Científicos, vacunas y WEF: triángulo del terror

El muy políticamente correcto The Telegraph no tiene miedo en causar un gran revuelo. En su edición del 14 de mayo, concedió la palabra a los miembros del grupo científico del comportamiento en tiempos de Covid para que puedan “expresaran sus arrepentimientos” acerca a los métodos ” contrarios a la ética” y “totalitarios” utilizados por el gobierno de Boris Johnson.

En un extenso artículo, The Telegraph revela que “los científicos del comité (SPI-B) que promovieron el uso del miedo para controlar el comportamiento de la gente durante la pandemia de  covid han admitido que su trabajo era “contrario a la ética” y “totalitario”.”

El SPI-B es uno de los subcomités que aconseja al Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE), dirigido por Sir Patrick Vallance, principal asesor científico de Boris Johnson.

Fue en un libro de Laura Dodsworth, que pasó un año investigando las tácticas del gobierno, titulado A State of Fear (Un estado de miedo), que trata del papel de la psicología en la respuesta del gobierno británico al covid-19, donde estos científicos expresaron su arrepentimiento.

“El SPI-B”, relata The Telegraph, advirtió en marzo del año pasado que los ministros debían elevar el “nivel percibido de amenaza personal” de Covid-19 porque “un número considerable de personas aún no se sentían suficientemente amenazadas personalmente”. Gavin Morgan, psicólogo del equipo, ha declarado: “Está claro que utilizar el miedo como medio de control no es ético. Utilizar el miedo huele a totalitarismo. No es una posición ética para ningún gobierno moderno. Por naturaleza, soy una persona optimista, pero todo esto me ha dado una visión más pesimista de la gente”. “

Y The Telegraph continúa con estas revelaciones, que describen un régimen en marcha hacia el totalitarismo:

“Otro científico del SPI-B también relató a la Sra. Dodworth: ”En marzo [de 2020], el gobierno estaba muy preocupado por el consentimiento y pensaba que la gente no querría estar encerrada. Hubo debates sobre la necesidad del miedo para propiciar el consentimiento, y se tomaron decisiones sobre cómo aumentar el miedo. La forma en que hemos utilizado el miedo es distópica. El uso del miedo ha sido definitivamente cuestionable desde el punto de vista ético. Ha sido como un extraño experimento. Al final, esto se volvió  ene su contra porque la gente se asustó demasiado”.

Otro miembro del SPI-B ha declarado: “Se podría llamar a esta psicología “control mental”. Eso es lo que estamos haciendo… está claro que intentamos hacerlo de forma positiva, pero en el pasado se ha utilizado de forma negativa”.

Uno de ellos advirtió que “la gente está utilizando la pandemia para tomar el poder e imponer cosas que de otro modo no ocurrirían… Tenemos que tener mucho cuidado con el autoritarismo que se instala”.

(…)

Además de las advertencias obvias sobre el peligro del virus, el gobierno ha sido acusado de alimentar al público con un régimen continuo de malas noticias, como las muertes y las hospitalizaciones, sin poner nunca las cifras en contexto con las informaciones sobre el número de casos que se han recuperado, o si el número de muertes diarias está por encima o por debajo de las medias estacionales.

Otro miembro del SPI-B afirmó haber estado “asombrado por la militarización de la psicología del comportamiento” durante la pandemia, y que “los psicólogos no parecieron darse cuenta cuando esto dejó de ser altruista y se convirtió en manipulador”. Tienen demasiado poder y eso los embrutece”.

Steve Baker, vicepresidente Covid Recovery Group of Tory MPs, (miembro de los diputados tories, dijo: ”Si es cierto que el Estado ha tomado la decisión de aterrorizar al público para que se conforme a las reglas, esto plantea cuestiones muy serias sobre el tipo de sociedad en la que queremos convertirnos”. ”Si somos realmente sinceros, ¿temo que la política actual del gobierno esté jugando con las raíces del totalitarismo? Sí, claro que es eso”. “

El artículo británico afirma además que “los ministros han sido acusados en repetidas ocasiones de aumentar la amenaza de la pandemia para justificar los cierres y coaccionar al público para que los cumpla, una afirmación que será examinada por la próxima investigación pública sobre la respuesta a la pandemia”.

Esta informaciones proceden del Reino Unido, pero se corresponde perfectamente con la manipulación psicológica por el miedo que ha promulgado el gobierno de Macron, Veran y compañía. La fábrica del consentimiento, llamada así por el magistral libro de Noam Chomsky, una fábrica que produce, en el sentido más estricto de la palabra, consentimiento, aceptación, sumisión, este “lavado de cerebro en libertad”, ha encontrado adeptos en una parte importante de las élites políticas occidentales actuales, pequeños tiranos en ciernes.

“No olvidemos”, advierte Chomsky, que analiza estos mecanismos de dominación, “cómo se impone siempre una ideología. Para dominar, la violencia no es suficiente, se necesita una justificación de otro tipo. Así, cuando una persona ejerce el poder sobre otra -ya sea un dictador, un colono, un burócrata, un marido o un jefe- necesita una ideología justificativa, que siempre es la misma: esta dominación se hace “por el bien” del dominado. En otras palabras, el poder siempre se presenta como altruista, desinteresado, generoso. “

Confinamientos , máscaras, vacunación, el distanciamiento social, la manipulación a través del miedo es la herramienta del consentimiento del pueblo…

Pero la campaña de terror no queda aquí, ahora la continúa y amplifica el Foro Económico Mundial, áplicándola a su ámbito, el económico. Así, si los científicos nos aterrorizaron con virus, muertos y medidas sanitarias, los jerifaltes de las finanzas lo hacen con la miseria económica, en este caso con el despido a quienes no se sometan a las medidas sanitarias

El Foro Económico Mundial indicó el lunes que apoya que los empleados se vean obligados a elegir entre tomar una de las controvertidas vacunas de Covid o el desempleo si eligen no vacunarse. Después de una intensa reacción violenta, eliminaron su tweet y subieron otro con el mismo gráfico y una frase distinta.

