mercier también es co-director del Centro de Sensores Llevables.

El nuevo estudio presenta una solución a algunos de los principales obstáculos de otros sistemas de comunicación inalámbrica: a fin de reducir el consumo de energía durante la transmisión y recepción de información, los sistemas inalámbricos necesitan enviar señales que pueden cruzar fácilmente el cuerpo humano.

La tecnología Bluetooth utiliza la radiación electromagnética para transmitir datos, pero estas señales de radio no pasan fácilmente a través del cuerpo y por lo tanto requieren un impulso de energía para ayudar a superar esta obstrucción de la señal, o «pérdida de trayectoria.»

Campo magnético

En este estudio, los ingenieros eléctricos han probado una técnica llamada comunicación por campo magnético a través del cuerpo humano, que utiliza el cuerpo como un vehículo para transmitir energía magnética entre dispositivos electrónicos.

Una ventaja de este sistema es que los campos magnéticos son capaces de pasar libremente a través de los tejidos biológicos, así que las señales se comunican con pérdidas de trayectoria mucho más bajas y potencialmente, un consumo de energía mucho menor.

En sus experimentos, los investigadores demostraron que la comunicación magnética funciona bien en el cuerpo, pero probaron el consumo de energía de la técnica. Eso sí, mostraron que las pérdidas de trayectoria eran más de 10 millones de veces más bajas que las del Bluetooth.

Un menor consumo de energía también provoca una mayor duración de la batería. «Un problema con dispositivos portátiles como los relojes inteligentes es que tienen tiempos de funcionamiento cortos, ya que usan baterías pequeñas. Con este sistema de comunicación, esperamos reducir significativamente el consumo de energía, así como la frecuencia con que los usuarios necesitan recargar sus dispositivos», dice Jiwoong Park, estudiante de doctorado y primer autor del estudio, en la nota de prensa de la universidad.

Los investigadores también señalaron que esta técnica no plantea riesgos graves para la salud. Dado que esta técnica está diseñada para aplicaciones en sistemas de comunicación de potencia ultra baja, se espera que la potencia de transmisión de las señales magnéticas enviadas a través del cuerpo sean mucho menores que las de escáneres de resonancia magnética y dispositivos de implantes inalámbricos.

Otra ventaja potencial es que podría ofrecer más seguridad que las redes Bluetooth, que envían datos por el aire, por lo que cualquier persona situada a 9 metros puede espiarlos. En cambio, el cuerpo humano es menos vulnerable, y la comunicación magnética es fuerte en el cuerpo, pero disminuye drásticamente fuera de él (tampoco se transmite de una persona a otra).


Prototipo

Los investigadores construyeron un prototipo para probar la técnica, consistente en cables de cobre aislados con tubos de PVC. En un extremo, los cables de cobre están conectados a un analizador externo y en el otro, los cables están envueltos en espirales en torno a tres áreas del cuerpo: la cabeza, los brazos y las piernas. Estas bobinas sirven como fuentes de campos magnéticos y son capaces de enviar señales magnéticas de una parte del cuerpo a otra usando el cuerpo como una guía.

Con este prototipo, los investigadores fueron capaces de demostrar y medir la baja pérdida de trayectoria de las comunicaciones brazo a brazo, brazo a cabeza, y brazo a pierna.

Una limitación de esta técnica es que los campos magnéticos requieren geometrías circulares para propagarse por el cuerpo humano. Dispositivos como relojes inteligentes, diademas y cintas funcionarían bien con este sistema, pero no un pequeño parche puesto en el pecho para medir la frecuencia cardíaca, por ejemplo.

Mientras la aplicación portátil pueda envolver una parte del cuerpo, la técnica debería funcionar, según los investigadores.

Carlos Gómez Abajo.
(Fuente: https://tendencias21.levante-emv.com/)

Las pandemias modernas siguen el mismo patrón: primero el sida y ahora el covid

[…] El 11 de marzo de 2020, en un giro de 180 grados, significó un momento culminante del terror capitalista, el cual ya había realizado una prueba similar en 1980 con el que entonces nombró Síndrome de inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) atribuida a un supuesto virus: el Virus de inmunodeficiencia Humana (VIH), el culpable del cual decían que era el “mono verde” de África. Del mismo modo que ahora el culpable es otro animalillo: el “murciélago” chino.

Desde el año 1969 (1 de octubre) se aceptó la comercialización de un potente antibiótico de nueva generación; el compuesto por Sulfametoxazol y Trimetoprima, de la multinacional Glaxo (1).

Los efectos adversos de este compuesto químico son: hiperpotasemia (nivel elevado de potasio). También candidiasis, dolor de cabeza, náuseas, diarrea y erupciones cutáneas. Pero además se han asociado un conjunto enorme de efectos secundarios de afectación de la medula ósea y las células que aquí se producen como leucopenia, trombocitopenia, agranulocitosis, anemia de varios tipos (megaloblástica, aplásica o hemolítica), metahemoglobinemia (incapacidad de la hemoglobina para transportar el oxígeno), púrpura (manchas rojizas en la piel)… También se ha asociado a la llamada enfermedad del suero que es una reacción de hipersensibilidad parecida a una alergia y con anafilaxis en personas predispuestas. Miocarditis, angioedema, vasculitis alérgica, periarteritis nodosa o lupus eritematoso sistémico, hipoglucemia, hiponatremia, falta de apetito, así como depresión, alucinaciones, meningitis aséptica, convulsiones, neuritis periférica, ataxia, vértigo, acúfenos, mareos, tos, dificultad para respirar, infiltrados pulmonares, glositis y estomatitis, colitis pseudomembranosa o pancreatitis. Trastornos hepatobiliares y produce fotosensibilidad con dermatitis exfoliativa, erupción fija medicamentosa que puede llegar a un eritema multiforme.

Por los datos disponibles, parece que el primer foco de este síndrome surgió en la ciudad de San Francisco en Estados Unidos, entre el colectivo de homosexuales, muy numeroso en esta ciudad. Por los datos recogidos, este colectivo era muy propenso al consumo de drogas al mismo tiempo que la ingesta continuada desde hacía años de Septrin como “profilaxis” ante enfermedades de transmisión sexual.

Las primeras fotografías de supuestos enfermos por el SIDA, que llenaron los medios de comunicación, eran de personas drogadictas y homosexuales con el Sarcoma de Kaposi, una enfermedad cancerosa de la piel que llena de llagas el tejido cutáneo. He aquí uno de los primeros interrogantes sobre la relación de los efectos secundarios del sulfametoxazol y trimetoprima mencionados antes sobre el tejido cutáneo y otras afecciones con el nombrado “síndrome”, es decir un conjunto de síntomas.

La operación posterior fue “inventar” en 1985 un test denominado Elisa para determinar si una persona estaba “infectada” por un anónimo virus que nadie había aislado. Millones, miles de millones de test y autotest inundaron el mundo entero, y el pánico se convirtió en una “normalidad”. Pero la operación no estaba cerrada. A continuación una gran operación creada por los lobbies farmacéuticos consiguió que “científicos” al servicio de los mismos hicieran de caja de resonancia de un producto que decían “salvaría la humanidad”: se trataba de un antirretroviral, el AZT (Azidothymidine) que era comercializado años atrás por el laboratorio Sigma y que a un lado de la caja y con el dibujo de una calavera, indicaba “Tóxico por inhalación, en contacto con la piel o tragándolo. Órganos objetivo: sangre, médula ósea. Si se siente mal, busque consejo médico (muestre el hashtag donde sea posible). Use ropa protectora adecuada”. Y debajo: “Solo para uso en laboratorio. No como medicamento u otros usos” (2).

Continue reading Las pandemias modernas siguen el mismo patrón: primero el sida y ahora el covid

“Vacunas” de ARNm, eugenesia y el impulso del transhumanismo

Ryan Matters

El despliegue mundial de las “vacunas” de ARNm forma parte de una agenda mucho más amplia que abarca la eugenesia y el transhumanismo. Esta agenda está financiada y promovida por una red de instituciones mundiales, políticos y tecnócratas multimillonarios. 

En 1989, investigadores del Instituto Salk de California publicaron un documento en el que detallaban cómo habían desarrollado un sistema de transfección de ARN que podía “introducir directamente el ARN en tejidos enteros y embriones”. El concepto de utilizar el ARN como fármaco se describe por primera vez en este documento, lo que lo convierte en el trabajo inicial que sentó las bases para décadas de investigación posterior en este ámbito. En la sección “Discusión” del documento se afirma que: 

El método de ARN/ lipofectina puede utilizarse para introducir directamente el ARN en tejidos enteros y embriones (R.W.M., C. Holt e I.M.V., resultados no publicados), lo que plantea la posibilidad de que la transfección de ARNm mediada por liposomas pueda ofrecer otra opción en la creciente tecnología de liberación de genes eucariotas, opción que se basa en el concepto de utilizar el ARN como fármaco