“Obtenga su vacuna de COVID-19, o podría enfrentar las consecuencias de su empleador # COVID19 # JobsReset21”, decía el tweet original publicado el lunes. El tweet fue acompañado por un gráfico colorido que muestra los supuestos números de encuestas de las empresas que despedirían a los empleados por no tomar la vacuna.

Un artículo en el sitio web del WEF que estaba vinculado en la publicación hizo varias afirmaciones basadas en datos de encuestas como, “El cuarenta por ciento de las empresas encuestadas en un nuevo informe requieren que todos los empleados se vacunen contra COVID-19”“Se alentará a los empleados pero el 32% de las empresas no requiere recibir un golpe” y, Los problemas de salud mental y el agotamiento han aumentado en la agenda desde el inicio de la pandemia” 

“Obtenga su vacuna COVID-19 – o podría enfrentar las consecuencias de su empleador. #COVID19 #JobsReset21”

Después de recibir una intensa reacción violenta en el tweet, el WEF lo eliminó y silenciosamente hizo una publicación con el mismo gráfico y el enlace, pero con una frase diferente el martes: Encuesta: ¿Se requerirá que los empleados se vacunen contra el COVID-19? # COVID19 # JobsReset21”. Los comentarios de la nueva publicación se completaron rápidamente con capturas de pantalla del primer tweet eliminado.

La información del sitio web del WEF describe algunos de los temas que se debatirían en el foro Jobs Reset de 2021 en Ginebra, Suiza, como la “Lucha contra el racismo sistémico: 56 empresas forman una coalición mundial para llevar la justicia racial al lugar de trabajo”, descrito como una “nueva iniciativa del Foro apoyada por líderes corporativos que tiene como objetivo establecer nuevos estándares globales para la justicia racial y étnica en los negocios”. Sin embargo el Foro aplazó su reunión a finales de verano, reubicándola en Singapur ,para finalmente cancelarla y reunirse a puerta cerrada en el Vaticano en este mismo mes de mayo, donde, sin la presencia de medios de comunicación (algo inusual pues las reuniones del WEF son siempre muy mediáticas, incluso se televisan), han tomado sus decisiones y sacado sus conclusiones, una de ellas apoyar que las patronales puedan obligar a sus trabajadores a vacunarse.

Según Bloomberg, el Foro Económico Mundial finalmente decidió cancelar su evento anual, que suele celebrarse en Davos (Suiza), pero que ante la crisis del coronavirus se reprogramó para finales del verano en Singapur. La reunión, que habitualmente se celebra cada año en enero, estaba originalmente programada para el mes de mayo en Suiza pero se reprogramó a Singapur. Pero esto no impidió que las élites globalistas que impulsan el Gran Reinicio se reunieran en el Vaticano, en un ambiente más bien de secretismo, como advierten National Catholic Register y el insider (informante) de la Logia (masónica) Propaganda Due, Leo Zagami [1]:

Lo que la mayoría de la gente no sabe es que el Vaticano acogió este año el Foro Económico Mundial en secreto, en una conferencia a puerta cerrada celebrada el viernes y titulada ‘Soñar con un mejor reinicio’ [ ‘Dreaming of a Better Restart.’ ], que se centró en temas del Gran Reseteo, como el cambio climático y la redistribución de la riqueza.” […]

Schwab y la élite de Davos tardaron unos seis años en ver cómo su ideología del Gran Reseteo crecía desde una diminuta semilla suiza en 2014 hasta una superflor europea que polinizaba todo el globo en 2020, y ahora, en 2021, los jesuitas del Vaticano están dando todo su apoyo a este proyecto organizando una reunión no oficial del Foro Económico Mundial en el Vaticano tanto en modalidad remota como en persona.

El histórico evento, que los medios de masas han mantenido en secreto, contó con la participación de altos funcionarios de la administración Biden. Asistieron los ministros de finanzas de México, Alemania, Francia, España, Italia y Argentina, economistas de izquierda y los directores del Banco Mundial, la Unión Africana, la Fundación Rockefeller y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Papa Francisco dio la bienvenida al evento a John Kerry en persona, y la Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Janet Yellen, se dirigió al foro en línea.

Debido al carácter secreto no oficial de este evento, la conferencia de alto nivel celebrada el viernes por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PASS) y la Pontificia Academia de Ciencias (PAS) estuvo cerrada a la prensa y no fue retransmitida en directo por los canales de comunicación de Vatican News, como es habitual.”

En diciembre de 2020, los representantes de los tres proyectos globales de la élite occidental —Nueva Babilonia (Nueva York), Nueva Jerusalén (Londres) y el Vaticano jesuita— refrendaron de manera pública su alianza para impulsar la agenda maltusiana del fascismo verde (más conocida como Gran Reinicio) disfrazándola de iniciativa para “redefinir el capitalismo” y “aprovechar el sector privado para crear un sistema económico más inclusivo, sostenible y confiable” a través del “Consejo para un Capitalismo Inclusivo”.

Así es cómo las élites nos están aterrorizando, todo ello reconocido por los científicos británicos responsables de ese terror como por las declaraciones públicas del WEF, apoyando el chantaje y la coacción de los explotadores del trabajo ajeno.

 

Fuentes:

Trikooba.com

WEFNationalFile

mentealternativa.com

Francesca de Villasmundo médias-presse