Uno de los investigadores del Instituto Salk que aparece en el documento es el Dr. Robert W. Malone, un científico que recientemente ha sido censurado en las redes sociales por advertir sobre los posibles peligros de las vacunas de covid-19. Se podría argumentar que no hay ningún experto más cualificado para advertirnos sobre los peligros de las inyecciones de ARNm que el hombre que ayudó a ser precursor en la tecnología, sin embargo, las grandes empresas tecnológicas decidieron que estaba exponiendo “información errónea”, porque, bueno, por lo visto saben más. 
La investigación de Malone, que dio lugar a un procedimiento que podría utilizarse para “transfectar eficazmente ARN en las células humanas” utilizando un “lípido catiónico sintético”, fue apoyada por subvenciones de la Sociedad Americana del Cáncer y el Instituto Nacional de Salud (que actualmente tienen una participación en la vacuna de ARNm de Moderna, mostrando su lealtad a la tecnología; más adelante se hablará de ello). 
Aunque las contribuciones de Malone al desarrollo de la tecnología del ARNm son bien conocidas y están bien documentadas, Wikipedia decidió eliminar toda mención a él de su entrada “vacuna de ARN” poco después de que el científico empezara a hablar sobre los peligros de las apresuradas vacunas covid. La versión del artículo del 14 de junio mencionaba a Malone por su nombre 3 veces y citaba su trabajo 6. La versión actual del artículo no lo menciona y cita su trabajo sólo 3 veces. 
Sin embargo, esto no es sorprendente teniendo en cuenta el sesgo documentado de Wikipedia hacia la industria farmacéutica. Mucho más interesante es la institución que produjo la investigación en primer lugar: el Instituto Salk. El Instituto Salk, que lleva el nombre de Jonas Salk, el creador de la vacuna antipoliomielítica Salk, se construyó en 1962 gracias a la financiación de la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil, hoy conocida como March of the Dimes (Marcha de los Niños). 
La March of the Dimes (MOD) se creó en 1937 con la misión de erradicar la poliomielitis y durante una época en la que el establecimiento eugenésico ya era un elemento destacado, aunque todavía no popular, del panorama sanitario estadounidense. La teoría de la eugenesia se basa en la idea de que la procreación selectiva puede conducir a la “mejora” gradual de la raza humana y que ciertas familias son aptas para dirigir la sociedad en virtud de sus genes “superiores”. 
En aquella época, las principales organizaciones eugenistas del país eran la Sociedad Americana de Eugenesia (AES) y la Sociedad Americana de Eugenesia Humana (ASHE), financiadas por las familias Rockefeller, Carnegie y Harriman, así como el Instituto Rockefeller de Investigación Médica. Cabe señalar que los Rockefeller fueron fundamentales en la financiación y promoción de la eugenesia en todo el mundo. El movimiento eugenésico promovió el apareamiento selectivo, la inseminación artificial y la esterilización y eutanasia obligatorias como medios importantes para eliminar a los llamados seres humanos “inferiores”. 

Continue reading “Vacunas” de ARNm, eugenesia y el impulso del transhumanismo

Internet de los cuerpos: el fin de la autonomía corporal

Nuestro mundo interconectado y globalizado funciona con Internet. No hace mucho tiempo, para conectarse a Internet era necesario acceder a un ordenador conectado físicamente a un router. Luego, la tecnología inalámbrica y el auge de los teléfonos inteligentes pusieron Internet en el bolsillo de todos. Además de esto se construyó el llamado Internet de las Cosas (IoT), que incluye cosas desde electrodomésticos hasta municiones con sensores, software y otras tecnologías para conectarse e intercambiar datos con otros dispositivos y sistemas a través de Internet de forma inalámbrica.

Las mismas tecnologías y conceptos en los que se basa la IoT están entrando en un nuevo escenario denominado Internet de los Cuerpos, en el que el propio cuerpo humano estará en línea, lo que podría acabar con el concepto de autonomía corporal tal y como lo conocemos.

En la era de los mandatos de vacunación, el tema de la autonomía corporal está candente. Una de las partes cree que toda la humanidad debe someterse a una inyección experimental. Los demás creemos que la capacidad de decidir por uno mismo lo que ocurre o no con su cuerpo es un derecho fundamental y lo que lo convierte en un derecho es evidente. Pero los mandatos de vacunación son sólo una batalla en la guerra contra la autonomía corporal. Hay una batalla mayor que librar contra la agenda de conectar el cuerpo humano a Internet.

Internet de los Cuerpos (IoB) ha entrado recientemente en el léxico -aunque la idea de utilizar el cuerpo humano para generar productos, recursos y datos no es nueva- y es exactamente lo que parece: “Una red de cuerpos humanos cuya integridad y funcionalidad dependen, al menos en parte, de Internet y de tecnologías relacionadas, como la inteligencia artificial”, escribe Andrea M. Matwyshyn, miembro del Atlantic Council, en la William & Mary Law Review. “Esto desafiará las nociones de autonomía humana y autogobierno”.

Otro de los primeros ejemplos de su uso parece provenir de una oscura revista militar rumana, Land Forces Academy Review. En la edición de octubre de 2019 de la Revista, hay un artículo titulado “DE LA DIGITALIZACIÓN DEL CUERPO HUMANO A INTERNET DEL CUERPO HACIA UNA NUEVA DIMENSIÓN DE LAS OPERACIONES MILITARES”, de Vasile Florin Popescu, de la Universidad de Defensa Nacional de Rumanía. Aunque se trata de una fuente oscura, este breve informe resume perfectamente la trayectoria evidente de esta tecnología. No es de extrañar que, desde los primeros días de la conceptualización de Internet de los Cuerpos, las aplicaciones militares de dicho concepto hayan estado en LA VANGUARDIA.

Continue reading Internet de los cuerpos: el fin de la autonomía corporal

Los virólogos llevan décadas modificando patógenos para hacerlos más peligrosos

Nota de Terra Indomita: Un virus es un paquete de información genética envuelta en una proteína. Los virus no infectan, el cuerpo recibe una información y reacciona en consecuencia, generalmente regulándose, por lo que a veces pueden aparecer síntomas de lo que se suelen llamar “enfermedades”. Achacarlas al virus es como culpar de las malas noticias al mensajero, que es lo que son los virus. Así mismo los virus no se transmiten entre especies, al menos de manera natural. La teoría microbiana, de Koch, Pasteur y compañía, se ha demostrado falsa. Hay transmisión colectiva y si la homeostasis interna no está en equilibrio, los microbios pueden aparecer, siendo la consecuencia y no la causa de la “enfermedad”. Ahora bien, cuando se juega en laboratorios con virus o bacterias, insertándoles sustancias u otros virus o bacterias, pueden volverse un peligroso factor patógeno que puede hacer mella en un cuerpo en desequilibrio. Esta tesis la mantenemos en este blog, así como también la mantiene la revista Discovery Salud, uno de cuyos interesantes artículos reproducimos a continuación, y es en este contexto y contemplando lo explicado en esta nota como debe interpretarse y entenderse dicho artículo a nuestro juicio.

Los virólogos llevan años jugando con fuego al investigar la “ganancia de función” en su intento de conseguir que algunos patógenos puedan infectar a los humanos con mayor facilidad. Se trata de prácticas que plantean importantes riesgos de bioseguridad y de ahí que en octubre de 2014 se impusiera en Estados Unidos una moratoria para ello que, sin embargo, Donald Trump levantó en diciembre de 2017. Lo insólito es que según recientes denuncias durante ese periodo -entre 2014 y 2016- el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas que dirige Anthony Fauci continuó financiando esa investigación en el famoso laboratorio avanzado de Wuhan desde donde se dice que habría escapado el SARS-CoV-2 y para ocultarlo lo hizo a través de la organización no gubernamental EcoHealth Alliance. Es más, en la investigación sobre nuevos virus también está implicado Google y eso explica que desde hace meses censure todo lo que se publica sobre la posibilidad de que el presunto coronavirus se escapara del Laboratorio Nacional de Bioseguridad del Instituto de Virología de Wuhan. ¿Sabía que desde hace al menos dos décadas hay científicos trabajando con virus, bacterias y hongos -además de con toxinas- para hacerlos mucho más patógenos y puedan convertirse en armas de guerra biológica? Pues es así y se basa en la denominada «ganancia de función» (GOF por sus siglas en inglés de «gain of function»). Obviamente la excusa es que se investigan de forma preventiva para buscar métodos que permitan contrarrestarlos en caso de que otro país los tenga y decida usarlos así como para tener un medio de defensa en caso de que su superior patogenicidad se debiera a causas naturales. Vamos, para fabricar antídotos, fármacos e incluso vacunas si aparecieran.

La ganancia de función busca básicamente potenciar las consecuencias nocivas de agentes biológicos (virus, bacterias y hongos) y toxinas, evitar que el sistema inmune pueda defenderse, aumentar su estabilidad, transmisibilidad y capacidad de diseminación, crear quimeras, recuperar patógenos extintos, alterar el tipo de hospedadores y conseguir que en lugar de afectar a un animal afecten a otros.

Continue reading Los virólogos llevan décadas modificando patógenos para hacerlos más peligrosos